¿Hay que remover el suelo antes de sembrar?

El labrado, consiste en remover generosamente la tierra. Sin embargo, no es tan beneficioso como nos contaron, Lee mas al respecto


La labranza, que consiste en remover el suelo antes de sembrar generosamente, se ha practicado desde los albores del tiempo.

Sin embargo, hoy en día, la gente empieza a cuestionar la sabiduría de esta práctica, que si bien el hecho de airear el suelo es positivo, dar vuelta completamente la tierra no lo es. ¿Qué es exactamente lo que ocurre en el labrado? ¿Qué riesgos conlleva el voltear el suelo? ¿Existen alternativas al laboreo profundo?

Remover el suelo antes de sembrar: ¿Qué impactos tiene?


El suelo contiene miles de millones de organismos, cada uno con un papel fundamental. Esta complementariedad no es otra que la actividad biológica que equilibra el suelo. Sin esta actividad biológica, el suelo se vuelve menos fértil.

Pero no te equivoques: ¡el suelo es muy frágil! Al final, su equilibrio no depende más que de… la labranza. Voltear el suelo es una acción violenta para los organismos vivos que están enterrados en él. Éstos son algunos de los impactos del laboreo profundo:

  • Algunos organismos sólo pueden subsistir en la profundidad y lejos de la luz. Con la pala se sacan a la superficie.
  • La alteración causada por el volteo del suelo lo hace menos fértil. Por lo tanto, para producir es necesario utilizar fertilizantes.
  • La proliferación de enfermedades e insectos devastadores conduce al uso excesivo de pesticidas químicos.
  • La tierra labrada es menos resistente a la sequía y se agrieta fácilmente durante la estación cálida.
  • El remover la tierra conlleva necesidades de agua: el riego debe ser, por tanto, frecuente.

Además, la labranza ciertamente afloja el suelo cultivable en ese momento, pero luego se endurece muy rápidamente, lo que tiene el efecto de:

  • Impedir los intercambios de gases que, sin embargo, son necesarios para los cultivos;
  • Intensificar los riesgos de la evacuación del agua de lluvia.

La labranza implica entonces una nueva labranza, una especie de ciclo infernal del que el suelo no sale indemne.
De este modo, el hombre revuelve el suelo varios centímetros, año tras año, siglo tras siglo. Sin embargo, si uno se toma el tiempo de observar la naturaleza, no puede dejar de notar el vigor con que prospera en el sotobosque, en los prados y en cualquier lugar que el hombre no haya labrado.

Bueno saber: cuando el suelo se revuelve, la materia orgánica ya no puede ser degradada por el aire, el sol, el agua o los pequeños animales. Ya no pueden penetrar en el suelo, donde los microorganismos y las lombrices de tierra los transforman en nutrientes. Así, el ciclo de la vida se rompe al labrar.

Soluciones para no voltear el suelo


Voltear la tierra no es tan beneficioso como crees. Por lo tanto, no es necesario utilizar nuestra energía para esta acción tanto física como perturbadora. En otras palabras, cavar ya no está de moda. Es mejor utilizar otras soluciones para remover el suelo antes de sembrar para favorecer los cultivos y preservar el equilibrio del suelo. He aquí cómo.

Aflojar la tierra con horquillas biológicas


Es aconsejable aflojar la tierra, por ejemplo con :

  • Un Guerilu, que no es otra cosa que una horquilla ecológica: no perturba la vida microbiana del suelo. Además, es fácil de usar y muy ergonómico, y no provoca problemas de espalda. Ten en cuenta que en su diseño participaron un fisioterapeuta y un herrero;

guerilu

  • Una grelinette -herramienta que debemos al Dr. André Grelin-, muy similar al Guerilu: también respeta las capas sucesivas del suelo.

grelinette

Este tipo de biofuerzas son polivalentes ya que permiten :

    • Control de las malas hierbas;
    • La Aireación del suelo;
    • La perforación de céspedes y cotos;
    • El aflojamiento;
    • La Descompactación;
    • La incorporación de materia orgánica;
    • El modelado de los agujeros de plantación;
    • Recogida de hortalizas de raíz sin tener que agacharse

Otras acciones beneficiosas


Además del uso de las horquillas, se recomienda:

    • Utiliza mulch y plantas de cobertura del suelo: aportan nutrientes a las distintas plantaciones, limitan la proliferación de malas hierbas y reducen los riesgos de evaporación del agua;
    • Cultivar abonos verdes en zonas no cultivadas;
    • Da preferencia a los insectos beneficiosos sobre el uso de pesticidas.

Bueno saber: para evitar que el suelo se asiente debido a los numerosos pisotones, es aconsejable colocar escalones japoneses o crear pequeños caminos.

Para más información:

  • Nuestros consejos para la jardinería ecológica.
  • Aprende más sobre las plantas tapizantes.
  • Enfoca la utilidad de las lombrices de tierra en el jardín.
  • ¿Quieres instalar pasos japoneses en tu jardín? ¡Sigue la guía!

 

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Notas Relacionadas

Puede Interesarte...
Botón volver arriba