Todo lo que necesitas saber sobre los Arbustos y Matas

Los árboles forman la columna vertebral del jardín, pero los arbustos son un complemento indispensable. Su tamaño, forma y color son tan variados que siempre es posible encontrar sitio para varios arbustos, incluso en un jardín pequeño.

Los arbustos se utilizan para realzar árboles y elementos decorativos, para crear setos, para formar macizos, para vestir el fondo de un parterre, para ocultar ciertas partes antiestéticas (terrazas elevadas, escaleras, cimientos, etc.), para aislarse del vecindario.

Algunos tienen un valor ornamental tan elevado que pueden utilizarse aislados en el exterior, como un punto focal. Por eso, es importante conocer bien sus características para que desempeñen perfectamente su papel.

Qué son los arbustos y sus características

Los arbustos son tipos de plantas leñosas muy ramificadas cuya estructura de ramas se inicia en la base. A diferencia de los arboles que tienen solo un tronco, la mayoría de los arbustos (siempre hay excepciones) son tupidos desde los pies.

¿De qué tamaño son los arbustos? Para que una planta sea clasificada como un arbusto, su altura máxima debe rondar los seis metros. Si la altura no supera el metro, se clasifican como un subarbustos o matas. Las matas son normalmente leñosas en la base y herbáceas en los tallos superiores, mientras que los arbustos son leñosos en su totalidad.

diferencia-entre-arboles-arbustos-y-matas
Diferencia entre árbol, arbusto y mata o subarbusto

Otra cosa que los caracteriza, es que tienen un sistema de raíces muy abundante y, aunque dependerá de las especies, suelen ser muy resistentes a los diferentes climas.

Los arbustos pueden tener diferentes formas, los hay de porte piramidal, fastigial (ramas verticalmente erectas), redondeados (globular), forma extendida (horizontal) y forma llorona o caída.

Tipos de arbustos para jardín y sus nombres

De forma coloquial podemos agrupar los arbustos en numerosos grupos que varían en función del criterio que utilicemos. Haz clic en cada grupo para ampliar la información.

  • Arbustos trepadores: estas plantas necesitan un soporte sobre el cual crecer. (Bignonias, Campsis, Jazmines, Madreselva, Pasiflora)
  • Arbustos no trepadores: esta categorización agrupa la mayoría de las plantas arbustivas (Forsythia, Rododendro, Tomillo, Cornus alba, Berberis, Calocephallus)
  • Arbustos con flores: son los preferidos a la hora de diseñar jardines, ya que no solo añaden forma y estructura, sino tambien mucho colorido (Azaleas, Camelia, Kerria japonesa, Hibisco)
  • Arbustos con frutos o bayas: ideales para atraer la vida silvestre al jardín. Los hay incluso con frutos comestibles (Madroños, Pernetia, Cotoneaster, Carisa)
  • Arbustos de hojas perennes: mantienen su follaje durante todo el año, incluso algunos, van cambiando de color con el paso de cada estación (Callistemon, Enebro común, Laurel de montaña, Acebo azul)
  • Arbustos de hojas caducas: Puede que no sirvan para ocultar partes del jardín, pero suelen tener un follaje y una floración exquisita. (Arbusto de las mariposas, Forsythia, Escaramujo, Hortensia, Plumbago chino)
  • Arbustos para setos o cercos: No todos los arbustos son idóneos para formar setos o crear cercos, usualmente aqui encontramos plantas de hoja perenne, de bajo mantenimiento y crecimiento rapido.(Laurel real, Aligustre, Euonymus japonicus, Carpe)
  • Arbustos de crecimiento rápido: Este grupo tambien es muy buscado sobre todo a la hora de comenza un jardin ya que nos interes cubrir rapidamente ciertas zonas o hacer cercos vivos (Adelfa, Celinda, Laurel cerezo, grosellero de invierno)
  • Arbustos de crecimiento lento: algunos arbustos crecen muy lentamente, pero a veces vale la pena esperar. Otros crecen muy lento al principio y luego se desbordan. (Rhaphiolepis indica, Boj, Acer Palmatum)

Aquí tienes todas las fichas de cuidados que he escrito sobre arbustos y matas. Utiliza el buscador para encontrar una especie rápidamente.

Mantenimiento y cuidados de los arbustos

De mas está decir que no todos los arbustos se cuidan por igual, cada una de las especies tendrá sus propios requerimientos de ubicación, suelo, espacio requerido, luz, riegos, etc. De todas formas, hay algunos consejos fundamentales en términos de cultivo y de cuidados en el mundo de las plantas arbustivas.

1. Riego abundante y regular el primer año

El riego es especialmente importante en los primeros años, cuando las raíces aún no están bien asentadas. Debe ser abundante y regular.

Una vez bien establecidos en el jardín, los arbustos requieren poco riego.

2. Abona al plantar y luego hazlo regularmente

Es fundamental abonar los arbustos ornamentales, sobre todo los que producen flores o frutos decorativos.

El abono no sólo garantiza un buen crecimiento y flores en abundancia, sino que también ayuda a la planta a resistir mejor las agresiones externas en el jardín.

  • Al plantar, conviene enterrar estiércol bien descompuesto o una buena tierra para macetas en el hoyo de plantación, en cuyo caso se evitará abonar el mes siguiente a la plantación.
  • A partir de la primavera y durante todo el verano, abonar regularmente según las dosis indicadas en el envase.
  • Una aplicación moderada pero regular es siempre preferible a una aplicación masiva que podría quemar las raíces. Puedes «rascar» la tierra para facilitar la penetración del abono.
Forsythia arbusto florecido
Forsythia florecida

3. Elimina las malas hierbas y acolcha el suelo

La competencia de ciertas plantas (especialmente las malas hierbas) puede ser perjudicial para el crecimiento de los arbustos, sobre todo cuando son jóvenes. Para evitar este problema, mantén limpia la base de los arbustos.

También puedes utilizar un mantillo para evitar que crezcan malas hierbas y limitar la pérdida de agua por evaporación.

Acolchar el suelo, y por tanto la base de los arbustos, tiene muchas ventajas.

4. Controla las plagas regularmente

Los arbustos son más resistentes a las enfermedades y plagas si están bien plantados y se mantienen con regularidad; la prevención es el mejor remedio mediante la poda y el abonado periódico. Las enfermedades más comunes son la roya, el oídio y la fumagina que ataca las hojas usualmente luego del paso de los pulgones.

5. Poda tus arbustos según la especie.

La poda de los arbustos suele ser esencial y tiene una doble función: sanitaria y estética.

Previene la llegada o la propagación de ciertas enfermedades; mejora la floración; equilibra o da un porte armonioso a la planta; favorece la aparición de brotes vigorosos.

Mas datos sobre la poda de arbustos con flor

Mas consejos para el cuidados de Arbustos

Scroll al inicio