5 pasos básicos para comenzar un huerto urbano orgánico

Sea cual sea el espacio que tengas disponible, puedes tener tu huerto urbano siguiendo estos consejos

Comenzar un huerto urbano orgánico es una idea más posible cada año, ya que los habitantes de las ciudades grandes inventan nuevas e innovadoras formas de utilizar el poco espacio exterior que tienen para cultivar magníficos vegetales o jardines de flores.

Incluso si no tienes un gran patio con mucho espacio abierto, o si vives en un apartamento con balcón o sin espacio exterior, puedes comenzar un huerto productivo y fácil de manejar usando camas elevadas temporales, hidroponía o técnicas de jardinería para espacios pequeños. Incluso puedes producir tu propio fertilizante orgánico usando pequeños sistemas de compostaje casero. Puedes ver mucho más sobre estos implementos en www.cultiba.com

Mientras que la huerta urbana solía considerarse una idea radical, las ciudades están empezando a adoptar el concepto a medida que se dan cuenta de los efectos positivos que tiene en el embellecimiento de las zonas urbanas, la limpieza del aire, y dándole a la gente más control sobre su fuente de alimentos.

Por ejemplo, en algunas ciudades se ha legalizado que cualquier persona plantara un huerto a lo largo de un terreno no utilizado.


Comenzar un huerto urbano orgánico

La horticultura en la ciudad puede sonar como una perspectiva intimidante, pero es fácil comenzar tu huerto urbano orgánico propio. Hemos preparado esta fácil guía sobre cómo comenzar tu propio huerto urbano orgánico con cualquier presupuesto, sin importar el poco espacio que tengas.

1. Hacer un plan


Lo primero que tienes que hacer es mirar la situación de tu casa y averiguar cuál es la mejor estrategia para ti. Aquí hay algunas ideas para diferentes situaciones de vida:

Apartamento con balcón o terraza:

  • Un huerto en contenedores es lo mejor para los espacios de balcón o terraza
  • Los contenedores son fácilmente transportables y su tamaño y disposición pueden adaptarse a cualquier tamaño de balcón.
  • Los jardines colgantes o verticales también funcionan muy bien en los patios
  • Otra opción es la hidroponía, que se puede instalar en el interior o en el balcón.

Apartamento sin espacio exterior:

  • La hidroponía que utiliza luces de cultivo elimina la necesidad de luz solar natural y puede ir a cualquier lugar, incluso en un armario.
  • Si prefieres usar tierra natural, planta un huerto de macetas en una ventana soleada o con una luz de crecimiento
  • Los jardines colgantes en las ventanas no requieren ningún espacio en el suelo

Casa con un pequeño patio:

  • La horticultura en metros cuadrados es una gran propuesta cuando se tiene una pequeña cantidad de terreno.
  • Las camas elevadas permiten organizar pequeños jardines para una máxima eficiencia y rendimiento
  • Un pequeño sistema de acuaponía también podría instalarse en tu patio para cultivar tanto productos como peces.

Un terreno municipal abandonado:

  • Esta es una gran oportunidad para un huerto comunitario urbano
  • Trabaja con la gente de tu comunidad para iniciar un proyecto de grupo para embellecer tu vecindario y proporcionar productos frescos
  • Las camas elevadas son una idea inteligente en los lotes abandonados debido a la probable contaminación del suelo.
  • Estos lechos pueden ser construidos de madera, metal o materiales reciclados y se les puede añadir tierra y abono para empezar a cultivar de inmediato.

suministros para huertos urbanos

2. Reúne tus suministros


Hay algunas herramientas como azadas o palas de tamaño considerable que normalmente no son necesarias para la mayoría de los horticultores urbanos, a menos que se pueda trabajar un pequeño trozo de tierra. Algunas herramientas son más universales, y pueden ser útiles incluso en el más pequeño jardín interior o exterior, incluso, puedes revisar alguno de estos Kits para huertos que son una gran idea para comenzar

Cosas que todo cultivador de un huerto urbano necesita:

  • Una buena pala puede durar años de uso
  • Guantes de jardinería para mantener las manos protegidas
  • Fertilizantes orgánicos, o un kit de compostaje para alimentar tus plantas
  • Una variedad de semillas, es divertido mezclar plantas comestibles con flores decorativas
  • Rotuladores, para que no pierdas la pista de lo que has sembrado
  • Contenedores: Una gran variedad de estos son útiles para poner en diferentes rincones de tu espacio de cultivo.
  • Tierra para macetas, especialmente si no está seguro de la calidad de su suelo nativo

3. Revisar si hay contaminantes y añadir enmiendas al suelo


Si va a hacer huertos en el suelo en una zona como entre las aceras o en un terreno abandonado, tendrás que limpiarlo todo lo que puedas antes de plantar.

Asegúrate de quitar toda la basura visible, y usa una azada y un rastrillo para trabajar la tierra, de modo que también recojas cualquier basura o desecho que pueda estar enterrado bajo la superficie. ¡Nadie quiere cosechar una lata de gaseosa junto con su cosecha de papas!

Este proceso también preparará el suelo para la siembra, ya que las áreas abandonadas a menudo se compactan debido a años de abandono.

También es una buena idea, sobre todo si se está cultivando alimentos, acceder a los registros públicos y asegurarse de que el sitio no fue utilizado para ningún tipo de vertido en el pasado.

Algunos contaminantes, como el petróleo o la gasolina, pueden ocultarse a simple vista pero pueden suponer una grave amenaza para tu huerto. Si encuentras que alguno de estos contaminantes fue arrojado en el área de tu jardín, siempre puedes usar el espacio para camas elevadas con tierra limpia para macetas.

El siguiente paso es añadir enmiendas de tierra. Puedes comprar tierra vegetal o tierra para macetas en línea o en una tienda de jardinería y agregarla directamente a tu tierra para darle un impulso. El té de compostaje o los fertilizantes orgánicos comerciales también son excelentes para agregar en este punto, para asegurar que tus plantas tengan el mejor comienzo posible en la vida.

Si desea saber exactamente cuál es la composición de su suelo y añadir las enmiendas correspondientes, puedes contactar con tu servicio local de extensión de suelos para obtener muestras de suelo analizadas, o hacerlo tú mismo utilizando un kit de análisis de muestras de suelo doméstico. Esto te dirá el pH, el contenido orgánico y los niveles de nitrógeno, fósforo y potasio.

Vegetales huerto urbano

4. Cambie tu estilo de vida a lo que es bueno para el medio ambiente


El compostaje y el reciclaje tienen un gran lugar en los corazones de los cultivadores. El compostaje de los restos de comida te permite usar cada trozo de tus productos, y te mantiene conectado a tu jardín durante todo el año.

Hay un montón de cubos de compostaje en el mercado para adaptarse a cualquier tamaño de cocina, y puedes obtener un compostador de tamaño completo si tienes un patio, o utilizar un pequeño espacio de lombricultura o un compostador Bokashi justo en tu casa o apartamento para hacer un rico té de compostaje para alimentar tus plantas.

El reciclaje, al igual que la jardinería, es bueno para el medio ambiente, por supuesto, pero ¿sabías que muchas de las cosas que a menudo se envían a los contenedores de reciclaje también podrían ser reutilizadas para tu jardín? Las latas y las botellas de plástico pueden convertirse fácilmente en contenedores para semillas, rotuladores de plantas, jardines verticales colgantes y más. ¡Todo lo que se necesita es un poco de creatividad y unas tijeras!

5. Diseña y planta tu jardín


¡Ahora viene la parte divertida! Tomando todo el conocimiento que aprendiste sobre tu espacio vital, qué tipo de plantas quieres cultivar, cuál es tu presupuesto y si puedes usar materiales reutilizables, es hora de planear y plantar tu jardín.

Echa un vistazo a los libros sobre huertos urbanos, huertos de metros cuadrados y diseño de paisajes de espacios pequeños para inspirarte Ten en cuenta que, en un pequeño huerto, el espacio vertical es tan valioso como el espacio horizontal. Busca plantas que se combinen bien para que puedas usar tu espacio limitado con total eficiencia. Y, sobre todo, ¡diviértete!

Califica este Post

Nada Mal!

Te gusto el articulo sobre los consejos básicos para comenzar un huerto urbano orgánico a pesar de vivir en la gran ciudad? Dale tu estrellas al Post

Calificación de Usuarios 3.93 ( 4 votos)

Notas Relacionadas

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba