Cómo cuidar las plantas de interior

como cuidar las plantas de interior

Como dije antes, ya sea que te hayan regalado o te hayas comprado una nueva planta para el interior de casa, es importante saber que cosas necesitan para mantenerse tan saludables como en la tienda.

Veamos primero un resumen con los consejos básicos sobre lo que debes tener muy presente a la hora de saber como cuidar las plantas de interior:

  • Riega solo cuando el sustrato se haya secado
  • Nunca dejes que el agua se estanque en el platillo
  • Evita los cambios bruscos de temperatura
  • Limpia cada tanto las hojas con un paño húmedo
  • Elimina las hojas y las flores marchitas o secas
  • Vigila la humedad ambiente, debería ser de al menos el 70%
  • Si el aire es seco, pulveriza el follaje diariamente
  • Cada dos años cambia a una maceta mas grande o recompone el sustrato

La lista anterior es un resumen de lo más importante que debes hacer para que tus plantas crezcan sanas, en este otro artículo puedes ver 12 cosas que pueden matar tus plantas.  

Pero ahora, a lo que has venido, veamos en detalle los cuidados para tu nueva planta de interior

El cuidado más importante es el Riego

Cuidados con el Riego en las plantas de interior

Como regla general sobre el riego de las plantas de interior, debemos saber que la tierra de la maceta debe mantenerse siempre húmeda, pero no mojada. Por supuesto, siempre hay excepciones: las suculentas y otras plantas de hoja gruesa se sienten mejor cuando el suelo se seca un poco más entre riegos.

RECUERDA: Los extremos nunca son buenos…
Si el suelo se mantiene demasiado seco o demasiado húmedo las raíces de la planta comenzarán a morir o resentirse, lo que puede conducir a un crecimiento inadecuado o incluso, a la muerte de la planta.

CUANDO REGAR

Una de las formas mas comunes de comprobar si tenemos que regar, es enterrando nuestro dedo índice (o un palito) en el sustrato aproximadamente unos 3 o 4 cm, si nuestro dedo o el palito sale seco y casi limpio, es por que hay que regar. Es similar al método del cuchillo que usamos cuando hacemos un pastel. Esta comprobación la haremos cada 3 días aprox.

Para aquellos jardineros que están demasiado ocupados como para mantenerse al día con un horario regular de riego, lo cual requiere el control de las plantas individualmente cada 3-4 días, hay varios dispositivos de riego automático disponibles.

Una mecha de humedad, por ejemplo, extrae agua de un plato y la “transmite” al cepellón de la planta. Y recuerda que siempre puedes hacer tu propia maceta autoriego.

COMO REGAR

Las plantas de interior se pueden regar desde arriba hacia abajo o desde abajo hacia arriba.

Al regar desde la parte superior, trata de no mojar el follaje, siempre procurando al mismo tiempo humedecer toda la masa del suelo. El agua debe salir de los orificios de drenaje en el fondo de la maceta.

Si prefieres dejar que las plantas hagan el trabajo, coloca la maceta en un plato de agua y las raíces (a través de la acción capilar) tomarán el agua que necesiten. Este método, conocido también como riego de fondo, es una manera más completa y efectiva, sobre todo si ha pasado más tiempo del debido desde el ultimo riego. 

Te invito a que leas Cuándo Regar las Plantas de Interior para tener muchos mas detalles, trucos y consejos sobre esta tema tan fundamental en el cuidado de nuestras plantas.

CONSEJO MUY IMPORTANTE
Asegúrate de tirar el agua estancada del platito una hora después del riego.

LA CALIDAD DEL AGUA

El agua del grifo a temperatura ambiente debería estar bien para la mayoría de las plantas de interior, incluso si tienen cloro o fluoruro agregado en lo tanques de su ciudad, salvo aquellas que precisan de suelos ácidos.

De todos modos, es importante destacar que las plantas aman especialmente el agua de lluvia o de la nieve derretida. Trata siempre de evitar el uso continuo de agua ablandada, la cual puede contener sodio.
Si tu economía lo permite, también puedes usar agua mineral de botella.

EL DRENAJE

Un buen drenaje es esencial para tener plantas de interior saludables.
Comienza procurando un buen suelo orgánico para macetas (no un sustrato común) que haya sido mezclado específicamente para la jardinería interior.

Elige un contenedor con orificios de drenaje, o pon una capa de guijarros en el fondo de un contenedor sin agujeros. El punto es no dejar que las raíces estén en constante contacto con el agua.

De vez en cuando, verifica que los orificios de drenaje no estén obstruidos, y siempre vacía el agua estancada (la que queda en el platito) o sufrirás el exceso de agua.

Colócala en una ventana que tenga luz suficiente

mas-menos.luz-.para-las-plantas-de-interior

Otro de los cuidados de las plantas de interior mas fundamentales es la Iluminación.

Saber cuánta luz necesitan las plantas de interior dependerá mayormente de la especie en particular que estemos cuidando, algunas piden mucha y otras se conforman con menos.

Pero igualmente podemos establecer una regla general en cuanto a la iluminación y mencionar por supuesto, algunos ejemplos

La gran mayoría de las plantas prefieren tener una buena cantidad de luz ya que de esto depende que puedan realizar el proceso de fotosíntesis.

Comúnmente, colocarlas al lado de una ventana, será suficiente (para las que no lo sea, siempre podremos agregar una fuente de Luz Artificial Para Plantas De Interior), sin embargo, hay algo que la mayoría de ellas odiará y es que el sol les dé directamente a través del vidrio, ya que eso quemará el follaje.

Según los requerimientos que tenga tu planta en particular, puedes guiarte con este consejo:

•             Una planta que gusta de la luz brillante y algo de sol directo, deberemos colocarla en una ventana al sur si vivimos en el hemisferio norte, y al revés, en una ventana orientada al norte si vivimos en el hemisferio sur.

•             Una planta que necesita menos intensidad de luz, como las violetas africanas, la colocaremos en una ventana al norte si vivimos en el hemisferio norte y al sur si estamos en el hemisferio sur.

La Temperatura debe mantenerse entre 18º y 22º

plantas de interior temperatura

La gran mayoría de las plantas de interior prosperan y prefieren temperaturas entre los 18-22 ºC durante el día y 12-15 ºC por la noche, salvo algunas excepciones, como las plantas tropicales.

En este grupo encontramos por ejemplo plantas como Drácenas, Bromelias, Orquídeas, Ficus, etc.

Por supuesto, las preferencias de temperatura varían de planta a planta, con plantas tropicales que gustan temperaturas alrededor de 30 °C (como Aspidistra, Clivia, Esparraguera o Cheflera) y otras plantas que crecen mejor en temperaturas más frescas, de entre 7-10 ºC (Aucuba, Aralia, Hiedra, entre otras).

CONSEJOS A TENER EN CUENTA SOBRE LA TEMPERATURA AMBIENTAL PARA LAS PLANTAS:

  • Existen reglas para cuidar las plantas de interior en invierno, una de ellas es que No debes colocar las plantas delicadas junto a la ventana durante el invierno, ya que la temperatura desciende drásticamente en la noche. Lee más sobre cómo cuidar las plantas de interior en invierno aqui
  • Evita las corrientes de aire, tanto frías como calientes, estos cambios disgustan mucho a nuestras plantas de interior.
  • Evita colocar las plantas junto a fuentes de calor o frio, como estufas o aires acondicionados, y este consejo no tiene tanto que ver con la temperatura, sino con la humedad ambiental, ya que tanto las estufas como los aires acondicionados, resecan el ambiente, quitan humedad y esto es perjudicial. Si no puedes evitarlo, deberás pulverizar el follaje regularmente.

Procura una alta Humedad Ambiente

La mayoría de las plantas de interior prosperan con alta humedad alta (alrededor del 80%) ya que casi todas son de origen tropical o subtropical.

Desafortunadamente, la mayoría de los hogares son mucho más secos, especialmente en el invierno cuando, como te mencionaba antes, el calor forzado puede incluso hacer descender aún más la humedad ambiente.

El uso de un humidificador para plantas puede ayudar, pero hay otras maneras de aumentar la humedad en el aire, sobre todo cerca de tus plantas, y estos son consejos esenciales para los cuidados de las plantas de interior.

  • Colocar la maceta sobre una pequeña bandeja que contenga guijarros y agua puede aumentar la humedad local, siempre cuidando que la base de la maceta no toque el agua.
  • Agrupar las plantas poniéndolas unas cerca de las otras, esto ayuda a generar un microclima ideal para ellas en ese sector.
  • La pulverización diaria de las hojas puede ayudar también, pero ten en cuenta que a algunas plantas las perjudica esta práctica, como las begonias y ¡nunca pulverices las flores!
  • Para algunas plantas, como las gardenias y las orquídeas, colocarlas en un baño o en la cocina puede ayudar, ya que ambos ambientes suelen tener una mayor humedad que el resto de la casa.

La falta o el exceso de humedad ambiental suele ser un causante de las enfermedades de las plantas de interior

De vez en cuando pueden Necesitar una Poda

poda en las plantas de interior

La poda es lo que mantiene a tu planta de interior joven y espléndida. Lamentablemente, es la técnica más descuidada ¿Por qué? Porque los jardineros nuevos tienen miedo de hacerlo mal y matar la planta. Pero lo cierto, es que la poda es bastante fácil una vez que superamos este miedo de hacerlo.

La poda alterará la apariencia de tus plantas, pero no las matará. Es la única manera de evitar que el tamaño se vuelva exagerado, con tallos largos y desnudos tocando el techo, inclinándose o arrastrándose por el suelo.

De todos modos, debo aclarar que necesitan relativamente poca poda, no es algo extremo lo que debemos hacer. Aquí, los consejos básicos sobre como podar las plantas de interior:

  • Si notas que la planta está creciendo mucho hacia arriba, se pone como “larguirucha” y no se ramifica, se aconseja despuntar los tallos un poco para obligarla a que genere brotes laterales.
  • Si tu planta de interior tiene flores, ve quitando las flores marchitas para estimularla a que emita más pimpollos.
  • Elimina las hojas secas y recorta las puntas marrones.
  • Cuando el crecimiento se torna enredado o desordenado, demasiado espeso, como “agobiante”, es una buena idea quitar un poco de hojas y ramas para aclarar y darle más espacio y aire para que se desarrolle mejor.
  • Si hablamos de plantas de interior colgantes que han crecido mucho, recortar las ramas en largo puede ayudarnos a aclararlas y ramificarlas. Si solo tienen uno o dos tallos, podemos recortar las puntas un poco para estimular los brotes laterales.
  • Si estamos cultivando algún ficus con forma de copa esférica, aquí si debes hacer podas de formación constantes para que mantenga su forma circular.
  • Siempre usa tijeras limpias y bien afiladas.

Alimenta tu plantas con Abonos en su etapa activa

Una de las dudas más repetidas por quienes intentan saber y aprender como cuidar una planta de interior es la cuestión de los abonos y fertilizantes, y en esta sección es donde intentaré despejar las dudas mas esenciales, pero tienes un enlace a mas información ampliada sobre este tema más abajo.

IMPORTANTE: Las plantas recién compradas han sido fuertemente fertilizadas en el invernadero y pueden esperar varias semanas antes de que necesiten un régimen de fertilización.

Como regla general, fertiliza una vez al mes cuando las plantas de interior están floreciendo o creciendo activamente, durante el invierno, puedes fertilizar con menos frecuencia y si las plantas en cuestión están inactivas o creciendo muy lentamente, lo recomendable es NO fertilizar.

Si a una planta de interior se le están cayendo sus hojas inferiores, está mostrando un crecimiento débil o un color amarillento en general, puede que esté necesitando más fertilizante, pero, también podría necesitar más luz o menos agua, así que tómate el tiempo para analizar todas las condiciones antes de agregar más nutrientes.  Agregar fertilizante cuando una planta no lo necesita puede ser peor que no hacer nada en absoluto.

Sugerencia:

Si una planta se ve marchita, primero debemos regar y después de que se ha recuperado, aplicar un fertilizante para plantas de interior adecuado.         

Elige un fertilizante orgánico específico para las plantas de interior y lee las instrucciones cuidadosamente. Si bien los fertilizantes orgánicos son menos propensos a quemar o dañar tus plantas que un fertilizante sintético, es importante aplicar la cantidad correcta.

Para comenzar, usa una vez al mes, aproximadamente 1/4 (una cuarta parte) de la cantidad de fertilizante recomendada en la etiqueta. Luego, si el color general de la planta se hace más ligero, aumenta las aplicaciones de fertilizantes cada 2 semanas.

Por otro lado, si el nuevo crecimiento es verde oscuro, pero las hojas son pequeñas y el espacio entre las hojas parece más largo que en el crecimiento más antiguo, fertilizar menos a menudo.

En general, las plantas de interiores cultivadas en condiciones de poca luz no requerirán tanto fertilizante como las plantas cultivadas al aire libre o en la luz brillante.

Haz Cada 2 años un Cambio de maceta

plantas de interior cambio de maceta

Si tus plantas de interior están prosperando y creciendo sanas y fuertes, sin duda con el tiempo van a necesitar una maceta o contenedor más grande o, al menos, tierra fresca y con nutrientes.

Lo que sucede es que las raíces empiezan a ocupar todo el espacio disponible y al permanecer tan apretadas, la planta pierde vitalidad, produciendo menos flores y hojas más pequeñas; el otro motivo es que, a pesar de fertilizar, el sustrato pierde sus cualidades optimas de porosidad y estructura, con lo cual deja de ser un buen medio de crecimiento.

¿CUANDO CAMBIAR LA MACETA?
En las plantas de interior, el cambio de maceta suele realizarse cada dos años, pero una buena forma de saber si lo necesita realmente, es observar las raíces, si hay más raíces que tierra o si salen por los agujeros de drenaje, tu planta está pidiendo a gritos una maceta más amplia. Te invito a aprender a Identificar Raices apretadas

La época ideal para hacer esta tarea es la primavera, cuando su crecimiento comienza a ser más activo. El vigoroso crecimiento de las raíces permitirá a la planta adaptarse rápidamente a su nuevo contenedor.

Cuando llegue el momento de cambiar la maceta, ten a mano un sustrato orgánico específico para plantas de interior (incluso si puedes, uno específico para la especie a trasplantar en particular).

Hay muchos para elegir en las tiendas o puedes hacer uno casero (aprende Cómo hacer tu propio sustrato para plantas en macetas)

Elige una maceta que sea más grande que el contenedor actual, pero no enorme, solo un poco más.
Una maceta demasiado grande puede fomentar la podredumbre de las raíces y otros problemas porque el suelo se mantendrá húmedo durante días, o incluso semanas antes de que pueda ser completamente utilizado por la planta.

Ten cuidado con el sistema de raíces cuando estés haciendo el cambio de maceta para evitar daños. Aprieta cuidadosamente el suelo alrededor del cepellón sin compactar demasiado el sustrato. Deja suficiente espacio en la parte superior del nuevo recipiente para agua y riega a fondo.

Aprende a Trasplantar una plata de interior correctamente antes de ponerte manos a la obra

Para aquellas plantas de interior que son muy grandes (como la yuca o el ficus), lo que se aconseja es reemplazar los 10 centímetros superiores del sustrato por uno nuevo.

IMPORTANTE: Nunca trasplantes una planta si está enferma, espera mejor a que se recupere. Otra cosa más: se recomienda, una vez hecho el trasplante, no colocar nuestra planta de interior en la luz intensa o excesiva ni a temperaturas muy altas durante varios días.

Limpia el Follaje de tus plantas de interior

plantas de interior limpieza del follaje

Si acostumbramos pulverizar nuestras plantas para regular la humedad, suele no ser necesario limpiarlas, pero si no es así, deberíamos limpiarlas ya que el polvo ambiental se deposita en el follaje, tapando sus poros y complicando que nuestra planta de interior “respire”.

Puedes limpiarlas de dos manera, una sería pasando un trapo húmedo por las hojas y la otra, quitando el polvo primero con algún plumero suave y luego pulverizando.

Para plantas que no gustan de las pulverizaciones, como el Cuerno de alce, la Begonia Rex o la Violeta africana,  puedes utilizar un pincel muy suave.

Para Resumir …

Volvamos a repasar en forma de lista, como cuidar las plantas de interior de forma correcta:

  • Riega solo cuando los 3 cm superiores del sustrato se hayan secado.
  • Nunca dejes que el agua se acumule en el platillo por demasiado tiempo.
  • Intenta que tenga una buena iluminación sin que la toque el sol a través del vidrio.
  • Si no tienes suficiente luz natural, agrega lámparas de luz artificial.
  • Intenta mantener una temperatura de al menos 16º y hasta 23º.
  • Evita los cambios bruscos de temperatura y las corrientes de aire.
  • Limpia cada tanto las hojas (por el derecho y el revés) con un paño húmedo.
  • Elimina las hojas y las flores marchitas o secas.
  • Vigila la humedad ambiente, debería ser de al menos el 70%, si el aire es seco, pulveriza el follaje diariamente o cada dos días.
  • Utiliza un fertilizante cada 15 días en las épocas de crecimiento activo.
  • Cada dos años cambia a una maceta más grande o reemplaza los 10 cm. superiores del sustrato viejo por uno nuevo y nutrido.

Y recuerda siempre elegir plantas de interior que sobrevivan en TU Casa, no todas son aptas para crecer en tu piso, así que una de las principales causas de éxito, es elegir correctamente.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Ir arriba