El uso de abonos y fertilizantes en la agricultura ecológica

Veamos cuales son los tipos de abonos y fertilizantes que podemos usar en nuestro huerto ecológico

Una vez que nos embarcamos en el fantástico mundo del huerto, hay una sensación que aparece y se repite en cada caso: cada vez queremos que nuestros vegetales sean cien por cien orgánicos y naturales, y por ende más sabrosos.

Es aquí donde aparece por primera vez el concepto de agricultura ecológica, que para resumirlo muy brevemente se trata, en principio, de no utilizar ningún tipo de compuesto químico que no sea natural en nuestros cultivos (ni para abonar ni para combatir plagas), hacer un uso ecológico del agua y sembrar plántulas o semillas que no hayan sido modificadas genéticamente. El concepto es obviamente bastante más amplio, pero como de lo que hablaremos hoy es de los abonos y fertilizantes en la agricultura ecológica, no me voy a explayar en los conceptos y vamos a pasar directamente al tema en cuestión.



Abonos y fertilizantes en la agricultura ecológica

Para poder cosechar de nuestro huerto hortalizas y vegetales sanos, nutritivos y grandes, suele ser imprescindible el agregado de fertilizantes y abonos que aporten todos los nutrientes que nuestras plantas precisan para poder darnos sus mejores frutos. Sin embargo, no podemos agregar cualquier producto.

Al adquirir abonos y fertilizantes para la agricultura ecológica, debemos ser conscientes y prestar mucha atención. Una gran cantidad de empresas tienen su línea orgánica o bio de este tipo de productos.

Por ejemplo, el Grupo Iñesta, que es un grupo empresarial que ofrece una amplia variedad de productos para la agricultura, desarrolla una parte de sus productos para ser utilizables en agricultura ecológica, y disponen de certificación emitida por Sohiscert (SOHISCERT fue el primer Organismo de Control y Certificación privado en España que obtuvo la acreditación para Producción Ecológica según la Norma UNE-EN 45011 (ISO/IEC 65).

Prácticamente todos sus productos se pueden aplicar en explotaciones de cultivo integrado o residuo cero.


Las materias primas que utilizan para producir sus abonos y fertilizantes son de origen orgánico, mineral y totalmente naturales, que es exactamente lo que buscamos a la hora de que nuestro huerto sea totalmente ecológico.

Tipos de abonos y fertilizantes aptos para la agricultura ecológica


agricultura-ecologica

Como dije antes, no podemos agregar cualquier cosa a nuestro suelo ecológico, por eso, cualquier producto que utilicemos, ya sea comercial o casero, podrá contener solo lo que veremos a continuación, que es una lista de los abonos y fertilizantes que están autorizados en el anexo I del reglamento 889/2008 que hace referencia a la agricultura ecológica.


Son los siguientes:

  • Excrementos líquidos de animales
  • Estiércol de granja
  • Estiércol desecado y gallinaza deshidratada
  • Guano
  • Mantillo de excrementos sólidos, incluidos la gallinaza y el estiércol compostado
  • Residuos domésticos compostados o fermentados
  • Mantillo procedente de cultivos de setas
  • Turba
  • Arcillas como perlita, vermiculita, etc.
  • Humus de lombriz e insectos
  • Mezclas de materias vegetales compostadas o fermentadas
  • Productos o subproductos de origen animal
    • harina de sangre
    • polvo de cuerno
    • polvo de pezuña
    • polvo de huesos o polvo de huesos desgelatinizado
    • harina de carne
    • harina de pescado
    • harina de pluma
    • aglomerados de pelos y piel
    • lana
    • pieles
    • productos lácteos
  • Productos y subproductos de origen vegetal para abono (por ejemplo, oleaginosas, cascara de cacao, etc.)
  • Algas y productos de algas
  • Mantillo de cortezas
  • Cenizas de madera
  • Serrín y virutas de madera
  • Fosfato aluminocálcico o Fosfato natural blando (con un contenido de cadmio inferior a 90 mg/kg de P2O5)
  • Escorias de defosforación
  • Vinaza y extractos de vinaza (aquí están excluidas las amoniacales)
  • Sal potásica en bruto o kainita
  • Sulfato de potasio que puede contener sal de magnesio
  • Magnesio y carbonato de calcio
  • Carbonato de calcio (creta, marga, roca calcárea molida, arena calcárea, creta fosfatada)
  • Sulfato de magnesio (kieserita)
  • Solución de cloruro de calcio
  • Cal industrial procedente de la producción de azúcar o de sal vacío
  • Sulfato de calcio (yeso, únicamente de origen natural)
  • Cloruro de sodio
  • Azufre elemental
  • Polvo de roca y arcilla
  • Oligoelementos

Como ves, hay una larga lista de abonos y fertilizantes que puedes utilizar aun practicando la agricultura ecológica en tu huerto. Si quieres producir alimentos ecológicos, consulta la información oficial en los organismos de control de tu ciudad o país.

Así que, si tienes tu huerta, te animo a que incursiones en este mundo que tantas ventajas tiene tanto para nosotros mismos como para el medio ambiente.

 

Notas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Pin It on Pinterest