Todo sobre las Plantas Rizomatosas

¿Qué son las plantas rizomatosas?

Los rizomas son tallos subterráneos perennes, generalmente horizontales que almacenan reservas. La parte inferior contiene raíces y la superior yemas y tallos. Los rizomas permiten que las plantas se multipliquen con facilidad, lo que a veces las convierte en invasoras.

Los distintos tipos de plantas rizomatosas pueden utilizarse, por tanto, para crear magníficos arriates, parterres y macizos permanentes que requieren muy poco mantenimiento.

Tipos de rizomas

  • Rizomas rastreros: se desarrollan bajo tierra y permiten que la planta se multiplique. El bambú, la grama y el lirio de los valles son ejemplos de este tipo de plantas.
  • Rizomas no rastreros: son tallos que crecen al pie de la raíz madre, no convierten a las plantas en invasoras. La peonía es un ejemplo de planta rizomatosa no rastrera.
  • Rizomas estáticos: no permiten que la planta se propague. Forma matas, pero se mantiene en su sitio.

Lista de Plantas Rizomatosas y sus cuidados


¿Cómo se cuidan las plantas rizomatosas?

Es importante instalar una barrera de rizomas al plantar. De lo contrario, tu planta crecerá hasta colonizar los alrededores y acabará extendiéndose por todas partes. Así que si no quieres que tu jardín se convierta en un bosque de bambú, ¡más vale que te lo pienses! No dudes en cultivarla en macetas para facilitarte la vida. Recuerda drenar bien el fondo del recipiente con bolas de arcilla para que el agua drene correctamente.

Mas sobre Plantas Rizomatosas

Scroll al inicio