¿Qué métodos hay para controlar las plagas?

Un repaso rápido para conocer de qué forma se pueden controlar las plagas en general

Las plagas representan una seria amenaza para todos los seres vivos, ya sean humanos, animales o vegetales.

Hay muchos tipos diferentes de plagas, incluyendo hongos, mosquitos, moscas, ratas, pulgas, termitas y, es imprescindible controlarlas o eliminarlas, ya que todas ellas pueden tener un efecto dañino tanto en los seres humanos, como en su entorno.

Todos estos agentes dañinos pueden controlarse o, al menos, reducirse manteniendo una buena higiene, esto es primordial y aunque parezca obvio, muchas veces, lo pasamos por alto.

Cómo se controlan las plagas en el hogar y el jardín

Veremos un repaso rápido de los métodos de control de aplicas que normalmente están disponibles, tanto para un uso personal como profesional, pero antes, hay dos cuestiones por demás importantes para no tener que llegar a la utilización de esos métodos, los cuales muchas veces pueden resultar contaminantes.

Conocer para actuar


Lo primero que necesitas hacer es identificar los tipos de plagas con las que estás lidiando y el estilo de vida que llevan.

Sólo entonces podrás desarrollar estrategias para controlarlas. Identificar correctamente una plaga te ayudará a ahorrar tiempo y dinero en tácticas inapropiadas.

Si necesitas ayuda para esta identificación, haz clic en https://controldeplagas.pro y encontrarás muchísima información sobre las plagas que pueden estar acechando tu hogar y tu jardín y como controlar cada una de ellas.

Si una vez identificado el problema, no puedes lidiar solo con él, entonces busca ayuda, hay compañías dedicadas a esto de forma profesional en casi cualquier lugar.

Control de la higiene


Hay menos plagas en los lugares que se encuentran limpios y que por lo tanto, no dejan lugar ni alimento para que las plagas crezcan y se reproduzcan.

Controla las plagas en el hogar y en el jardín practicando una buena higiene.

  • Siempre limpia después de las comidas, tira los restos y los residuos en el cubo de basura asegurados en envolturas.
  • Lava y seca los platos después de usarlos,
  • Mantén limpios todos los armarios, pisos, estufas y otros artículos del hogar.
  • Siempre mantén la comida en un recipiente con tapa,
  • Tira la cadena del inodoro después de cada uso,
  • Sella todos los tanques sépticos, drenajes y agujeros alrededor de las tuberías,
  • Elimina las malas hierbas y los escombros del jardín,
  • Usa mantillo fresco y fertilizantes naturales.

Habrá muchas menos posibilidades de necesitar plaguicidas si se abordan adecuadamente los factores de higiene pertinentes.

Control Orgánico


Cuando se trata de limitar el daño causado por los insectos y los animales pequeños, muchas personas optan por métodos naturales para atacar sólo a las plagas y no dañar a otras plantas o animales en el proceso.  De esta manera, se utilizan trampas y cebos de depredadores potentes y eficientes.

Por ejemplo, el fluoroacetato de sodio (FCH₂CO₂Na) es un veneno biodegradable mezclado con cebos para erradicar una serie de plagas.

Es el método más rentable para aplicar en territorios difíciles. Otros productos utilizados son los aerosoles de aceite, nematodos parásitos, jabón insecticida, etc.

Control Biológico


Esta técnica se utiliza principalmente en invernaderos, pero también se puede practicar al aire libre. Con el fin de controlar las plagas biológicamente, se introducen enemigos naturales de la plaga, como depredadores, parásitos y patógenos, que interfieren geográficamente con su capacidad de reproducirse.

Ciertos insectos benéficos se alimentan de las larvas de las plagas, lo que reduce su crecimiento posterior.

Este método es ambientalmente seguro para las plantas, la familia y la vida silvestre natural, sin embargo, el éxito de este proceso depende del uso correcto de las especies apropiadas y en las condiciones adecuadas.

Pesticidas químicos


Hay miles de pesticidas químicos usados hoy en día en hogares, oficinas, tiendas, granjas y muchos otros lugares. Los pesticidas son peligrosos y contaminan la tierra, el aire, los alimentos y el agua. A veces son demasiado peligrosos para las personas que los utilizan y para otros organismos vivos cercanos.

Los plaguicidas están disponibles en forma sólida, líquida y en aerosol, agrupados según el tipo de plaga que matan, los insecticidas para matar insectos, los bactericidas para bacterias y los herbicidas para plantas.

Los plaguicidas pueden matar a un animal perjudicial por vía oral, respiratoria y dérmica.

Antes de usar un aerosol por tu cuenta, recuerda siempre leer la etiqueta de un pesticida, y evita contaminar alimentos, bebidas, utensilios y otros artículos utilizables que estén por ahí.

Si quieres un espacio libre de plagas, simplemente mantén una vida limpia y saludable. El uso de plaguicidas para controlar las plagas debe ser siempre la última opción posible.

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba