Hibiscus syriacus, Altea o Rosa de Siria, Cuidados

rosa de siria

Una belleza que no se cansa de darnos flores impactantes. Conoce la Rosa de Siria

DIFICUTADILUMINACIONRIEGOS
TIPO DE PLANTACICLO
FOLLAJEFLORACION

Otoño

,

Verano

N. CIENTIFICO:Hibiscus syriacus
N. COMUNES:Rosa de Siria, Altea, Altheas
FAMILIA:Malvaceae
ORIGENES:India y China
FOLLAJE:
FLORES:
,
,
,
,
ANCHO:
ALTO:2 a 3 m
PLANTACION:Primavera
SUELO:Bien Drenado, Rico en Humus, Húmedo, Arenoso
pH:Neutro
REPRODUCCION:Semillas, División, Esquejes
RUSTICIDAD:
ZONAS USDA: 5, 6, 7, 8, 9, 10

Rosa de Siria

La Rosa de Siria, Altea o Hibiscus syriacus, es una de las especies más apreciadas en la jardinería por la belleza de su flores.

Es un arbusto caducifolio que puede crecer hasta 3 m de altura e incluso puede formarse como árbol de tronco alto y copa pequeña. Un detalle llamativo es que las corolas de la Rosa de Siria se abren un solo día, pero la floración es tan abundante, que no se nota.

Originario de la India y China, donde fue introducido en 1596, el Hibiscus syriacus tiene muchos nombres populares: althea o altea, rosa de Siria, malva de árbol, ketmia de jardín, etc. Es un arbusto de follaje caduco muy fácil de cuidar y con una gran capacidad de adaptación.

Sus hojas, de entre 4 a 7 cm, son trilobadas e irregularmente dentadas. El fruto, es una cápsula de color pardo amarillento cubierta de pelos amarillos. Ésta especie de Hibiscus de hoja caduca soporta el frío y además tiene tolerancia a la salinidad de las zonas costeras.

La floración, muy espectacular, se renueva constantemente de julio a octubre (enero a abril en el H. Sur). Las flores, espléndidas con corolas efímeras de 6 a 8 cm de diámetro, aparecen sucesivamente y pueden ser simples o dobles, de colores vistosos y de tonos encendidos, generalmente violeta, azul, rosa, blanco, matizado o con estrías, a veces tienen un corazón más fuerte, lo que acentúa su efecto decorativo.

Plantación y Cuidados del Hibisco syriacus o Rosa de Siria


Hibiscus_syriacus_Hamabo

Donde. cómo y cuando plantar la Rosa de Siria o Altea


Para la plantación, elige un lugar a pleno sol, protegido de los vientos fuertes, en un suelo de jardín bueno, equilibrado, fértil y bien drenado.

Una vez plantado, el hibisco no plantea ningún problema. Sólo hay que asegurarse de que la planta no esté expuesta a las heladas de finales de primavera o a los vientos fríos, que pueden hacer que los botones florales en desarrollo se marchiten y caigan. El hibisco tolera bien la piedra caliza.

Cultivado en forma libre, tu Rosa de Siria o Hibiscus syriacus formará hermosas matas, arbustos muy ramificados con tallos erguidos. Pueden alcanzar de 2 a 3 m de altura y unos 1,50 m de ancho.

En compañía de otros arbustos o plantas perennes, aportarán un toque de alegría a tus parterres (distancia de plantación: aproximadamente 1,50 m).

El Hibiscus syriacus o altea también puede plantarse en macizos de plantas perennes, para dar un poco de espacio a la decoración. Uno o varios hibiscos plantados en setos mixtos tendrán el efecto más bello.

En jardines pequeños, también son adecuadas como plantas aisladas en un césped ). Si tienes paciencia, puedes podar un hibisco para darle la forma de un pequeño árbol. Con podas sucesivas, forma un tronco corto conservando el volumen de la copa. Así tendrás un hermoso, original y floreciente árbol en miniatura.

Por su aspecto bastante compacto y su buena adaptación a la poda severa, el hibisco se adapta bien a un balcón. No te resistas a la original elegancia del hibisco en forma de árbol. Puedes comprarlo ya formado.

Colócalo en un recipiente de 30 a 40 cm de profundidad. Una jardinera cuadrada es muy adecuada. ¡Tu mini árbol florecido destacará sin dudas!

Mantenimiento y Cuidados del Hibiscus syriacus


hibiscus_syriacus_

El Hibiscus syriacus es resistente y puede soportar sin problemas temperaturas de hasta -15 °C.

No se recomienda ningún mantenimiento específico, aparte de un buen abonado en primavera para estimular el crecimiento y un riego abundante en las tardes calurosas.

En cuanto a los enemigos y las enfermedades, hay que tener cuidado con los ataques de los pulgones en mayo-junio (Noviembre-diciembre en el H. Sur).

Si bien es una planta muy fuerte, pueden aparecer problemas como roya, podredumbre de las raíces, cochinillas, araña roja, mosca blanca y abeja aserradora de hojas. También suelen ser sensibles a algunos hongos que suelen producir manchas y moteados marrones en las hojas.

Su crecimiento es bastante rápido: en muy buenas condiciones, la planta puede desarrollar brotes de 30 a 40 cm por año, en ejemplares adultos.

Como el hibisco florece en los brotes del año, puedes podarlo cada año en febrero-marzo (agosto-septiembre en el H. Sur).
Todos los brotes laterales deben recortarse a una distancia de 8 a 10 cm desde la base, para evitar que la planta forme demasiada madera y quede desnuda.
La ramificación también puede reducirse en un tercio de su altura.

Finalmente, en cuanto a la multiplicación, se reproduce por esquejes semileñosos o herbáceos en primavera o verano respectivamente.

Hibiscus syriacus-altea

 ESTA FICHA NO HA SIDO COMPLETADA AÚN    PRONTO AGREGARÉ EL RESTO DE LOS CUIDADOS. 

Suscríbete a mi Newsletter

3 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Scroll to Top