¿Sabías que hacer compost casero solo te toma una hora a la semana?
Home | Terrazas y Jardines | Cómo montar un jardín vertical paso a paso
Cómo iniciar un jardín vertical

Cómo montar un jardín vertical paso a paso

Un jardín vertical, también llamado pared verde, es una gran alternativa para aquellos jardineros que no tienen mucho espacio horizontal, quieren cubrir una pared poco atractiva o, simplemente, quieren intentar algo diferente.

Por ello en la nota de hoy transitaremos las instrucciones para crear un jardín vertical.
Hablaremos de cómo elegir el lugar, que materiales usar, y todas las cuestiones que debemos tener en cuenta para tener éxito en nuestro proyecto.

Montando nuestro jardín vertical paso a paso

 

El artículo está basado en los consejos de Ignacio Solano, quien es, entre otros, propietario y fundador de Paisajismo Urbano, empresa que desarrolla un sistema hidropónico para sus jardines verticales

Este tipo de jardines que desarrollaremos hoy es una adaptación de estos sistemas, los cuales, basan el crecimiento y fijación de las raíces en dos capas de fieltro de poliamida y no en sustrato, lo cual nos evita cualquier tipo de problema de peso de la estructura por el agregado de tierra. El método está más que probado y es muy efectivo..

#1 – Eligiendo la pared correcta para nuestro jardín vertical

andamio para pared verdeLo primero de todo es elegir la pared sobre la cual montaremos el proyecto. Si tienes una pared muy fea en tu patio, que ya no sabes cómo mejorar, pues bien, es una gran opción.

La buena noticia en este punto es que casi cualquier pared sirve para montar un jardín vertical con este método, a menos que estés pensando en un espacio muy grande o quieras montar árboles, no es necesario preocuparnos por la carga de peso que recibirá la pared.

Las plantas que colocaremos dependerán de la pared que hayamos elegido y de la cantidad de luz solar que reciba la misma. Ahora bien, si dentro de nuestro proyecto está la demanda de ciertas plantas en particular, debemos elegir la pared en función de las necesidades para crecer que tienen dichas plantas (luz, temperatura, vientos, etc.)

#2 – Construir el Bastidor o Marco contenedor

La estructura básica de un jardín vertical de pared, es una especie de sándwich de tres capas, hecho de un marco, plástico y tela.
La recomendación es montar esta estructura primero y luego colgarla, ya que será mucho más fácil que ir trabajando en altura directamente sobre la pared.

El material ideal para la construcción del bastidor es el PVC, podemos hacer el marco con este tipo de caños de ¾ de pulgadas, ya que además de ser liviano, nos facilita la construcción mediante uniones y codos.

No es aconsejable el uso de metal, ya que es costoso, muy pesado y además puede oxidarse; y tampoco de la madera, ya que si no está  tratada correctamente, absorberá la humedad y no solo la traspasará a la pared, sino que además, podría pudrirse con el tiempo.

#3 – La capa de tela plástica

Vamos a colocar primero la tela plástica al marco, la cual no solo actuará como un soporte de la capa de tela, sino que además, mantendrá alejada la humedad de la pared. También podemos utilizar placas de PVC  expandido o espumado, pero debemos considerar dejar, en este caso, una separación para aireación entre la placa y la pared.

#4 – La colocación de la tela

armado

 

Ahora es el momento de unir la tela al bastidor. Este es el material en el que las plantas van a vivir y que deberá sostener la humedad que ellas necesitan. Esta tela puede ser por ejemplo, fieltro de poliamida , el relleno de las alfombras de fieltro o microfibras, pero básicamente cualquier tela que pueda retener el agua correctamente y no se pudra, sirve.

Necesitaremos al menos dos capas de tela y las adjuntamos directamente al bastidor con tornillos galvanizados y grapas de acero inoxidable, estirando bien la tela de modo que no queden arrugas o pliegues, tiene que quedar bien tenso, firme y seguro.

#5 – Colocando el sistema de riego

Para mantener sanas y creciendo las plantas que forman parte de tu jardin vertical, es imprescindible montar un sistema de riego que proporcione humedad a lo largo de toda la tela. Se puede hacer con tuberías de polietileno y accesorios que abran y cierren el flujo de agua. Básicamente de lo que se trata es de un tubo en la parte superior del panel, con emisores que gotean hacia abajo.
Podemos igualmente instalar un sistema de riego por goteo de válvulas estándar, aunque necesitaremos configurar el contador a segundos en vez de minutos.  Una configuración que debería funcionar muy bien, es de soltar el flujo de agua durante 10 a 15 segundos, al menos unas seis veces al día. Claro que esto depende también de las condiciones meteorológicas de tu área, por lo cual, según tus clima y tus plantas, deberás ir experimentando para encontrar cual es la mejor configuración, que nos permita mantener la pared húmeda al tiempo que no pequemos de exceso de riego.

sistema de riego de un jardin vertical

 

Una vez instalado todo esto, ya podemos montar el bastidor en la pared. Si no es tan grande, podemos utilizar ganchos para colgar, de otro modo, lo más conveniente sería utilizar tarugos y tornillos para fijar de manera segura la estructura a la pared. No debemos olvidar utilizar siempre elementos de acero inoxidable.

#6 – Añadir un inyector de fertilizantes y conectar el sistema de riego a la fuente de agua

A la hora de proporcionar los fertilizantes, lo ideal es conectar un inyector que envíe los nutrientes a través del sistema de riego, esto no es más que un dispositivo adicional ubicado entre la fuente de agua y el sistema de riego.
A continuación conectaremos el sistema de riego a la fuente de agua, pero sería importante colocar en medio un filtro de agua, el cual es económico y se consigue en cualquier ferretería.

Si nos preocupa la parte estética de todo este sistema de filtros y conexiones, podemos instalar una jardinera o un macizo de flores al pie de nuestro jardín vertical, lo cual tapará todo el caos de la tubería.

#7 – Eligiendo las plantas, la parte más divertida

Al igual que con cualquier otro rincón del jardín, elegiremos nuestras planas teniendo en cuenta las condiciones de luz, sombra, humedad ambiente, viento, frio, etc. Recordemos que nuestras plantas estarán expuestas al clima exterior durante todo el año.
La recomendación usual es elegir plantas que estén en una zona de resistencia más fría a la zona USDA en la que vivimos. Por ejemplo, si estamos en zona 9, sería buena idea, elegir plantas en el rango entre 5 y 7.

Si tu proyecto ha sido una pared desmontable, podrías elegir plantas más delicadas, siempre transportando el jardín vertical a una zona segura durante los períodos de latencia.

Algunos ejemplos de plantas muy resistentes en jardines verticales son las hostas, phlox, iberis, helechos y weigela.

#8 – Colocación de las Plantas

Es el momento de colocar nuestras plantas en la capa exterior de tela. Para ello, y utilizando una hoja afilada (por ejemplo, una hoja de afeitar, navaja o cúter nueva, haremos un corte horizontal en la tela. Quitaremos tanta tierra del cepellón como nos sea posible de modo de evitar la pudrición de las raíces, e insertaremos el cepellón dentro del corte. Con la ayuda de una pistola de grampas, siempre de acero inoxidables, sujetaremos  la tela al plástico posterior, haciendo una especie de semicírculo con 5 o 6 grampas alrededor de la bola de raíces, lo que nos permitirá proveer un soporte adicional y mayor estabilidad a nuestra planta.

#9 – El diseño de nuestro jardín vertical

colocando las plantas en la pared verde

 

Otra de las partes divertidas de nuestro proyecto, es el diseño propiamente dicho del jardín y sin dudas, las posibilidades estarán determinadas en principio, por el alto de nuestro jardín vertical.

Las plantas que tienen un potencial de crecimiento de entre 60 y 90 centímetros, quedan muy bien en la parte superior de nuestro jardín vertical y además , proporcionan sombra hacia abajo, eso sí, debemos tener cuidado de colocar plantas de sombra por debajo de las primeras, ya que las de pleno sol no recibirán la luz que necesitan.

Las plantas que pueden crecer alrededor de 2 metros, quedan preciosas ya que caen en cascada, el inconveniente, es que casi nada crecerá debajo de ellas, básicamente las plantas que estén debajo se sofocarán, así que la única alternativa, si aún queremos plantarlas, es ir podándolas.

También es una buena idea, ir haciendo franjas verdes, una línea completa con plantas de sombra, apreciadas por su follaje y otra línea con plantas amantes del sol, pero apreciadas por sus flores.

Como habrás podido leer, no es una tarea imposible de realizar, solo un poco de dedicación y planificación y pronto podrás tener una preciosa pared verde que asombrará a todos tus visitantes y ti mismo.

 

Opt In Image

¿Quieres tener plantas sanas cada temporada?

Aprende cómo con mi "Guía Definitiva Para Hacer Compost Y Humus de Lombriz"

Un jardín vertical, también llamado pared verde, es una gran alternativa para aquellos jardineros que no tienen mucho espacio horizontal, quieren cubrir una pared poco atractiva o, simplemente, quieren intentar algo diferente. Por ello en la nota de hoy transitaremos las instrucciones para crear un jardín vertical. Hablaremos de cómo elegir el lugar, que materiales usar, y todas las cuestiones que debemos tener en cuenta para tener éxito en nuestro proyecto. Montando nuestro jardín vertical paso a paso   El artículo está basado en los consejos de Ignacio Solano, quien es, entre otros, propietario y fundador de Paisajismo Urbano, empresa…

Resumen de Reseña

Nada Mal!

Resumen : Que te ha parecido esta nota sobre como montar tu jardín vertical paso a paso? Danos tus estrellas!

Valoraciónes : 3.77 ( 6 votos)

2 comentarios

  1. Leo Canziani

    Lau Degutis el amor de mi vida

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*