¿Qué hacer con los bulbillos de gladiolos?

Cormos con bulbillos de gladiolos

Pregunta:

Acabo de desenterrar mis gladiolos y he descubierto un gran número de bulbos muy pequeños alrededor del bulbo original. ¿Puedo utilizarlos para propagar mis plantas?

Jimena

 

Respuesta:

Sí, PUEDES.

Esos bulbos pequeños son bulbillos de gladiolos, pero pasará bastante tiempo antes de que los veas florecer…  Así que veamos primero otra posibilidad de multiplicar tus gladiolos.

 

cormo-de-gladiolo
Cormo de Gladiolo

 

Si desentierras los cormos (bulbos) de gladiolos a finales de otoño, te darás cuenta de que el cormo que plantaste en primavera se ha secado y ha muerto, pero que se ha formado un nuevo cormo en la parte superior. Y a menudo no hay un solo cormo, sino dos.

Separar estos dos cormos es la forma más fácil de propagar el gladiolo, ya que ambos cormos serán lo suficientemente grandes como para florecer al año siguiente.

Deja los cormos al aire libre, pero protegidos de las heladas, durante 2 ó 3 semanas hasta que el follaje se haya secado. Esto permitirá que se puedan limpiar sin problemas.

Retira las hojas y las raíces, que se desprenderán fácilmente. Retira y composta el cormo viejo y seco, para liberar los dos cormos. Ahora estás preparada para guardarlos.

Puedes encontrar información sobre la hibernación de los bulbos tiernos, como los gladiolos, en el artículo Cómo guardar los bulbos en Invierno.

Multiplicación por bulbillos de Gladiolos


Bandejas con cormos de gladiolos y bulbillos.

Cuando separes tus bulbos, ten cuidado de no confundir las variedades

En cuanto a la propagación de los bulbillos de gladiolos, retíralos (es decir, sepáralos del cormo padre) antes de almacenar los nuevos cormos maduros.

Ten en cuenta que pueden ser muy numerosos y, en este caso, a menos que quieras tener cientos de plantas, deberías limitar tu selección a los de mayor tamaño. Una vez separados y seleccionados, puedes almacenarlos de la misma manera que los cormos adultos.

Sin embargo, no tendrás flores inmediatamente al año siguiente si plantas los bulbillos. Tendrás que dejar que crezcan más antes de ver las flores: 2 ó 3 años. Por tanto, trasplántalos en primavera, quizá en un lugar poco visible, ya que sólo producirán follaje, y vuelve a recogerlos el próximo otoño.

Los bulbillos de gladiolos serán entonces mucho más grandes, verdaderos cormos, pero todavía demasiado pequeños para florecer. Por lo tanto, normalmente se necesita al menos otro año de cultivo en el suelo antes de que puedas obtener cormos que estén listos para florecer.

Cuando los “bulbillos” alcancen el tamaño de los cormos originales, podrás verlos florecer.

 

Suscríbete a mi Newsletter

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Ir arriba