Cómo fabricar un jardín vertical para flores usando palés

fabricar un jardín vertical para flores

Una excelente alternativa para una zona de dimensiones reducidas es fabricar un jardín vertical con palés y por supuesto, llenarlo de flores!!! Veamos como hacerlo

Algunas veces resulta difícil optimizar el espacio de una terraza para colocar todas las flores que queremos. Generalmente, suele tratarse de una zona de dimensiones reducidas dentro del hogar en el que las macetas ocupan bastante sitio. ¿La solución? Sin duda, una excelente alternativa es fabricar un jardín vertical con palés. Aquí queremos explicarte en detalle cómo se hace.

¿Qué variedades de flores escoger?

Este es un aspecto importante que debes determinar antes de instalar tu jardín vertical. La razón es que, en función de las variedades seleccionadas, tendrás que ubicarlo en un sitio u otro, para que reciba una mayor o una menor cantidad de sol. Hay muchos tipos de flores que pueden encajar perfectamente como, por ejemplo, las petunias, las campanulas o las plantas aromáticas. Todas ellas se adaptan muy bien a entornos urbanos.

Guía paso a paso para fabricar tu jardín vertical con palés

jardin-vertical

Lo primero que debes hacer es reunir los materiales. Vas a necesitar los siguientes:

  • un palé,
  • una lija,
  • unas tijeras,
  • un cúter,
  • una malla geotextil gruesa (también puede servirte un fieltro para estanques),
  • una grapadora de tapicería o de pared,
  • sustrato universal.

¿Lo tienes todo ya? Entonces, busca una superficie amplia sobre la que puedas trabajar y procede a lijar el palé. Ten en cuenta que estos, dado el uso para el que están diseñados, suelen astillarse, por lo que pueden resultar peligrosos si no se da este paso. Cuando termines, si te apetece, puedes barnizarlo o pintarlo para protegerlo del sol y darle un acabado más original.

Ahora, corta la malla geotextil de modo que cubra todo el fondo del palé. Fija el material a la madera usando la grapadora de tapicería o pared. Si no tienes una, también puedes usar un buen adhesivo resistente al agua. Cuando termines, corta unos cuantos trozos más pequeños haciendo uso del cúter y de las tijeras. Actuarán de “bolsillos” entre las rendijas del palé.

Coloca el palé en vertical y comprueba que la malla está bien sujeta y que los bolsillos serán capaces de aguantar el peso del sustrato. Viértelo en cada uno de ellos hasta alcanzar, aproximadamente, el 75 % de su capacidad. Cava un par de centímetros y coloca las semillas. Cúbrelas de tierra y prensa con suavidad para que se arraiguen a la tierra.

Si no piensas colgar el palé en la pared, ya habrás terminado. Pero, si quieres hacerlo, coge un taladro y haz un par de orificios en ella ayudándote de un nivel. Coloca unas alcayatas, pide a alguien que te ayude para elevar tu jardín vertical y sujétalo de ellas. Quedará perfecto. Si te apetece, también puedes cubrir los laterales con el propósito de darle unos acabados de mayor calidad.

Una opción sencilla y bonita de decorar tu terraza


En los últimos tiempos, en los que se ha tomado una mayor conciencia de la necesidad de cuidar de nuestra salud física y mental, opciones como cuidar de un huerto urbano o de un jardín en casa ayudan a mejorar el estado de ánimo a la vez de ser una afición saludable.

Y ya has visto lo fácil que es hacer un jardín vertical que te permitirá aprovechar al máximo las paredes de tu terraza si no es demasiado grande o si te gusta utilizarla para otras actividades como, por ejemplo, desayunar al aire libre o tomar el sol.

Suscríbete a mi Newsletter

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Ir arriba