¿Qué son los insecticidas y cuales deberíamos comprar?

Que son los insecticidas y cuales deberíamos comprar

Si acostumbras leer sobre plagas y problemas en las plantas, seguramente ya sabes que la mejor manera de combatirlas comienza con la prevención, con un suelo sano, nutrido y un cuidado correcto de cada planta y el entorno.

Sin embargo, las variables son demasiadas y mas temprano que tarde, nuestras plantas acaban siendo atacadas al menos por algún insecto. Es allí cuando los amantes de lo ecológico comenzamos a buscar desesperadamente soluciones caseras y mágicas para luchas contra ellos, a veces funcionan y otras veces debemos tomar medidas más drásticas, es aquí donde entran en el juego los Insecticidas, pero… ¿sabemos de verdad que son y cuales deberíamos comprar?

En la nota de hoy no solo hablaremos de los insecticidas, sino tambien de donde podemos adquirirlos de forma online, cuidando la calidad tan necesaria para el beneficio tanto de nuestras plantas como de los insectos benéficos y el planeta.

¿Qué son los Insecticidas?

Los insecticidas son un tipo de plaguicida que se utiliza para atacar y matar a los insectos. Algunos insecticidas más conocidos incluyen cebos para hormigas, avispas e insecticidas en aerosol que se dirigen a una amplia gama de insectos.

Los insecticidas también son muy eficaces para controlar los insectos en su fase de desarrollo larvario, antes de que se conviertan en insectos adultos.

Algunas marcas de insecticidas también actúan como plaguicidas, es decir, pueden atacar otras  enfermedades de las plantas, caracoles, babosas, así como malas hierbas, hongos y bacterias.

¿De qué están hechos los insecticidas?

Los insecticidas proceden de una amplia gama de fuentes orgánicas y sintéticas y están disponibles en forma líquida o seca.

Muchos jardineros preferimos los insecticidas orgánicos, que están hechos de bacterias, virus, hongos, ácidos grasos, minerales, aceites y plantas. Se descomponen rápidamente en sustancias no tóxicas que no dañan el medio ambiente.

Los plaguicidas sintéticos de uso general que contienen carbaril, permetrina o malatión permanecen activos durante unos días y matan las plagas pero también a los insectos beneficiosos.

Cómo funcionan los Insecticidas

Los insecticidas se suelen rociar o espolvorear sobre las plantas o el suelo, donde asfixian, paralizan o envenenan a los insectos por contacto o ingestión.

Debes cubrir completamente la superficie de la planta o del suelo, incluso debajo de las hojas.

Muchos insecticidas  orgánicos deben ser ingeridos por los insectos, pero los jabones y aceites matan por contacto directo, al igual que la mayoría de los insecticidas sintéticos.

En esta sección de como funcionan los insecticidas, debo mencionar tambien los Insecticidas sistémicos.

Los insecticidas sistémicos no matan por contacto, son absorbidos por la planta y se propagan por su savia; la “ventaja” es que no pueden ser arrastrados por la lluvia. Las plagas mueren cuando se alimentan de cualquier parte de la planta.

Los insecticidas sistémicos sólo deben utilizarse en plantas ornamentales, nunca en plantas comestibles.

¿Qué insecticidas deberíamos comprar y dónde?

isecticidas organicos comerciales

Teniendo ya toda esta información básica sobre los insecticidas pasemos a otra parte no menor de esta nota que es donde deberíamos adquirirlos.

Aquí es donde quiero presentarte una empresa española, altamente calificada en este tipo de productos, se trata de Anta y Jesús, una empresa que se dedica a la venta de productos de limpieza profesionales y de jardinería, en la cual podemos confiar la compra de nuestros insecticidas.

Pero, ¿por qué esta recomendación? Bueno, porque primero, son españoles, están establecidos en Zamora y cuentan con más de 25 años de historia y experiencia, pero por sobre todo por que cuentan con innumerables reseñas positivas en cuanto a sus productos, su calidad y la atención de su personal que está ampliamente formado para poder asesorarnos.

En su web, podremos adquirir los insecticidas específicos que necesitemos para nuestras plantas y el jardín, como así tambien, algunas materias primas para hacer nuestros propios insecticidas caseros como el azufre y el jabón potásico.

A la hora de elegir el producto:

  • Asegúrate de identificar correctamente la plaga, infórmate sobre el ciclo vital y los hábitos de los insectos para poder tratarla con eficacia.
  • Sé amable con las abejas, es decir, intenta elegir ecológicamente, muchos pesticidas sintéticos son perjudiciales para las abejas y otros insectos deseables.
  • Intenta utilizar la sustancia más “específica” posible (la que se dirige a la plaga que quieres destruir) y no apliques insecticidas que puedan matar a las abejas durante el periodo de floración, cuando las abejas son más activas.

Para poder cumplir con los consejos que te acabo de mencionar, en la sección a continuación  hablamos de los insecticidas ecológicos o biológicos mas recomendados para el tratamiento de las plagas.

Insecticidas botánicos

insecticidas.jpg

Aunque muchos insecticidas contienen potentes productos químicos que pueden controlar y exterminar eficazmente las plagas del jardín y los cultivos, muchos jardineros ecológicos quieren una alternativa más natural, no tóxica y respetuosa con el medio ambiente.

A diferencia de los insecticidas sintéticos, que pueden contener sustancias químicas tóxicas que pueden ser perjudiciales para las personas, el suelo y el medio ambiente, los insecticidas botánicos contienen sustancias químicas naturales extraídas de las plantas o los minerales. Aunque son seguros para el ser humano, son tóxicos para los insectos y las enfermedades de las plantas.

Los productos químicos naturales como el espinosad, la piretrina y el aceite de neem suelen ser de acción rápida y se degradan rápidamente. Pueden no ser tóxicos para el ser humano o tener bajos niveles de toxicidad para los mamíferos y las aves y tener un efecto mínimo en el medio ambiente. Algunos fabricantes de insecticidas botánicos utilizan a veces aceites esenciales para mantener alejados a los insectos, como el cedro, la lavanda, el eucalipto, el poleo, la hierba limón, el romero, la menta y el aceite de soja, que también funcionan muy bien.

En tu búsqueda de una alternativa natural a los productos químicos nocivos, algunos de los nombres ultra científicos pueden resultar confusos, por lo que aquí te presentamos algunos de los productos químicos naturales más utilizados en muchos insecticidas botánicos.

Spinosad

El Spinosad es una mezcla de dos sustancias químicas llamadas Spinosyn A y Spinosyn B. Se trata de una sustancia natural procedente de una bacteria del suelo que puede ser muy tóxica para los insectos.

Desde 1997, la Agencia de Protección del Medio Ambiente de EE.UU. (EPA) ha registrado el espinosad para su uso en plaguicidas e insecticidas para controlar una amplia variedad de plagas, como trips, minadores de las hojas, moscas de la fruta y organismos similares. El espinosad es una sustancia muy versátil. Además de utilizarse en más de 80 productos plaguicidas registrados para plantas agrícolas y ornamentales,

El espinosad también está presente en algunos medicamentos regulados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU. Se utiliza para controlar los piojos y las pulgas en perros y gatos.

El espinosad es muy eficaz para matar insectos. Una vez que los insectos entran en contacto con el insecticida, ya sea en forma de gránulos, polvo o aerosol, éste ataca su sistema nervioso, provocando una parálisis y suelen morir en sólo 1 ó 2 días. Un poco horripilante quizás, pero este modo de funcionamiento es esencial para la salud de tus plantas.

Insecticidas a base de piretrina

La piretrina se extrae de las flores de la planta del piretro y del crisantemo. Es eficaz contra una amplia gama de insectos (hormigas, cucarachas, pulgas, pulgones, cochinillas, orugas, moscas, avispas, así como escarabajos (especialmente los japoneses).

Es ideal para la jardinería ecológica, ya que desaparece rápidamente de las plantas y del suelo tras eliminar las plagas no deseadas. Tiene un bajo nivel de toxicidad. Por tanto, es seguro para su uso en humanos, animales domésticos y ganado. La piretrina actúa como un antídoto rápido para los insectos una vez que entran en contacto con ella, pero pueden regenerarse si utilizas una dosis insuficiente.

Los insecticidas que contienen piretrina suelen mezclarse con un pequeño porcentaje de butóxido de piperonilo (PBO), una sustancia química tóxica inorgánica que hace que el producto sea más potente. Aunque los insecticidas a base de piretrina sólo utilizan una cantidad muy pequeña de butóxido de piperonilo (PBO), puedes preferir un producto que utilice productos totalmente naturales, como el aceite de neem o los aceites esenciales.

Aceite de neem

Es un producto natural que se encuentra en los frutos y semillas del árbol del Neem. El neem es originario de la India y otras partes de Asia.

El aceite de neem es muy eficaz para controlar las plagas y enfermedades de las plantas. El aceite de neem es una mezcla de componentes, siendo la azadiractina el componente más activo. Repele y mata las plagas de insectos. También puede inhibir el crecimiento de los insectos y la puesta de huevos. El aceite de neem hidrofóbico clarificado es el componente restante y también puede utilizarse con la azadiractina para controlar ciertos insectos y plagas, mientras que algunos fabricantes pueden utilizar el aceite de neem hidrofóbico con otros ingredientes.

Otros Aceites hortícolas

Los aceites hortícolas son aceites minerales, vegetales o derivados del petróleo que se mezclan con un emulsionante para que, de este modo, puedan mezclarse con agua y luego rociarse para el control de los insectos y plagas.

Los aceites hortícolas, que incluyen el aceite latente o durmiente y el aceite de verano, se utilizan para asfixiar los huevos y los insectos en desarrollo en los árboles y las plantas ornamentales.

Utiliza el aceite latente (más pesado) a finales del invierno o principios de la primavera, en cuanto las temperaturas superen los 4ºC, pero antes de que las plantas desarrollen las hojas.

Utiliza los aceites de verano (más ligeros) cuando quieras, siempre que la temperatura sea inferior a 29ºC.

Jabón insecticida

El jabón insecticida es uno de los mejores remedios para los organismos de cuerpo blando, como los pulgones, los ácaros y los minadores.

Es seguro para la mayoría de las plantas y no es tóxico para los insectos y animales beneficiosos. Pero no pulverices bajo la luz directa del sol, el calor extremo o la sequía, ya que puede dañar las hojas de algunas plantas.

Como ves tenemos muchas opciones ecológicas de insecticidas que podemos usar para combatir los insectos de nuestras plantas y todos podremos adquirirlos de manera en online en la web de Anta y Jesús, que ademas te asesorarán para que puedas comprar los correctos para tu plaga.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Scroll to Top