Todo lo que necesitas saber sobre las Coníferas

Como su nombre indica, las coníferas son tipos de plantas que dan sus frutos en una envoltura en forma de cono que contendrá las semillas.

Las actuales especies datan de al menos unos 200 millones de años y pueden observarse, principalmente en el hemisferio norte, grandes extensiones de ejemplares de pinos, secuoyas y cipreses, entre otros, que forman bosques de coníferas que alojan una fauna diversa.

Estas especies de plantas, son las principales representantes de la subrama de las gimnospermas, plantas en las que los óvulos están al desnudo, no encerrados en un fruto, a diferencia de las angiospermas.

¿Qué son las coníferas y que características tienen?

caracteristicas de las coniferas

Las coníferas son plantas leñosas y resinosas que pueden ser arbóreas o arbustivas. La estructura de crecimiento es monopodial (un único tronco recto con ramas laterales) y pueden alcanzar alturas de entre un metro a más de 100m.

Tienen todos los récords del mundo vegetal (duración de vida, altura, diámetro del tronco, etc.). y una de sus grandes ventajas es la de soportar condiciones climáticas extremas, tanto de frío como de calor, ejemplo de ello son los bosques de pinos tanto en México como en España.

La altura a la que crecen sus ramas dependerá de si se trata de un árbol o un arbusto.
Estas plantas varían mucho en forma y color, pero la mejor forma de diferenciar coníferas es observando su follaje, ya que la mayoría tienen hojas largas y finas en forma de aguja, de hecho, precisamente se las llama así, «agujas«.

Estas hojas perennes son probablemente el principal interés de estos ejemplares, con algunas excepciones: el Alerce, el Ginkgo biloba o el Ciprés calvo, que pierden su follaje en invierno.

Como ya mencione anteriormente, otra de las principales características de estas especies son los conos. Para dar una explicación fácil:

La mayoría de las coníferas tienen los conos femeninos y masculinos en la misma planta. El cono masculino contiene los sacos de polen y el cono femenino contiene el ovulo, que luego, al ser fecundado por el polen, formara las semillas. Ademas funciona como contenedor para proteger las semillas mientras maduran.

piñas o conos de las coniferas
Conos abiertos en una conífera

La savia de las coníferas es especialmente pegajosa, espesa y perfumada, se llama resina; se utiliza en perfumería, farmacia o para producir trementina o colofonia (con resina de pino marítimo).

Está de más mencionar, que los distintos colores de la hojas – azulado, verde, gris, dorado – y las variadísimas siluetas de las coníferas las convierten en árboles o arbustos ornamentales imprescindibles en un jardín, ya sea formando setos o aislados.

Familias de Coníferas

Las coníferas se dividen en grupos por familia y son varias:

  • Las Araucariaceae: Está conformada por tres géneros y 32 especies. Suelen tener un porte cónico y muy simetrico. Son casi exclusivas del Hemisferio Sur. El ejemplar más famoso es el pino araucano, con hojas muy afiladas.
  • Las Cephalotaxaceae: Una familia menos conocida que cuenta con unas 20 especies, se distribuyen mayoritariamente en el hemisferio norte. Un ejemplo es el pino japonés llamado comúnmente Tejo de Hokkaido o Cefalotejo.
  • Las Cupresáceas: Compuesta por casi 30 géneros y unas 110 a 130 especies. Son mas naturalizados en climas cálidos a templado o frescos. Los ejemplos más conocidos son la famosa Tuya para setos, el Ciprés y el Enebro.
  • Las Ginkgoáceas: La única especie viva que representa este grupo es el Ginkgo biloba. Es autóctono de los valles montañosos de China.
  • Las Pináceas: Formada por 11 géneros, con unas 220 especies. Producen una gran cantidad de oxígeno y son muy apreciados por la utilidad de su madera. Aqui encontramos por ejemplo el Abeto, Pinus y Píceas.
  • Las Taxáceas: Posee 6 géneros y 28 especies que incluyen el Tejo común. Son apenas resinosos y no tienen conos, pero igualmente por el resto de sus características siguen siendo coniferas.
  • Las Taxodiáceas: Compuesta por 10 géneros y unas 13 especies. Son naturales del sur de Norteamérica. Pueden ser de follaje semi-persistentes o caduco y alcanzar grandes alturas. Aqui se incluye, por ejemplo, la Secuoya gigante y el Ciprés calvo.

Tipos de Coníferas, especies, nombres y cuidados

Hay basicamente dos grandes tipos de coníferas:

Coníferas grandes, que son árboles de verdad donde encontramos por ejemplo las gigantescas Secuoyas Americanas de más de 100 metros de altura, y coníferas enanas (pequeñas o miniatura), que son ideales para rocallas y jardines pequeños, como por ejemplo, el Juniperus procumbens ‘Nana’ que mide apenas 30 centímetros y tiene un porte rastrero.

Los tipos de coníferas tambien pueden formar un grupo según su forma. Pueden ser:

  • Verticales (columnares, fusiformes o cónicas)
  • Redondeadas (esféricas o arbustivas)
  • Horizontales (extendidas o rastreras).
Formas de las Coníferas según su Porte o Habito de crecimiento
Formas de las Coníferas según su Porte o Habito de crecimiento

Algunos árboles incluso cambian de forma a medida que crecen, como el Cedro, que primero crece en forma de cono y luego se extiende ampliamente cuando alcanza su madurez.

Las coníferas y sus nombres – Fichas de Cuidados

Aquí tienes todas las fichas de cuidados que he escrito sobre coníferas. Utiliza el buscador para encontrar una rápidamente.

Cuidados de las Coníferas en general

Estos árboles y arbustos de hoja perenne son extraordinariamente longevos, requieren pocos cuidados y mantenimiento y a menudo no necesitan poda, salvo aquellos que han sido destinados a setos o topiarios.

El suelo debe ser permeable y fresco. Y en cuanto al riego, el primer año es muy importante, lo ideal es que hagas un riego abundante y poco frecuente, No se recomiendan los riegos ligeros ya que no favorecen el desarrollo de las raíces. Lee más sobre ¿Cómo regar las coníferas?

¿CUANDO SE PLANTAN LAS CONÍFERAS? El enraizamiento se garantiza mejor apenas comenzado el otoño, cuando la tierra aún está caliente. Pasado este plazo, tendrás que esperar hasta la primavera siguiente.

¡Recuerda respetar las distancias de plantación!
Algunas coníferas crecen mucho, así que averigua su tamaño final cuando llegan a la edad adulta, y dales espacio suficiente.

Aunque la conífera no es muy exigente, puede aplicarse un poco de abono de vez en cuando si el suelo es pobre. ¿Cuándo abonar las coníferas?

Si nos preocupan las plagas, prácticamente no es necesario tratar las coníferas; sólo algunas variedades temen ciertas enfermedades, como la araña roja (manchas marrones en el follaje retraído) o la oruga procesionaria del pino, esta última bastante frecuente.

Relacionado: Como identificar las enfermedades de los pinos

caracteristicas de las coniferas

Cómo elegir una conífera

Antes de elegir una conífera, es importante definir qué tipo de árbol/arbusto quieres y dónde se colocará. Gracias a su gran diversidad, hay coníferas para todo tipo de usos:

  • Como cubresuelo: enebro y abeto (solo algunos ejemplares);
  • En setos: tuya, ciprés de Leyland, tejo;
  • En solitario: secuoya gigante, abeto de Nordmann;
  • En macetas para terrazas y balcones: solo las formas enanas.

Además del efecto decorativo que nos interesa, es importante comprobar que los requisitos de cultivo se adaptan a la futura ubicación. Según la especie, el suelo debe ser húmedo o seco, ácido o calcáreo, y cálido o frío. Aprende más al respecto aquí ↓

No olvides elegir una especie de hoja perenne si quieres un árbol decorativo durante todo el invierno.

Más información sobre las coníferas


Scroll al inicio