La clorosis en plantas se manifiesta por un amarillamiento progresivo de las hojas, que pierden su clorofila, lo que conduce a un debilitamiento de la planta afectada. Suele aparecer a finales de verano, pero puede estar presente todo el a√Īo en plantas de hoja perenne.

Esta ficha práctica explica cómo diagnosticar, prevenir y combatir la clorosis.

ūüí°¬†Clorosis en plantas: ¬ŅQu√© es y qu√© la causa?

Cuando una planta se ve afectada por la clorosis, sus hojas pierden gradualmente su color verde y adquieren un tono amarillo p√°lido. Seg√ļn la especie y la intensidad de la clorosis, esta decoloraci√≥n es m√°s o menos grave y extensa.

Las causas que pueden impedir la síntesis de clorofila son numerosas y pueden ser más de una al mismo tiempo:

  • Un suelo inadecuado para la planta en cuesti√≥n, por ser demasiado calc√°reo, demasiado compacto o con estancamiento de humedad.
  • Carencias de sales minerales, como el hierro o el manganeso (y tambi√©n de zinc, magnesio, potasio y f√≥sforo), o de nitr√≥geno. Estas deficiencias son raras en plena tierra, pero comunes en los cultivos en maceta.

El fósforo, el potasio y el nitrógeno son esenciales para el crecimiento y la fructificación de las plantas.

Las principales especies afectadas son:

  • Plantas cultivadas en macetas, las primeras en ser atacadas;
  • Plantas de brezo, rosales;
  • Vides;
  • √Ārboles o arbustos frutales (c√≠tricos, perales, membrillos, melocotoneros‚Ķ).

1 Diagnosticar la presencia de clorosis

Infografia falta de nutrientes en las plantas

Síntomas generales


La clorosis puede producirse tanto en las hojas adultas como en las jóvenes.
  • La decoloraci√≥n comienza en el limbo, luego contin√ļa hacia la punta antes de progresar hacia el ped√ļnculo, donde queda un poco de verde en forma de V.
  • Las carencias m√ļltiples s√≥lo pueden identificarse con precisi√≥n mediante el an√°lisis mineral de las hojas de varios meses.
  • Las plantas afectadas por la clorosis se debilitan y crecen mal.

S√≠ntomas de clorosis seg√ļn la carencia


Las carencias de nitrógeno, así como de fósforo, magnesio o potasio, afectan primero a las hojas más viejas, mientras que las carencias de hierro y zinc afectan primero a las hojas más jóvenes.
  • Carencia de nitr√≥geno:
    Toda la hoja se decolora, con las nervaduras incluso m√°s p√°lidas que el limbo.
  • Carencia de f√≥sforo:
    Provoca la deformación de los frutos y el pardeamiento de las hojas.
  • Carencia de magnesio:
    Hace que las hojas se vuelvan amarillas, luego marrones y se caigan.
  • Carencia¬†de hierro (clorosis f√©rrica) y zinc:
    Son más notables en las hojas jóvenes, que no se desarrollan y cuyas nervaduras permanecen verdes.

Todo sobre la Clorosis Férrica clorosis ferrica

Clorosis en los cítricos


En la mayor√≠a de nuestras regiones, los c√≠tricos suelen cultivarse en macetas. Al vivir durante muchos a√Īos, se ven afectados muy a menudo por la clorosis, causada por las carencias de minerales y nitr√≥geno.
  • La carencia de nitr√≥geno puede producirse en un cultivo de maceta algo viejo que no ha recibido suficientes nutrientes (abono, etc.). En el caso de un cultivo al aire libre, es m√°s probable que se deba a una enfermedad f√ļngica, la phytophthora, que afecta a la planta o plantas (enfermedad de la ra√≠z, el tronco o las ramas).
  • La carencia de zinc, que es frecuente en los brotes j√≥venes, se nota por una decoloraci√≥n de las superficies entre las nervaduras, que permanecen verdes, as√≠ como por una banda estrecha pegada a lo largo de estas nervaduras. Adem√°s, estas hojas son m√°s peque√Īas y se mantienen erguidas de forma caracter√≠stica.
  • La carencia de manganeso se diferencia de la de zinc en que se mantiene el tama√Īo y la forma normales de las hojas.

2 Prevenir la Clorosis en Plantas

citricos con clorosis

La s√≠ntesis de la clorofila, un proceso esencial en el desarrollo de las plantas, necesita luz, pero tambi√©n oligoelementos (minerales en forma de sales minerales en peque√Īas cantidades) y nitr√≥geno para funcionar correctamente.

Si las plantas se cultivan correctamente en plena tierra, no debería haber deficiencias y, por consiguiente, no debería haber clorosis.

Un suelo enriquecido regularmente con compost o con restos de plantas, y también rico en microorganismos, lombrices e insectos, favorece el buen crecimiento de las plantas. En el caso de los cultivos muy hambrientos, un abono orgánico completará estos aportes.

Un suelo demasiado calcáreo y compacto, así como un riego demasiado abundante con agua demasiado calcárea, dificultan la absorción de estos oligoelementos. Algunas plantas en particular, como las de brezo (hortensias, rododendros y azaleas o camelias…), no crecen en suelos calcáreos. Este es también el caso de los laureles cereza, los eleagnus, las weigelias…

Para este tipo de plantas, la adición de tierra de brezo no será suficiente para evitar la aparición de clorosis. Por lo tanto, puedes elegir entre:

  • Elegir otras especies adaptadas a tu suelo;
  • Plantarlas en un contenedor (o un volumen equivalente excavado y aislado en el suelo) lleno de tierra de brezo.

Para prevenir la aparición de clorosis :

  • Es conveniente conocer la naturaleza del suelo que se cultiva. Para ello, puedes:
    • Realizar t√ļ mismo un an√°lisis aproximado del suelo con un ‚Äúkit de an√°lisis‚ÄĚ disponible en el mercado;
    • Utilizar los servicios de un laboratorio.
  • Averigua tambi√©n los requisitos del suelo y las preferencias de las especies que quieres plantar.
  • Algunas prefieren suelos √°cidos y otras suelos calc√°reos b√°sicos.

La mayoría de las especies no toleran demasiada agua, lo que puede acabar cambiando las cualidades físicas y químicas del suelo. El suelo ya no podrá almacenar los nutrientes esenciales para el crecimiento de las plantas, cuyas hojas se volverán amarillas.

  • No cultivar en terrenos mal drenados o inundados.
  • Si tu suelo es demasiado arcilloso, a√Īade arena de r√≠o y materia org√°nica.

Cómo Analizar el suelo de tu Jardín comprobar que tipo de suelo tengo

Cómo Enmendar el suelo enmendar el suelo

3 Tratamiento de la clorosis en Plantas

Las deficiencias identificadas pueden remediarse a√Īadiendo nutrientes al suelo o al sustrato, o pulverizando abono foliar. Aunque la administraci√≥n de abono foliar produce un efecto corrector muy r√°pido, s√≥lo debes utilizarlo como tratamiento adicional, ya que su acci√≥n no persiste y debe ir seguida de una fertilizaci√≥n de base que, por s√≠ sola, ser√° duradera.

hojas amarillas falta de nutrientes

Para combatir la carencia de hierro en suelos calc√°reos


El tratamiento se realiza principalmente mediante la adici√≥n de quelatos de hierro. Los productos listos para usar, como el conocido Sequestrene, proporcionan un suministro gradual y prolongado de hierro r√°pidamente absorbible durante el periodo de crecimiento. Se debe aplicar de 3 a 4 veces al a√Īo.

Existen muchas ‚Äúrecetas de la abuela‚ÄĚ, ya que son menos costosas, que van desde el uso de agua con hierro oxidado hasta el sulfato de hierro. En el caso del sulfato de hierro, sin embargo, hay que tener cuidado de controlar la cantidad de hierro debido a su toxicidad en dosis elevadas.

Todo sobre la Clorosis Férrica y Como Curarla clorosis ferrica

Para las carencias de magnesio, potasio, fósforo, manganeso y nitrógeno


Puedes encontrar soluciones quelatadas (es decir, muy solubles y de r√°pida asimilaci√≥n) en tiendas especializadas. Su √ļnico inconveniente es su precio, generalmente elevado.

Por ello, algunos prefieren a√Īadir materia org√°nica naturalmente rica en oligoelementos: harina de huesos de pescado pulverizada, polvo de huesos, polvo de sangre seca, etc.

Por √ļltimo, si tu suelo es demasiado arcilloso y retiene demasiada agua, a√Īade una buena dosis de arena de r√≠o y materia org√°nica (compost, esti√©rcol descompuesto‚Ķ.).

Como agregar Nitr√≥geno a las plantas agregar nitrógeno a las plantas

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments