Como hacer un sillón con palets para el jardín

Caladora, tornillos, un poco de pintura y buena predisposición, es todo lo que necesitas

A la hora de decorar nuestro jardín o terraza, los muebles son una adición que no puede faltar, ya que agregan usabilidad a nuestro espacio exterior.

Un juego de muebles para el jardín, según de la calidad que hablemos, puede costar más de 150€ en el mejor de los casos, entonces, por qué no animarnos a hacerlo nosotros mismos cuando hay tantos palets de madera dando vueltas por ahí y ¡totalmente gratis!

Y puedes pensar que es muy difícil hacer un sillón con palets para el jardín, sin embargo, ¡no lo es! la idea la cogi de aquí, quien hizo este trabajo es Jezabel y la verdad es que lo hace ver muy sencillo, se necesitan pocos materiales, siendo el más importante tres palets de madera. En su página mostraba varias ideas y para todos los gustos, algunas con muchísimo color y originalidad.

En esta nota de hoy, voy a darte el paso a paso de uno de ellos, pero tú siempre puedes adaptar la técnica a tu propio diseño.


Hacer un sillón con palets para el jardín

 

Estos son los materiales que vas a precisar de forma ideal, aunque algunos pueden reemplazarse:

  •         Tres palets de madera
  •         Caladora (sierra eléctrica o manual, serrucho, etc.)
  •         Lijadora (eléctrica o manual)
  •         Palanqueta o Barreta
  •         Tornillos
  •         Tapa Poros (Impregnante o protector de madera)
  •         Barniz exterior o barniz marino (o pinturas si quieres darle color)
  •         Pinceles
  •         Destornillador (eléctrico o manual)
  •         4 Ángulos de metal (y sus correspondientes tornillos)
  •         Almohadones (si los haces tú, espuma de alta densidad y lona impermeable)

¡Comencemos!


Lo primero, será cortar el respaldo a la medida que quieras, utiliza para esto la sierra caladora que será mucho más cómoda que una circular.

Del resto de este palets que cortamos, vamos a separar las maderas para poder utilizarlas más tarde para unir el respaldo con el asiento. Ayúdate para esta tarea con la palanca o barreta.

Una vez separadas estas maderas es importante que retiremos los clavos, para ellos, nos ayudaremos de un martillo y de las tenazas.

Ahora vamos a cortar los otros palets de modo tal que nos queden 2 de los tres apoyos que traen (los tacones de madera), de modo tal que nos sirvan de asiento. Y pondremos uno encima del otro para dar mayor altura.

En siguiente paso será redondear las esquinas de todas las partes, usamos aquí también la caladora si tienes paciencia, puedes lijar los vértices para que queden aun más suaves los bordes.

paso 3

Lo que toca ahora es lijar. Según la calidad de palets, a veces son necesarias varias pasadas, pero si conseguiste un buen material, usualmente daremos una pasada primero con una lija gruesa y una pasada luego para dar terminación con una lija fina.

Una vez que todo está lijado, es momento de aplicar el tratamiento a la madera. Primero usamos un impregnante o tapaporos y luego, el barniz marino (al menos tres manos) para que quede bien protegido sobre todo de la humedad. (también puedes pintarlo de algún color si te gusta más, solo asegúrate de usar una pintura apta para exteriores)

paso 4

Y ahora, a unir para que empiece a tomar forma.

Colocamos bien alineado el respaldo encima del asiento, y por detrás, colocamos las maderas que habíamos separado, de forma vertical, y las atornillamos, para que las dos partes de nuestro sillón, queden unidas.

Ahora, por delante, colocaremos 3 o 4 ángulos de metal (uno a cada costado y dos al medio) para que refuercen esta unión.

¡Y ya tienes tu sillón de palets para el jardín!

En los lugares que serían las patas, puedes agregarle unos antideslizables de goma, o por qué no, ruedas para que puedas moverlo de un lado a otro.

Ahora solo restan los almohadones para que se vea mucho mejor y, sobre todo, para que sea más cómodo.

Si te das maña puedes hacerlos tú mismo/a comprando la espuma, que debería ser de alta densidad para que no se deforme tan rápido.

Para forrar la espuma, los ideal usar cuerina, lona o loneta impermeable, que son resistentes a la humedad y que además son muy fáciles de limpiar.

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba