Cómo podar un olivo de jardín (Consejos y Herramientas)

Luego de un repaso por las herramientas necesarias, vemos trucos y técnicas para podar un olivo de jardín



Quien tiene un jardín, tiene un tesoro, más en estos tiempos en los que se vive acosado por una pandemia que obliga a permanecer encerrado entre cuatro paredes.

Contar hoy día con ese paraíso natural en el hogar es un gran alivio para los días más grises. Sin embargo, mantenerlo cuidado necesita de tiempo, dedicación y las herramientas adecuadas, sobre todo unas buenas tijeras para podar.


Un jardín es un pedacito de naturaleza que se integra en el hogar, que recuerda al hombre de dónde viene y lo conecta a su parte más auténtica, la más salvaje. Tocar la tierra, oler los distintos perfumes que emanan de las plantas, caminar sobre el suelo mojado, sentir la brisa fresca en la cara o tomar un poco de sol en primavera mientras se contempla el cielo azul son placeres que solo se pueden llevar a cabo en casa si se cuenta con un jardín.

Por pequeño que sea, es un respiro contar con él y, aunque necesita de unos cuidados periódicos para mantener su belleza, son parte de una rutina de desconexión que ayuda a dejar atrás las preocupaciones diarias, casi mejor que cualquier terapia.

En este artículo, a continuación, se van a citar las herramientas imprescindibles para el jardín que se pueden encontrar en todobosqueyjardin.com, la web de referencia en el sector, y la mejor manera para podar un olivo de jardín.


Herramientas esenciales para el cuidado de jardín

Antes de ver cómo podar un olivo de jardín, es interesante citar esas herramientas básicas que no deben faltar para realizar las labores de mantenimiento apropiadamente.

Elegir las herramientas adecuadas dependerá en buena medida del tipo de jardín que se tenga y su tamaño. No es lo mismo cuidar de una gran extensión de tierra con césped que de un pequeño patio lleno de macetas, pero, en cualquier caso, estas son las imprescindibles.

tijera de podar de mano

Tijeras

Las tijeras deben ser adecuadas y especiales para uso en jardinería, ya que en caso contrario se podría causar daño a la planta e incluso a uno mismo.

Las tijeras de jardinería facilitan mucho el trabajo, tanto para eliminar pequeños tallos secos como para podar las ramas que crecen en exceso. Los dos tipos básicos son las de corte deslizante (Bypass) o de yunque.


pala de punta

Pala

La pala jardinera es un instrumento fundamental para cavar sin dañar las raíces o hacer un hoyo para sembrar una planta grande.

Puede ser de mango corto, o largo para ayudarse de los pies a la hora de trabajar, otra de las partes más importantes, será su agarre, que debe ser cómodo y firme.



manguera en espiralManguera y pistolas de riego

Considerados ideales para regar el jardín con agilidad, rapidez y precisión.

Es aconsejable tener una manguera, aunque se cuente con regadera y aspersores. Si además incorpora pistolas de riego para mejorar el flujo y fuerza con que el agua sale, mucho mejor. De este modo se reduce el consumo de agua y el daño a la tierra o a la planta.


cortacesped-electricoCorta césped y Desbrozadoras

Si se tiene un jardín con césped, sin duda se necesitarán de estas dos herramientas para mantenerlo cuidado y a una altura adecuada.

Puedes elegir entre las cientos de opciones existentes en el mercado para adecuarla a tu jardín y necesidades.


Aspirador soplador de hojas eléctrico BLACK & DECKERSopla hojas

Esta es una herramienta tremendamente útil para mantener el jardín limpio, sobre todo en la época otoñal, ya que permite juntar o amontonar todas hojas caídas y secas para recogerlas en un único lugar fácilmente.

Incluso algunas cuentas con una función aspiradora que los ayuda a ahorrar tiempo y esfuerzo en el trabajo.



Cómo podar un olivo de jardín


Si contar con un jardín es tener un tesoro, contar con un olivo es la guinda del pastel.

La poda del olivo consiste en eliminar las partes inservibles de la planta; las ramas y hojas que impiden su normal desarrollo. Se hace con el fin de mantener el árbol sano, aumentar su producción y hacer que estos crezcan más rectos.
Se suele realizar entre otoño e invierno y cada dos años.

Consejos para podar el olivo


La-poda-del-olivo

Los olivos se podan durante las distintas fases de la vida del árbol y con distintas finalidades.

En sus primeros años se lleva a cabo una poda de formación.
Posteriormente, cuando el árbol ya está formado, se lleva a cabo una poda de mantenimiento y al final de sus días se realiza la llamada poda de árbol viejo.

Aunque cada una tiene su función, a la hora de realizar este trabajo hay que tener en cuenta las siguientes cuestiones:

  • Se debe contar para la poda del olivo con unas cizallas o tijeras de podar para las ramas bajas pequeñas.
  • Para las ramas más altas, se emplearán cizallas con mango telescópico y una sierra para las más grandes.
  • Para que el árbol se mantenga sano y fuerte, los cortes de la poda deben ser limpios. En este sentido, contar con buenas herramientas es esencial.
  • En caso de cortes irregulares o que se le hagan heridas al olivo, se ha de usar un sellador para cerrarlas y evitar que enferme por hongos.
  • La poda se realiza con el objetivo de eliminar todas las ramas secas, rotas o enfermas, así como las ramas improductivas que se encuentran en el centro del árbol y en la parte superior.
Saber cómo podar un olivo es esencial para mantener un árbol sano y con una buena producción.

Poda de ornamentación


Hasta el momento se han enumerado en este artículo las formas de podar un olivo dedicado a la producción, sin embargo, en muchos jardines de dimensiones no tan extensas se tienen olivos con una función meramente estética y para estos, no necesitamos grandes estrategias. Por ese veremos cómo podar un olivo de jardín de forma simple y práctica.

poda decorativa del olivo

Los olivos ornamentales jóvenes cuentan con una sola pata o tronco. En este tipo de poda lo único que importa es la belleza y la frondosidad, por lo que lo más recomendable es no cortar ninguno de los brazos principales del olivo ni las pequeñas ramas cercanas a la cruz.

Sin embargo, si podemos decir que, como regla general, deberíamos dejar que nuestro olivo ramifique recién a partir de los 0,80 cm o 1 metro. Así que durante los 3 primeros años, nos enfocaremos en producir esa altura de ramificación.

La forma de hacerlo será eliminando los brotes y ramas que aparezcan por debajo de esa altura. Así podremos formar el tronco que tenderá a ramificarse desde el metro hacia arriba.

En los dos o tres años siguientes, ya si podemos ir haciendo podas de formación a finales de invierno, de modo que la copa del olivo vaya tomando la forma que deseamos. En teoría, en un lapso de 6 años, nuestro árbol de olivo ya estará completamente formado, y solo nos restará ir haciendo podas de mantenimiento y/o rejuvenecimiento.

La poda del olivo ornamental es todo un arte que se someterá al juicio de quien la lleve a cabo con un objetivo meramente estético.

 

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Notas Relacionadas

Botón volver arriba