Hiedra Cuidados de la Hedera Helix

Perfectamente aclimatada en todas nuestras regiones, de fácil cultivo y rápido crecimiento, la hiedra (o hedera) es muy útil para decorar un muro, una caseta de jardín, una pérgola o para cubrir un terreno desagradable, durante todo el año.

DIFICUTADILUMINACIONRIEGOS
,
TIPO DE PLANTACICLO

Trepadoras

FOLLAJEFLORACION

Otoño

N. CIENTIFICO:Hedera
N. COMUNES:Hiedra
FAMILIA:Araliáceas
ORIGENES:Europa
FOLLAJE:
,
,
,
,
FLORES:
,
ANCHO:--
ALTO:De 1 a 10 m y más
PLANTACION:Otoño, Primavera
SUELO:Rico en Humus, Húmedo, Arcilloso, Rocoso, Calcáreo
pH:Alcalino
REPRODUCCION:Esquejes, Acodo, Injerto
RUSTICIDAD:
ZONAS USDA: 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11

hedera o hiedra cuidados

Origen y Características

La hiedra, una planta del género Hedera, pertenece a la familia de las Araliáceas. Está muy extendida en todo el sotobosque de Europa, puede ser trepadora o rastrera y es muy resistente e invasora.

Se le acusa erróneamente de ser un parásito de los árboles, donde trepa por los troncos y las ramas gracias a sus garras, pero sin alimentarse de su savia. La hiedra común puede alcanzar varias decenas de metros de altura y vivir varios cientos de años (se dice que las más antiguas tienen cerca de mil años). Los tallos flexibles de esta liana se convierten entonces en verdaderos troncos.

Planta trepadora por excelencia, siempre se ha utilizado para cubrir muros y edificios con su follaje siempre verde, del mismo modo que la enredadera de Virginia. En contra de una falsa y persistente reputación, no daña el yeso en buen estado. Es un refugio natural para los pájaros gracias a su denso follaje y en invierno los alimenta con sus numerosas bayas pequeñas.

En medicina, se utiliza en la composición de medicamentos fitoterapéuticos gracias a sus principios activos de saponinas, entre ellos la hederina y la alfahéderina, para el tratamiento de la tos.

Su utilización, combinada o no con otros principios activos, para combatir la celulitis se sigue utilizando en cosmetología.

Precaución: los frutos de la hiedra común, pequeñas bayas negras, son muy tóxicos para el ser humano y ciertos animales. Sus hojas pueden causar irritación de la piel en algunas personas. Lo mismo ocurre con su savia, que afortunadamente casi nunca llegamos a tocar.

Cuidados de la Hiedra ¿Qué necesita?

La hiedra crece en todos los climas, en todo tipo de suelos, incluso calcáreos y pobres, sea cual sea la exposición. Al preferir la sombra, puede colonizar los rincones más recónditos y poco expuestos de un jardín (a excepción de las variedades variegadas, que pierden su variegación si les falta luz).

Cuando son jóvenes, las plantas de hiedra se aferran fuertemente a las paredes, los árboles y cualquier otra superficie disponible mediante antiguas y pequeñas raíces aéreas que se han transformado en espigas y ya no funcionan como raíces. Por tanto, no toman la savia de los árboles. En este sentido, la hiedra no es una plaga.

Sólo florece y fructifica cuando llega a la cima de su soporte y ya no puede trepar. Su abundante floración tiene lugar a finales de otoño, cuando es muy apreciada por los insectos, ya que apenas hay otras flores en esa época.

En cuanto a sus frutos, pequeñas bayas que suelen ser de color negro azulado, pueden, en ciertas variedades de Hedera nepalensis, adoptar otros colores (amarillo o rojo) con gran efecto.

Una vez adulta, sus hojas se vuelven enteras y ovaladas. Las ramas se convierten entonces en un arbusto.

Cuidados particulares de la hiedra en Interior

Aunque la mayoría de los cuidados que mencionaré después se aplican, cuando la hiedra está en interiores puede requerir algunas condiciones extras para mantenerse saludable:

hiedra en interior

LUZ: Aguanta muy bien lugares con poca luz, por eso es de las grandes elegidas como plantas de interior que necesitan poca luz.
TEMPERATURA: Le gustan los ambientes mas vale frescos (entre 14 y 18ºC). En invierno no la coloques cerca de la calefacción.
HUMEDAD: Precisa algo de humedad ambiente tambien así que en interiores deberíamos pulverizar cada 2 días en verano.
RIEGO: Moderado. Dos veces a la semana en verano y es suficiente con una en invierno.
ABONO Cada 15 días en primavera y verano (abono líquido) o bien, usa barritas fertilizantes.
PODA: Para mantener los tallos fuertes y que la planta esté más compacta y densa, es bueno recortar las puntas 1 ó 2 veces al año, preferentemente al final del verano o en el momento de hacer el cambio de maceta.
CAMBIO DE MACETA: En primavera cambia la plantas que tengan ya 2 o más años de edad a una maceta una medida mayor. Si es difícil de manipular, sustituye los 2 ó 3 centímetros superficiales del sustrato por otro fresco.

Para cultivar en macetas o cestas colgantes, elige variedades menos resistentes al frío, de bajo crecimiento y coloridas. Las variedades más pequeñas, como Hedera helix ‘Perkeo’ o ‘Goldchild’, añadirán un poco de color a tus otras plantas de interior.

Ubicación

La hiedra es muy fácil de cultivar y prospera tanto al sol como a la sombra (salvo algunas variedades raras), incluso en los suelos más pobres.

La hiedra variegada alegrará mucho una zona de sombra, siempre que reciba algunas horas de sol al día. Si no, pierden su coloración y se vuelven de color verde sólido.

Las plantas de hiedra, que son plantas resistentes, crecen sin muchos cuidados ni riegos regulares y son resistentes a la atmósfera contaminada de las ciudades.

Plantación o Trasplante

¿Dónde plantar la hiedra?
La hiedra es muy fácil de cultivar y prospera tanto al sol como a la sombra (salvo algunas variedades raras), incluso en los suelos más pobres.

La hiedra variegada alegrará mucho una zona de sombra, siempre que reciba algunas horas de sol al día. Si no, pierden su coloración y se vuelven de color verde sólido.

Las plantas de hiedra, que son resistentes, crecen sin muchos cuidados ni riegos regulares y son resistentes a la atmósfera contaminada de las ciudades.

También son muy adecuadas para el cultivo de interior y son muy buenas plantas de interior. Para cultivar en macetas o cestas colgantes, elige variedades menos resistentes, de bajo crecimiento y coloridas. Las variedades más pequeñas, como Hedera helix ‘Perkeo’ o ‘Goldchild’, añadirán un poco de color a tus otras plantas de interior.

¿Cuándo y cómo plantar hiedra?
Puedes plantar la hiedra en cualquier estación, pero la primavera, en marzo-abril, o el otoño, en octubre-noviembre, son los mejores momentos.

Planta los cepellones de las plantas compradas en un vivero o tienda especializada directamente en su posición definitiva:

  • Empieza por cavar un agujero de unos 40 × 40 cm de lado y 50 cm de profundidad, cerca de la superficie del objetivo (entre 5 y 10 cm de la pared o estructura donde trepará).
  • Forra el fondo del agujero con grava o bolas de arcilla hasta una profundidad de unos 5 cm y luego empieza a rellenarlo con tierra para macetas.
  • Retira el cepellón y colócalo de forma que quede a ras de la superficie del suelo.
  • Rellena el resto de la cavidad con tierra para macetas, y luego presiona bien con el pie.
  • Riega.

Luego, asegúrate de que la tierra se mantenga ligeramente húmeda durante los meses de verano, pero no saturada de agua. Si vas a plantar en otoño, no riegues durante el invierno a menos que esté muy seco.

Nota: si quieres plantar varios ejemplares, por ejemplo a lo largo de un muro, ten en cuenta el vigor conocido de las especies para determinar su espaciado.

Trasplante
Las plantas jóvenes de hiedra cultivadas en maceta deben trasplantarse cada año hasta que alcancen la madurez, evidenciada por la primera fructificación.

TRUCO O RECOMENDACIÓN: Utilizar un soporte de pared
Puedes instalar un soporte (enrejado, rejilla, etc.) contra una fachada para guiar a tu hiedra, al tiempo que la alejas ligeramente de la pared, y así garantizas una mejor circulación del aire.
Se extenderá más uniformemente y la protegerá de ciertas plagas.

Sustrato

Lo cierto es que la hiedra se adapta muy bien a casi cualquier tipo de suelo, solo evita los suelos ácidos ya que esos si que no le gustan.

Por lo tanto, cualquier tierra buena para macetas le irá bien, siempre que proporcione un buen drenaje, le gusta la humedad pero no los suelos encharcados.

Riegos

A la hiedra (o hedera) le gusta la humedad, pero necesita poco riego durante su crecimiento. No es necesario regarla en invierno.

En primavera, acolcha la tierra al pie de la planta después de escardar. Esto mantendrá la tierra húmeda y permitirá reducir el riego.

hiedra rara

Abonado

Puedes abonar tu hiedra con un abono líquido normal cada dos semanas durante la temporada de crecimiento, de marzo a septiembre. Esto acelerará su desarrollo.

Poda

¿Cuándo se debe podar la hiedra?
Poda la hiedra dos veces al año, en primavera antes de que se desarrollen las hojas nuevas y en agosto.

Consejo: utiliza guantes al podar, ya que las hojas pueden irritar la piel sensible.

¿Cómo se poda la hiedra?
Poda tu hiedra con regularidad para controlar su expansión a tu gusto:

En un muro, recórtala con un cortasetos para limitar su engrosamiento. Esto aumentará el número de ramas y hará que tu plantación sea más tupida y hermosa.

En primavera, recorta los tallos para favorecer el crecimiento de nuevas hojas.
También poda regularmente una planta de hiedra que esté alrededor de un árbol vigoroso. Si la hiedra crece demasiado, puede perder su vigor y ahogar el árbol.

Plagas y Enfermedades

La hiedra (o hedera) es una planta muy resistente y poco susceptible a las enfermedades. Sin embargo, si la riegas demasiado, sus hojas se vuelven negras.

Además, si se exponen a demasiado sol y a una atmósfera demasiado seca, las hojas se secarán. Por tanto, no lo coloques detrás de una ventana al sol del verano.

Si una variedad variegada carece de luz o recibe demasiado abono, sus hojas tienden a volverse verdes. En este caso, deja de abonar y elimina las hojas verdes.

Los pulgones, las arañas rojas e incluso las cochinillas pueden atacar a la hiedra. Trata con sprays de agua jabonosa. O, si puedes, coloca mariquitas.

Multiplicación

La hiedra puede propagarse mediante injertos, acodos o esquejes. Sin embargo, evita el injerto, que no es fácil, y mejor decántate por los acodos o esquejes que son mas seguros.

La acodo es una técnica bastante sencilla, que se realiza mejor en primavera. Por otro lado, puedes hacer esquejes en cualquier época del año, pero marzo-abril (primavera) u octubre-noviembre (otoño) parecen ser los periodos más favorables.

Atención: para las formas enanas y variegadas, la toma de esquejes es más delicada. Debes hacerlo bajo una campana y en un sustrato poroso (arena, turba…).

¿Cómo se acoda la hiedra?

  • Elige una rama cercana al suelo.
  • Retira las hojas de la parte que se va a enterrar.
  • Haz un corte en la corteza de la madera, las raíces se desarrollarán allí.
  • Entierra la parte cortada en una mezcla de arena y tierra.
  • Estaca el extremo aéreo para que no toque el suelo y desarrolle raíces.
  • Mantén la tierra húmeda.
  • Las raíces se desarrollarán durante el verano.
  • A principios de otoño, separa el acodo y vuelve a plantarlo en su posición definitiva.

¿Cómo se hacen esquejes de hiedra?

En el suelo:

  • De los tallos jóvenes, toma porciones de 10 a 12 cm de longitud, incluidas las puntas.
  • Retira unas cuantas hojas hacia la base de los segmentos que vayas a cortar.
  • Plántalos en recipientes llenos de tierra para macetas.
  • Coloca las macetas en un lugar cálido detrás de un cristal (aprox. 18-20°C).
  • Al cabo de una o dos semanas, crecerán pequeñas hojas.
  • Una vez que el esqueje se haya establecido, espera un tiempo antes de trasplantarlo con su cepellón. Mantenlo húmedo hasta que los tallos crezcan.
  • También puedes dejarlo en su sitio si se trata de una variedad pequeña para cultivar en maceta. En este caso, tendrás que añadir algo de abono en primavera.

Consejo: agrupa varios esquejes en la misma maceta para obtener rápidamente una planta más completa.

En el agua:

  • Sumerge los esquejes en un vaso de agua.
  • Las raíces aparecerán al cabo de unos días o una semana.
  • A continuación, trasplántalos enseguida a una maceta llena de tierra para macetas.
  • Entonces procede como en el caso anterior.
esqueje de hiedra

Usos de la hiedra

Las numerosas propiedades de la hiedra, algunas de las cuales se conocen desde la antigüedad, han hecho que se utilice en muchos ámbitos distintos al cultural.

Puede utilizarse para cubrir paredes y diversos objetos:

Puedes utilizarla para ocultar o, por el contrario, para resaltar un cobertizo de jardín, un tronco de árbol muerto, un pilar o un poste antiestético. Pero también para vestir e incluso proteger una pared.
Sin embargo, antes de revestir una fachada, asegúrate de que el revoque está en buen estado. Si no lo está, rellena primero las grietas donde podría echar raíces. Si el yeso está en buen estado, no hay riesgo.

Como cobertura del suelo:

La hiedra joven en general y ciertas variedades en particular son una excelente cobertura del suelo para lugares desagradables donde no crecerían otras plantas.

En el arte floral:

La hiedra también se utiliza mucho en interiores. Crecen muy bien en macetas o contenedores, y requieren pocos o ningún cuidado.
Utilizando espalderas, aros o estructuras de alambre, a las que se aferrará, puedes darle fácilmente una forma topiaria del más bello efecto, en asociación o no con otras plantas.

En fitoterapia:

Se dice que la hiedra tiene propiedades expectorantes, fluidificantes y espasmolíticas. Por ello, sus hojas secas se utilizan tradicionalmente de diversas formas para tratar la tos debida a enfermedades bronquiales. Las infusiones, las cápsulas de polvo, las tinturas o los extractos fluidos, así como los extractos estandarizados, se siguen vendiendo en farmacias y herboristerías.

En el pasado, los curanderos y herbolarios de Europa atribuían a la hiedra propiedades sudoríficas, vermífugas, purgantes y febrífugas, y sus usos medicinales eran mucho más numerosos que los actuales. Sus usos cutáneos, entre otros, se han abandonado por las reacciones cutáneas irritantes que pueden provocar.

En cosmética:

Varios preparados cosméticos que dicen ser anticelulíticos contienen, entre otros principios activos, hiedra, pero su eficacia está por demostrar, aunque se comercializan con éxito desde hace años.

Advertencia: ligeramente tóxica, la hiedra no debe utilizarse internamente sin supervisión médica. Se dice que tiene un efecto sobre la actividad cardíaca y la permeabilidad venosa.

Tipos de Hiedras

La hiedra es una liana que emite numerosos tallos con formas variables. Puede ser una enredadera que cubre el suelo, un arbusto cuando es viejo o se poda, y sobre todo una trepadora sobre diversos soportes, a los que se sujeta firmemente gracias a sus numerosas espigas pequeñas, que se transforman en raíces.

Hay unas diez especies de hiedra de las que se han comercializado varios cientos de variedades. La especie Hedera helix es la más numerosa.

Entre estas especies y variedades, hay todo tipo de colores y formas de follaje, así como tamaños de variedades, algunas de las cuales son enanas mientras que otras trepan hasta más de 10 m de altura. Otras son más bien plantas rastreras y son perfectas para cubrir el suelo. Algunas se adaptan perfectamente al cultivo en interiores, para utilizarlas en arreglos florales o cestas colgantes.

Para una misma planta, las hojas diferirán según la edad, la exposición y si el tallo tiene o no ramas floridas.

Puedes elegir entre las muchas variedades según :

  • su follaje, variegado, amarillo brillante, púrpura… y muchos otros aspectos (tamaño, forma), pero siempre del más bello efecto;
  • su desarrollo más o menos vigoroso e importante;
  • su forma dominante como trepadoras, enredaderas o arbustos;
  • su mayor o menor resistencia al frío.

Hiedra de interior

🌿 Hiedra canaria ‘Gloire de Marengo’ (Hedera canariensis)

Hedera canariensis
  • Follaje: El follaje es verde con marcas blancas cremosas. Hojas grandes, a menudo brillantes o relucientes.
  • Aspecto, uso: Adecuado para cubrir paredes de 6 a 10 m de altura. Prefiere un lugar protegido o en el interior.
  • Características: Muy vigorosa, pero poco resistente. Se adapta a todos los suelos, pero requiere una exposición protegida y soleada, ya que teme las heladas fuertes.

Hiedra trepadora al aire libre

🌿 Hiedra común o trepadora (Hedera helix)

Hedera helix
  • Follaje: Hojas de color verde oscuro. Siempre verde.
  • Aspecto, uso: Trepadora hasta 10 m, pero también buena cubierta del suelo.
  • Características: Muy resistente. Adecuada para todos los suelos. Variedad interesante para las abejas gracias a su floración otoñal.

🌿 Hedera colchica ‘Dentata Variegata’

  • Follaje: Hojas grandes, en forma de corazón, con pequeños dientes en los bordes. Follaje perenne, con un color constante durante todo el año.
  • Aspecto, uso: entrenudos de 6-10 cm. No es muy ramificado. Brotes de color verde claro.
  • Características: Variedad de crecimiento rápido. Especies robustas y resistentes a la sequía. El follaje perfumado repele a los perros.

🌿 Hiedra de Irlanda (Hedera hibernica)

  • Follaje: Pequeñas hojas blancas y veteadas de 3 a 4 cm, muy numerosas y de color invariable durante todo el año.
  • Aspecto, usos: Buen trepador. Muy ramificado.
  • Cualidades: Muy resistente al sol y a la sequía. Bastante resistente. Vigorosa, necesita espacio.

🌿 “Suzanne” (Hedera nepalensis)

  • Follaje: Hojas grises, de 6-8 cm de longitud con lóbulo terminal puntiagudo. Hojas jóvenes de color púrpura en el reverso. Las hojas maduras son de color verde oscuro apagado con venas blancas grisáceas muy visibles.
  • Aspecto, uso: hábito de propagación en cuclillas o trepador.
  • Características: Muy resistente y vigorosa. Prefiere las situaciones sombreadas y frescas. Se adapta bien a los suelos pesados. Frutos amarillos y rojos.

🌿 Hedera pastuchovii

  • Follaje: Follaje verde oscuro brillante. Hojas oblongas.
  • Aspecto, uso: Adecuada como trepadora y cubierta del suelo.
  • Características: La más resistente de las especies. También es resistente a la sequía.

🌿 “Erecta” (Hedera helix)

  • Follaje: Hojas pequeñas, triangulares y puntiagudas, moteadas de blanco cremoso y varios tonos de verde.
  • Aspecto, uso: hábito erguido muy original.
  • Características: Variedad no trepadora de origen japonés.

🌿 “Green Ripple” (Hedera helix)

  • Follaje: Hojas de color verde brillante, muy veteadas, con cinco lóbulos muy marcados.
  • Aspecto, uso: Adecuada como cubierta del suelo y también como trepadora en un muro o una pequeña valla.
  • Características: No es invasivo. Crecimiento pequeño, de unos 2 m de altura.

Cubierta del suelo: Hiedra rastrera

🌿 “Amber Waves” (Hedera helix)

Amber Waves Hedera helix
  • Follaje: Su follaje, muy amarillo en primavera, se vuelve un poco más verde en verano, sobre todo al sol.
  • Aspecto, uso: Sus hojas de 5 a 7 cm de diámetro y sus entrenudos cortos la convierten en una notable cubierta del suelo.
  • Cualidades: Bastante vigoroso.

🌿 “Little Diamond” (Hedera helix)

  • Follaje: Hojas pequeñas, en forma de diamante, de 3 a 4 cm. Follaje denso, verde grisáceo, variegado en crema. En invierno, con tiempo seco y frío, la variegación se vuelve roja.
  • Aspecto, uso: Cubierta del suelo con un crecimiento limitado. Puede utilizarse como planta aislada en un pequeño rincón del jardín o en grandes parterres al pie de los árboles. No es muy ramificado.
  • Características: No se pega.

Hiedra para macetas… (variedades enanas)

🌿 Hiedra ‘Perkeo’ ( Hedera helix )

  • Follaje: Hojas de color verde claro con hermosas venas moradas.
  • Aspecto, uso: Hiedra pequeña (aprox. 40 cm de altura).
  • Cualidades: Perfecto para arreglos florales.

🌿 “Goldchild” (Hedera helix)

Goldchild Hedera helix
  • Follaje: Follaje ribeteado de amarillo.
  • Aspecto, uso: Hiedra pequeña (menos de 1,50 m de altura).
  • Cualidades: Perfecta para arreglos florales.

🌿 “Tenerife” (Hedera helix)

  • Follaje: Follaje de 1-2 cm de diámetro con variegación poco visible.
  • Aspecto, uso: Hiedra trepadora muy pequeña. La forma se vuelve muy interesante con la edad. Buen efecto en macetas.
  • Cualidades: Poco ramificada, se adapta bien a los pequeños rincones del jardín.

🌿 “Green Mann” ( Hedera helix )

  • Follaje: Follaje de 4-5 cm de diámetro, que se vuelve rojo en invierno.
  • Aspecto, uso: Variedad ramificada. Adecuado como cobertura del suelo o en macetas.
  • Características: Variedad frágil, poco vigorosa.

🌿 Hiedra ‘Sea Breeze’ ( Hedera helix )

  • Follaje: Aspecto atípico por la variegación y la ondulación del follaje.
  • Aspecto, usos: Hiedra pequeña con un follaje medio de 3 a 4 cm. Excelente cobertura del suelo, y hermosa mata en maceta.
  • Características: Auto-ramificada.

Hiedra arbustiva

🌿 Hiedra arbórea (Hedera colchica ‘Dendroides’ (‘Arborescens’))

  • Follaje: Hojas grandes y de color verde oscuro.
  • Aspecto, uso: Arbusto trepador de unos 2 m de altura. Da la impresión de ser un arbusto que crece en una pared. Flores de color amarillo verdoso, en glomérulos.
  • Características: Vigorosa, resistente hasta -15°C. Frutos de color azul-negro.

🌿 Hedera helix “Conglomerata Erecta”

  • Follaje: Hojas verde oscuro, sin lóbulos. Persiste hasta la primavera siguiente.
  • Aspecto, uso: Forma enana, semileñosa, con brotes gruesos. Adecuado para jardines de rocas y parterres sombreados.
  • Características: Crecimiento lento. Produce frutos negros.

Resumiendo

¿Qué cuidados necesita la Hiedra?

  • Puedes plantarla en cualquier tipo de suelo.
  • Prefiere zonas de sombra salvo las variegadas que necesitan al menos 4 horas de sol.
  • Le gusta la humedad del suelo, pero evita mojar el follaje para evitar enfermedades.
  • Puedes podar en primavera.
  • Puedes multiplicarla por acodo o por esquejes enraizados tanto en sustrato como en agua.

Suscríbete a mi Newsletter

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Scroll to Top