¿Cómo comprobar qué tipo de suelo tengo en mi jardín?

Aprende a analizar el tipo de suelo que tienes en el jardín de casa

Conocer que tipo de suelo tengo en mi jardín es esencial para tener éxito con lo que plantemos; algunas plantas toleran una gran variedad de suelos, pero otras tienen unas marcadas preferencias, por eso, el conocimiento del suelo puede mejorar nuestras chances de éxito.

En las próximas líneas te explicaré paso a paso como realizar estas comprobaciones para que puedas cultivar un jardín próspero y sano, así que no dejes de llegar al final del artículo.

Comprobando qué tipo de suelo tengo en mi jardín

Lo mejor para hacer una comprobación de que tipo de suelo tengo, es cavar pozos de inspección en distintas épocas del año y en distintas partes del jardín.

Los pozos nos permiten obtener información sobre:

  • La textura del suelo: de arenosa hasta arcillosa, pasando por marga y todos los tipos intermedios.
  • La profundidad de la capa superficial del suelo: reducida a una mancha sobre la superficie o bastante profunda.
  • El tipo y quizás la profundidad del subsuelo: Los corrimientos de tierra provocados por los glaciares en la última era glacial han creado combinaciones sorprendentes. Si la capa superficial del suelo es poco profunda, el subsuelo ganará en importancia.
  • El contenido hídrico del suelo y la profundidad del nivel freático: Cada tipo de suelo posee capacidades distintas de retención de agua.

Hablaremos de todas estos ítems a continuación

Cómo cavar un pozo de inspección

Toma una pala y dos telas de plástico y cava un agujero de unos 60 cm de diámetro y profundidad. A medida que cavas, ve colocando la capa más oscura de suelo superficial sobre uno de los plásticos y el subsuelo, más pálido, sobre el otro.

Es importante mantener separadas las dos capas y volverlas a colocar en el mismo orden.

Comprueba hasta qué profundidad se observan gusanos excavadores y raíces penetrando por los laterales del pozo. Cuanto más profundos se encuentren, mejor. Si se limitan a una estrecha franja en la parte superior quiere decir que el suelo es de pobre calidad y habrá que averiguar la causa.

Si la capa superficial de suelo es poco profunda o ausente, necesitarás añadirle más cantidad de suelo fértil antes de plantar el jardín, salvo que quieras plantar una especie de pradera de flores silvestres.

Al llegar a un suelo de tono mucho más pálido, generalmente a unos 20-25 cm, con muchos menos gusanos, raíces y grietas, habrá alcanzado el subsuelo.

Sigue cavando, pero sin bajar más de 60 cm. Si en algún momento tropiezas con alguna roca impermeable, arcilla muy compactada o alguna otra barrera, significa que has alcanzado el límite del suelo.

Si tu vivienda es de reciente construcción, puede que durante la obra se hayan mezclado el suelo superficial y el subsuelo. Estas son malas noticias para un jardinero y, aunque el constructor puede que eche una capa de suelo de buena calidad por encima de la parcela, a veces es más delgada de lo que debiera ser.

 

Analizando el tipo de suelo que tenemos

Ahora es el momento de comparar el tamaño de los dos montones de suelo que hicimos.

analisis-del-suelo

Un montón de tierra superficial pequeño significa que la capa es poco profunda y que puede que sea necesario añadir más. Otra opción es acumular todo el suelo de la capa superficial en terrazas elevadas para conseguir la profundidad suficiente.

Un montón pequeño de subsuelo significa que la roca subyacente está cerca de la superficie, limitando el espacio disponible para las raíces.

  • La capa de suelo superficial rica en materia orgánica es oscura. Los suelos superficiales arenosos o arcillosos son más pálidos,
  • El subsuelo es más pálido que la capa de suelo superficial ya que contiene menos cantidad de materia orgánica. Su profundidad y capacidad de retención de agua es importante.

 

Comprobar la textura del suelo

El tamaño de las partículas del suelo determina su textura y lo que crecerá mejor en él. La textura es difícil de cambiar, por lo que deberemos adaptar la jardinería a nuestro suelo.

Partículas de suelo

Las partículas de arcilla son unas 100 veces más pequeñas que la arena fina y 2000 veces más pequeñas que la arena gruesa. Se compactan, reteniendo el agua en los huecos entre ellas. El agua se retiene tanto, que las plantas pueden ser incapaces de extraerla. La arcilla suele abundar más en el subsuelo.

Toma un puñado de tierra superficial húmeda con la mano desnuda y dale la forma de una bola.

El suelo “ideal” es el de marga, que mantendrá la forma de bola y dejará marcadas las huellas de dedos, sin ser pegajoso. Sin embargo, la mayoría de los suelos son arenosos o de arcilla.
Te dejo el enlace a la nota donde explico sobre los diferentes tipos de suelo

suelo-arcilloso

El suelo arcilloso es suave y pegajoso, se puede enrollar y doblar y al frotarlo brilla. Las partículas se apelotonan y el agua no se filtra fácilmente. El elevado contenido en agua hace que la arcilla tarde en calentarse en primavera y que resulte pegajosa.

  1. Suave al tacto
  2. Extremadamente compacta

suelo-arenoso

El suelo arenoso es rugoso y se descompone si intentamos moldearlo. Los granos de arena son las partículas de tierra de mayor tamaño. Por su bajo contenido en agua, se calienta rápidamente en primavera y se seca en seguida.

  1. Textura rugosa
  2. Se descompone cuando se aprieta

Contar piedras

Busca piedras entre los dos montones de suelo.

Unas cuantas piedras pequeñas ayudan a evitar la compactación del suelo, pero demasiadas entorpecen el cavado y la plantación, y reducen la capacidad de retención de agua del suelo.

Si el suelo está lleno de piedras, merece la pena eliminar algunas por el bien de plantas más exigentes. Recoge todas las piedras de la superficie antes de plantar un césped para que no se atasquen entre las cuchillas de la segadora.

Si una piedra sumergida en un recipiente con vinagre emite burbujas, será indicativo de yeso o de cal y de un suelo alcalino o “dulce”.

 

La capa freática y el drenaje

Prueba de drenaje
Prueba de drenaje

La capa freática es el nivel natural del agua en la tierra.

Para determinar su profundidad, deja el pozo de inspección vacío durante al menos 24 horas cuando el tiempo sea seco.
Si no hay agua en el hoyo, querrá decir que el nivel freático está por debajo.

Ahora, llena el pozo de agua, cúbrelo con plástico o madera y espera hasta el día siguiente.

Si el agua no se ha filtrado, es probable que el suelo tenga tendencia a encharcarse cuando el tiempo sea húmedo y eso significa que el drenaje del exceso de agua puede ser algo delicado.

Si este es tu caso, puede que necesites construir unas terrazas elevadas o plantar árboles y arbustos sobre montículos bajos.


Califica este Post

Nada Mal!

Si te ha parecido útil la información y el paso a paso sobre como comprobar que tipo de suelo tienes en tu jardín, no olvides darle tus estrellas al articulo y compartir en tus redes sociales! 😀

Calificación de Usuarios 3.18 ( 15 votos)

Notas Relacionadas

2 Comments

  1. Muchas gracias por toda esta información, en mi caso soy un principiante y me da gusto encontrar este tipo de artículos 😀😀😀😁😁😁😁

  2. Gracias por tus enseñanzas. Comenzaré a estudiar mi tierra. Tengo 2 preguntas para hacerte:
    1. Compré en Francia (Vilmorin) Ceillet d’inde Double nain varié con éxito. Lupin de Russel varié , Belle de nuit y Ficoide Tapis magique un fracaso. Todas tuvieron la misma tierra fertil especialmente comprada para ellas. Que pudo haber pasado?

    2. Este año en Buenos Aires tuvimos un Verano que llegó a los 36 grados. Algo inusual aunque creo que nos tendremos que habituar por el recalentamiento de la Tierra. Hay flores que con esta temperatura tan elevada sobreviven en la sombra?

    Nuevamente gracias por tus enseñanzas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
Close