Casetas de jardín: ¿madera, PVC o chapa?

Sigue esta sencilla y práctica guía para comparar materiales y elegir la mejor casa para ti


Si quieres optimizar tu espacio y encontrar un lugar cómodo para guardar tus herramientas, bicicletas y muebles de exterior, las casetas de jardín son la opción perfecta para guardar todas tus pertenencias a salvo del clima y las condiciones meteorológicas.

Pero, hay todo tipo de casetas y cobertizos Entonces… ¿Qué caseta deberías elegir?¿De madera, PVC o chapa?
A menudo es sólo una cuestión de estética, pero en otros casos depende del clima en el que se va a construir y del uso que se le va a dar.

En esta sencilla y práctica guía podrás aprender más sobre los materiales y encontrar la caseta de jardín que mejor se adapte a tus necesidades.

CASETAS DE MADERA PARA JARDÍN


caseta de jardin de madera

Funcionales y fácilmente adaptables a cualquier entorno exterior, los cobertizos de jardín de madera se encuentran entre los más resistentes del mercado.

Dependiendo del tipo de madera con el que estén fabricados y del grosor de cada panel, garantizan un mayor o menor grado de durabilidad, pero también son una garantía de resistencia a la intemperie.

Una de las mayores ventajas de la madera es su capacidad de aislamiento térmico: en verano, la casa no absorbe un calor excesivo y en invierno mantiene una temperatura suave. Esto hace que sea adecuada para una gran variedad de usos.

Además de ser un espacio de almacenamiento perfecto, la caseta de madera puede ser un espacio para proyectos de bricolaje, invernaderos para plantas o incluso una casa de invitados para pasar el tiempo.

El mantenimiento requerido es periódico pero no frecuente. Si te decides por una casa de madera, te recomendamos que la pintes al menos cada dos años con un impregnante al agua para dejar los poros de la madera abiertos y mantener su aspecto natural y vivo frente a los signos de deterioro.

Ideales para su uso en el exterior y para mantener todos sus objetos almacenados de forma segura y ordenada, las casetas están disponibles en una variedad de acabados y tamaños para adaptarse a tus necesidades. Muchos modelos tienen un suelo incluido. El montaje es más exigente que el de los materiales más ligeros, como el PVC.

CASETAS DE JARDÍN DE PVC


caseta-pvc

Si buscas un cobertizo que sea a la vez duradero y elegante, puedes optar por uno de PVC (cloruro de polivinilo). Se adaptan perfectamente a los ambientes cuidados y de moda y pueden variar de tamaño en función de su uso.
Una de las principales ventajas de las casetas de PVC es, sin duda, su resistencia, gracias a la doble pared de la que suelen estar dotadas, que garantiza la durabilidad y una óptima resistencia a la intemperie.

Además, el montaje de la casa es bastante sencillo y, en el caso de una casa de una sola pieza, ni siquiera es necesario.

El pvc la hace apta para almacenar todo tipo de materiales y no requiere ningún mantenimiento especial: un lavado con detergente de vez en cuando es suficiente para eliminar la pátina de la intemperie del techo y las paredes.

Los cobertizos de pvc son resistentes a los impactos, la abrasión, la humedad y el calor, incluso a los fenómenos atmosféricos como el granizo y el sol, que alteran imperceptiblemente la estructura.

Algunos modelos están equipados con un suelo resistente a la fuerte presión, que mantiene la estructura montada y fácilmente transportable por varias personas sin necesidad de desmontarla.

En comparación con la madera, el PVC no aísla perfectamente del calor y el frío, por lo que no es adecuado para crear espacios habitables como un anexo, una pequeña oficina o incluso un dormitorio.

CASETAS DE JARDÍN DE CHAPA


caseta de jardin de metal

Las casetas de jardín de chapa metálica están fabricadas con metales ligeros pero resistentes y duraderos. La función ideal es la de almacenar herramientas y maquinaria. Los modelos más grandes pueden incluso servir como garajes para los coches, creando un entorno ordenado y espacioso.

En comparación con las casetas de madera, no son térmicamente aislantes y, por lo tanto, son adecuadas para lugares donde no hay grandes diferencias de temperatura entre una estación y otra. Para evitar esto, la mayoría de los cobertizos metálicos están hechos de paneles aislados.

En términos de coste, las casetas de chapa son las más baratas y están disponibles en una gran variedad de tamaños, por lo que puedes optimizar incluso los espacios pequeños para adaptarlos a tus necesidades. Otra gran ventaja es el mantenimiento, que para este tipo de estructuras es realmente esporádico.


Ahora que conoces todos los pros y los contras de las casetas de jardín, estás listo para elegir la que mejor se adapte a tu espacio.

 

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Notas Relacionadas

Puede Interesarte...
Botón volver arriba