¿Sabías que hacer compost casero solo te toma una hora a la semana?
Home | Huerta | Conservar la cosecha, técnicas sencillas
conservar la cosecha

Conservar la cosecha, técnicas sencillas

Soluciones rápidas para conservar la cosecha de verduras y frutas.

 

Una de las mejores partes del verano, es tener una gran abundancia de alimentos frescos provenientes de la huerta. Pero esa misma abundancia puede ser un problema al final de la temporada. Cuando tu huerta es sana y abundante, no te alcanza el tiempo para consumir todo antes de que se eche a perder.

Dirás, bueno ¡ten una huerta más pequeña! La verdad es que quienes tenemos huerta, nos entusiasmamos y terminamos sembrando donde sea que haya espacio, queremos tener de todo. Si tú también te encuentras con una cosecha demasiada abundante, te daré aquí unos trucos y soluciones rápidas para que puedas conservar la cosecha de tus frutas y verduras para  tenerlas disponibles, al preparar tus comidas durante el invierno.

Como conservar la cosecha de Pimientos

Puedes conservar la cosecha de pimientos para usarlos durante el invierno en salteados, ensaladas y sándwiches, sólo necesitas hacer un poco de espacio extra en el refrigerador y en el freezer.  Las próximas dos técnicas pueden usarse tanto para pimientos dulces como picantes, eso sí, una precaución, si vas a trabajar con pimientos picantes, no olvides utilizar guantes ya que si no lo haces, tus manos se irritarán por varios días.

Como Congelar pimientos

Corta cada pimiento por la mitad y quítales el corazón y las semillas. Luego puedes cortarlos en Juliana o en cuartos. Guárdalos en una bolsa para freezer, quítale bien el aire y métela al congelador. Eso es todo.

Los pimientos congelados son muy utilizados en distintos platos que van a cocinarse como salteados, tortillas, etc. Puedes ir tomando de la bolsa los que vayas necesitando.

Pimientos en vinagre.

pimientos en vinagreLimpiar los pimientos del mismo modo que lo hicimos en el paso anterior.
Llena un frasco con los pimientos picados sin llenarlo completamente, deja libre unos 5 cm más o menos. Ahora cubre los pimientos con vinagre blanco, hazlo de modo tal que queden bien cubiertos. Cierra el frasco, en lo posible con una tapa plástica, ya que el vinagre poco a poco va produciendo corrosión en las tapas de metal.
Puedes conservar el frasco en la parte posterior de la heladera hasta por 12 meses.
Los pimientos se mantendrán crujientes durante unos meses pero se irán ablandando gradualmente.
Cuando los necesites, simplemente toma con una cuchara la cantidad necesaria, incluso puedes utilizar el mismo vinagre para condimentar alguna ensalada ya que es muy sabroso.
Una excelente idea es hacer pimientos en vinagre de varios colores: amarillo, verde, rojo… Quedan exquisitos en ensaladas y en sándwiches.

Como conservar la cosecha de tomates

Los tomates congelados no pueden compararse con los envasados. Pero si no tienes ni el tiempo ni el equipamiento para hacer conservas, aun puede guardar algunos tomates para disfrutar en el invierno.

Una de las técnicas para conservar la cosecha de tomates es, directamente, congelarlos enteros: guárdalos en una bolsa para freezer y mételos en el congelador.
Evidentemente, estos tomates sólo podrán utilizarse en comidas que lleven cocción como por ejemplo sopas o salsas. A la hora de usarlos sólo toma los que necesites y colócalos un rato bajo la canilla de agua, no sólo se descongelaran sino que la piel se saldrá prácticamente sola.

Si quieres guardarlo como salsa, puedes cortar la parte superior de cada tomate y apretarlos o estrujarlos para expulsar la mayor parte de las semillas y el líquido que contienen.
Hecho esto simplemente haz un puré con los tomates en la procesadora de alimentos y congela este puré en una bolsa para freezer.

También puedes conservarlos en aceite cortándolos en cuartos dentro de un frasco y cubriéndolos con aceite de oliva.
Guarda el frasco en la parte posterior del refrigerador.

Como conservar las hierbas

Puedes utilizar dos métodos muy rápidos para conservar el hierbas, dependiendo del tipo de hierba del que estemos hablando.

conservar hierbasPara la albahaca, el perejil, el cilantro y la menta, quita los tallos y pica las hojas en la procesadora de alimentos (por separado claro).
Ahora simplemente agrega un poco de aceite para cubrir las hojas y empaca en una bolsa para freezer.
Aplana bien, bien la bolsa para quitar todo el aire y para qué quede finita como una tortilla, desde modo será más fácil romper trozos según los vayas necesitando.

Para la salvia, estragón, tomillo, laurel, orégano y romero, puedes utilizar la técnica del secado. Simplemente ata un pequeño grupo de hierbas con una banda elástica y cuélgalas boca abajo a secar en algún lugar oscuro, cálido y seco.
Cuando las hojas se hayan secado, retíralas suavemente de los tallos y colócalas en tarros almacenados lejos de la luz solar.

Conservar la cosecha de remolachas y zanahorias.

Si tienes un refrigerador lo suficientemente grande como para que sobre un cajón para las verduras, podrás disfrutar de las remolachas y zanahorias de cosecha propia por varios meses.
Después de recoger la zanahorias, quita todos los tallos verdes.
En el caso de las remolachas, utiliza unas tijeras para quitar todas las hojas pero deja alrededor de dos o 3 cm de tallo.
Quita la tierra suelta pero no las laves y si lo haces, deja que se sequen completamente, no debe quedar resto de humedad.
Pon las zanahorias y las remolachas en bolsas plásticas por separado y luego dentro del cajón de las verduras en el refrigerador. Es importante que no selles las bolsas herméticamente ya que una poca circulación de aire es buena. Además no las almacenes cerca de las manzanas, ya que estas hacen que las verduras se ablanden.
Revisa las bolsas cada 15 días para que si alguna verdura se está echando a perder, la retires y no te arruine el resto.

Bayas y otras frutas.

La mayoría de las bayas, como los arándanos, frambuesas y moras, se pueden congelar enteras. En cambio las cerezas deben ser “deshuesadas”, o sea, que deberás quitarle los carozos. Cualquiera de estas frutas simplemente las colocas en una bolsa para freezer y listo.

Las fresas o frutillas, los melocotones y algunos frutos similares deben conservarse de otra manera: córtalas en rodajas o mitades y luego rocíalas con un poco de azúcar. Déjalo reposar durante 30 minutos para que así se cree una especie de “esmalte protector”, luego guarda las rebanadas en bolsas de freezer.

Compartir la riqueza.

Si aún haciendo todo esto te siguen sobrando frutas y verduras, no es mala idea compartirlas con tus vecinos y amigos. Tengo una amiga que tiene un árbol de paltas y este año tuvo una cosecha extraordinaria, así que sólo se quedó con las que iba a poder usar y el resto las repartió entre los amigos. Obvio, todos estuvimos muy agradecidos.

Hasta aquí el artículo de hoy, en próximas entregas hablaremos de como conservar la cosecha de otras verduras como cebollas, patatas, calabazas y ajo. Mientras tanto, agrega esta página a tus favoritos ya que te vendrá muy bien tenerla mano en tu próxima cosecha.
Hasta la próxima

 

 

Opt In Image

¿Quieres tener plantas sanas cada temporada?

Aprende cómo con mi "Guía Definitiva Para Hacer Compost Y Humus de Lombriz"

Soluciones rápidas para conservar la cosecha de verduras y frutas.   Una de las mejores partes del verano, es tener una gran abundancia de alimentos frescos provenientes de la huerta. Pero esa misma abundancia puede ser un problema al final de la temporada. Cuando tu huerta es sana y abundante, no te alcanza el tiempo para consumir todo antes de que se eche a perder. Dirás, bueno ¡ten una huerta más pequeña! La verdad es que quienes tenemos huerta, nos entusiasmamos y terminamos sembrando donde sea que haya espacio, queremos tener de todo. Si tú también te encuentras con una…

Resumen de Reseña

Nada Mal!

Resumen : ¿Que te han parecido estas ideas para conservar la cosecha de tu huerta? Danos tus estrellas!

Valoraciónes : 4.84 ( 4 votos)

Un comentario

  1. Hola buenas,

    Un gran artículo, el aceite de oliva tiene propiedades que van mucho más allá de las que se le da en el uso común del día a día de los hogares,

    Como bien comentáis en el artículo conservar los tomates puede ser una de ellas,

    Yo lo uso en todo tipo de comidas, incluso en aquellas donde la gente podría pensar “que no pega” y el resultado siempre ha sido fabuloso,

    Seguiré de cerca este blog 🙂

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*