Usos del Azufre en las Plantas [ fungicida orgánico ]

Muy conocido entre quienes cultivan un huerto orgánico, el azufre es un fungicida natural contra enfermedades como el oidio, pero también contra lo botritis y los ácaros. Aprende todo sobre este producto y su aplicación en las plantas



El azufre para plantas es azufre mineral, extraído de la roca y se utiliza en la agricultura desde hace mucho tiempo. Al igual que el cobre, es uno de los tratamientos que pueden utilizarse contra las enfermedades causadas por hongos más habituales, ya que tiene propiedades antifúngicas y desinfectantes.

En particular, el azufre es un producto útil para la defensa contra el oídio, (el cobre se usa mas sobre el mildiu) una enfermedad de las plantas también llamada popularmente con varios nombres como Blanquilla, Blanqueta, Mal blanco, Moho blanco, Cenizo, causada por muchas cepas diferentes de hongos específicos que dan lugar a síntomas similares.

El azufre es un fungicida que también está permitido en la agricultura ecológica, por lo que puede ser utilizado por las fincas certificadas y también por los particulares para el cuidado del jardín, las plantas frutales y las ornamentales.


Como funciona el Azufre para plantas

Cuando el azufre entra en contacto con el micelio y las esporas del hongo patógeno, penetra en sus células gracias a su liposolubilidad, rompiendo la membrana y provocando la liberación de agua, y por tanto la deshidratación y la muerte.

El azufre ejerce esta acción cuando se encuentra en estado de vapor, con al menos 18-20 °C de temperatura ambiente en el caso de los productos de grano grueso, y a partir de 10 °C para los azufres más finos. Por lo tanto, no funciona a bajas temperaturas e incluso con una alta humedad del aire su eficacia se reduce.

Para que sirve el azufre en las plantas


El azufre es un anti-oídico por excelencia, ampliamente utilizado desde 1800, y por su buena eficacia se utiliza no sólo en la agricultura ecológica, sino también en la convencional.

Sin embargo, además de la defensa contra el oídio, también tiene cierto efecto contra otras enfermedades de las plantas, por ejemplo, se utiliza contra la monilia en las frutas de hueso (melocotón, albaricoque, ciruela y cereza), contra la botritis y contra los ácaros.

En qué cultivos se utiliza (Huerto y Jardín)


El azufre para plantas puede utilizarse en cultivos hortícolas y frutales, en la vid y en diversas plantas ornamentales afectadas por el oídio.

En el huerto se utiliza con frecuencia en calabazas y calabacines, ya que son plantas fácilmente atacadas por la podredumbre blanca.


Productos a base de azufre

productos-a-base-de-azufreLos diferentes productos a base de azufre se distinguen por las modalidades de empleo, que pueden ser en primer lugar de dos tipos: para tratamientos en polvo y para tratamientos líquidos, estos últimos más recientes que los primeros.

Otro criterio de distinción entre las distintas formulaciones se basa en el tamaño de las partículas de azufre, ya que cuanto más finas son, más pueden actuar a bajas temperaturas.

Como mencioné el azufre existe en dos formas: azufre sublimado (también llamado flor de azufre) y azufre mojable.

El azufre sublimado

Se fabrica en un proceso químico natural. Hablamos de la sublimación en hornos de alta temperatura, lo cual posibilita al producto conseguir una pureza de 99,5% teniendo una forma de partícula bastante singular. Es por esa razón que se denomina ‘flor’ en alusión a la manera que adopta la molécula una vez que se sublima.

Es insoluble en agua por lo cual generalmente se aplica seco con una máquina para sulfatar polvos pero recuerda que no deberías mojar la planta por unos días. Tiene la particularidad de funcionar aun en bajas temperaturas. También tiene una mayor adherencia a la superficie vegetal gracias a su carga electrostática..

El azufre mojable

Se presenta en forma de polvo o gránulos que deben diluirse en una determinada cantidad de agua.

Los azufres mojables, los de los tratamientos líquidos, ofrecen una acción más rápida que los pulverulentos o azufres en polvo, también gracias a que tienen partículas más finas, pero tienen una menor persistencia.

En general, el azufre mojable se utiliza cuando las plantas han “pillado el blanco“, es decir, cuando tienen una superficie blanquecina en las hojas.

Hay muchos productos a base de azufre registrados en el mercado, por lo que para orientarse en la elección hay que leer bien la información que figura en las fichas técnicas.


Uso y dosis de Azufre en los tratamientos

planta con oidio

Al igual que para la distribución de cualquier otro producto, también para el azufre hay que atenerse estrictamente a lo que está escrito en el envase de la formulación que se compra, a la forma de aplicación, a las dosis y a las precauciones para su salud y el medio ambiente, ya que estas varían en función del tipo de enfermedad a tratar.

Para una óptima eficacia del producto, es necesario utilizarlo a la aparición de los primeros síntomas de la patología, para detenerla a tiempo, y tratar de cubrir uniformemente la superficie de la hoja.

Aunque en el azufre mojable, éste actúa por vapor, es decir, rodea la planta mientras se disipa, por lo cual afectaría al hongo de igual manera. El vapor de azufre penetra primero en las hojas antes de alcanzar las células infestadas del hongo, cuya acción disminuye, antes de destruirlo por completo.

El azufre no es mezclable (si vale la palabra) con plaguicidas de reacción alcalina como el caldo bordelés y los polisulfuros, ni con productos microbiológicos como Beauveria bassiana y Ampelomyces quisqualis.

Los tratamientos a base de azufre pueden repetirse varias veces durante la temporada de primavera-verano, recordando dejar pasar unas tres semanas entre un tratamiento con azufre y otro con aceites minerales, que se utilizan cuando es necesario contra las cochinillas.

El azufre mojable tiene una acción prolongada de una semana. Por lo tanto, es útil repetir el tratamiento varias veces para deshacerse del “mal blanco”.

El tiempo de carencia del azufre es de 5 días, por lo que después del tratamiento es necesario esperar 5 días antes de cosechar los productos.

Si se utiliza azufre en polvo mojable, se hacen soluciones en agua, que se pulverizan sobre las plantas con una bomba de fumigación.

En el caso del azufre en polvo para espolvoreo, en cambio, es mejor esparcir el producto sobre las plantas utilizando una máquina de azufre (se pueden encontrar en paginas como Amazon), una herramienta manual bastante barata, que puede ser adecuada para aquellos que tienen un pequeño huerto.

Si no tienes la maquina para sulfatar, el truco de algunos jardineros es meter el azufre dentro de un calcetín y ir sacudiéndolo hasta cubrir todas las hojas con un fino polvo.
Otra opción es llenar una bolsita de plástico y pincharla con un alfiler varias veces y lo mismo, la sacudes alrededor de la planta.
Indispensable el uso de guantes , mascarilla y gafas como mínimo ya que es irritante y debes evitar el contacto con los ojos, piel y vías respiratorias.

Considera que si usas azufre en plantas ornamentales, no quedarán muy estéticas que digamos, ya que como se aplica sobre el follaje, se queda el polvo blanquecino en sus hojas. Pero que acabará con lo hongos, eso seguro!

Condiciones que favorecen el tratamiento


El tratamiento con azufre mojable se basa en el fenómeno de la absorción del vapor por la planta. Para mejorar estas condiciones de vapor, es aconsejable respetar algunas condiciones:

  • Luz solar óptima: la sublimación del azufre (paso del estado sólido al estado gaseoso) mejora con la luz clara. Por lo tanto, es preferible rociar la solución cuando el sol es generoso y evitar los días nublados al realizar el tratamiento.
  • Temperaturas suaves: El azufre actúa con mayor eficacia cuando la temperatura está entre 22 y 25 grados.

¿El Azufre es Tóxico?
Toxicidad y nocividad para el medio ambiente


El azufre no debe utilizarse cuando las temperaturas son demasiado bajas, porque básicamente es inútil, pero incluso con un calor excesivo debe evitarse porque se vuelve fitotóxico.

Ya a 30°C puede provocar quemaduras en las plantas tratadas, por lo que en pleno verano es mejor evitarlo o elegir los días y horas más frescas del día para distribuirlo. Sin embargo, existen algunos azufres particulares, compuestos por microgránulos dispersables en agua, que reducen este inconveniente.

El azufre puede ser tóxico para algunos insectos beneficiosos y, como también tiene cierto efecto acaricida, lamentablemente también actúa contra los ácaros depredadores.

El azufre es más que útil para las plantas, ya que éstas lo necesitan para asegurar su supervivencia. Sin embargo, un exceso de azufre puede provocar quemaduras.

Alternativas al azufre


Dada la fitotoxicidad del azufre en épocas de calor, es evidente que hay que pensar en alternativas, sobre todo para tratar las cucurbitáceas (calabazas, calabacines, etc.) que son conocidas por enfermar a menudo de oídio en verano.
Además, precisamente en los calabacines, utilizar azufre supone renunciar a la cosecha durante los 5 días de carencia, y esto es un gran inconveniente, dado que los calabacines producen frutos diariamente.

Ampelomyces quisqualisUn producto muy bueno y ecológico para utilizar en estos casos como alternativa es el basado en el hongo benéfico Ampelomyces quisqualis, un biofungicida activo contra el oídio, del que existen formulaciones registradas oficialmente para los siguientes cultivos: vid, rosa, cucurbitáceas, solanáceas y fresa.

Normalmente también los tratamientos con bicarbonato sódico son eficaces y válidos contra el oídio, mientras que entre los corroborantes y estimulantes de las defensas naturales de las plantas encontramos las harinas de roca como las zeolitas, útiles para prevenir las enfermedades y diversos ataques parasitarios.

La legislación de referencia sobre el azufre en la agricultura ecológica


El azufre es uno de los productos fitosanitarios permitidos en la agricultura ecológica y está incluido en el anexo II del Reglamento CE 889/08, una de las referencias europeas en materia de certificación ecológica, que permanecerá en vigor hasta 2022. También la nueva normativa europea sobre agricultura ecológica, que sustituirá a la actual, deja la posibilidad de utilizar azufre en los tratamientos.

Como en el caso de los demás productos fitosanitarios, para el uso profesional del azufre es necesario estar en posesión de una licencia.

Conviene saber: el azufre mojable puede utilizarse en la agricultura ecológica porque no es perjudicial -o lo es muy poco- para los seres humanos, los animales o las abejas.

Califica este Post

Nada Mal!

¿Te ha servido la información sobre el uso del azufre en las plantas como fungicida? Dale tus estrellas al post

Calificación de Usuarios 4.65 ( 1 votos)

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Notas Relacionadas

Botón volver arriba