Cuidados para un jardín urbano: la malla de sombreo

Cómo elegir una tela de sombra adecuada que marque la diferencia para nuestro jardín urbano

Si vives en una zona donde los rayos del sol del verano actúan como un soldador contra tus plantas, no debes pasar por alto uno de los principales cuidados para un jardín urbano: necesitas colocar una tela de sombra que las proteja tus cultivos, pero ¿Qué malla de sombreo elegir?

Si ya has pasado por la experiencia de buscar en internet para comprar malla de sombreo seguramente te quedaste con muchas dudas, se habla de densidad de la tela de sombra, del color, del material del que está hecha, del tipo de tejido… En fin, unas cuantas variables que no terminamos de entender.

Por eso en la nota de hoy aclararemos varios de estos puntos que son tan importantes a la hora de decidir qué tipo de malla de sombreo o media-sombra colocaremos para proteger las plantas de nuestro jardín urbano.


Entonces, ¿qué es una malla de sombreo?

Básicamente, son telas tejidas usualmente de polietileno, que actúan como un cobertor que deja pasar más o menos luz solar según su densidad.

Las mallas de sombreo tienen muchas aplicaciones diferentes tanto en las industrias como en casa. Pero sobre todo es sin duda esencial para el cuidado de nuestro jardín urbano, dado que son ideales a la hora de comenzar plantas desde semilla y de proteger cultivos que requieren sombra parcial para crecer fuertes.

Este tipo de protección es para el sol y el viento, pero son permeables al agua, según la densidad de la malla (explicaré esto más adelante) pasará más o menos agua, más o menos luz y el calor se disipará de forma diferente. También las hay de diferentes colores, y aunque no lo creas del todo, cambia mucho la calidad de la luz que obtendrán tus plantas según el color de malla de sombreo que elijas.


Tipos de malla de sombra

Para hablar de los tipos de malla de sombra o sombreo para el cuidado de nuestro huerto o jardín urbano, debemos tocar tres puntos diferentes, uno es el tipo de tejido y material con la cual se fabrican, otro es el color y finalmente la densidad.

Estas tres variables te permitirán seleccionar qué malla de sombreo elegir para tu necesidad específica.

Tipos de Tejidos


Hay dos tipos más comunes de telas de sombra: “anudadas” y “tejidas”

Malla sombra anudada (Raschel)

malla anudada

  • Está fabricada de polietileno y es más económica
  • Adecuado para una variedad de aplicaciones, incluyendo invernaderos y terrazas
  • Por su tipo de trama, resiste el desgarro, el deshilachado y el daño del viento y reduce la acumulación de calor y la velocidad del viento dentro de la zona protegida.
  • Es fácil de instalar
  • Es resistente a los rayos UV y a la mayoría de los productos químicos
  • Permite un 2-3% de estiramiento o encogimiento

Malla sombra tejida (monofilamento)

malla monofilamento

  • Hecho de 100% polipropileno y es un poco más costosa.
  • Adecuada para una variedad de aplicaciones, incluyendo pantallas de viento y de privacidad y por supuesto, protección solar para plantas
  • La tela es más pesada y, por lo tanto, menos fácil de instalar, ya que requiere ser asegurada firmemente a una estructura.
  • UV Estabilizado para resistir la exposición más extrema al sol
  • Tiene una vida útil más larga que las mallas de sombreo anudadas, pero deben coserse y asegurarse los bordes, ya que tiende a deshilacharse si no lo hacemos.
  • Mínimo estiramiento o encogimiento.

 

Colores de las Mallas de sombra para las plantas


Si bien el mercado es cada vez más amplio, y las mallas de sombreo pueden conseguirse en muchos colores, incluso combinados, voy a referirme a los colores ideales para nuestro jardin urbano, entre ellos:

  • Negro:
    Es la que más sombra provee pero también genera mucho calor debajo de ella
  • Blanco:
    Deja pasar mucha más luminosidad sin perder la protección de los rayos UV, además reduce el calor acumulado debajo de la misma.
  • Verde:
    Genera calor al igual que la negra, pero tiene la ventaja de activar la clorofila en nuestras plantas debido a que modifica el espectro de color de la luz que reciben.

Densidades en una Malla de Sombreo


densidad-mallas-sombreo

Las mallas de sombreo se tejen o traman en diferentes densidades, esta densidad se mide en porcentajes, lo cual significa que el porcentaje que elijas, bloqueará ese mismo porcentaje del sol.
Como todos sabemos, la luz del sol es crucial para el crecimiento de las plantas de nuestro huerto o jardin urbano, así que elige la densidad correcta, si te pasas de sombra, puede ser perjudicial.
Cuando hablamos de plantas, una densidad de entre 30% y 60% estaría bien. Las plantas más delicadas que prefieren la sombra, serán más felices con una densidad de la menos el 75%

Ejemplos de densidad de malla de sombreo adecuado para tus plantas:

Una Malla de sombreo al 50% en color verde, es adecuada para plantas que requieren sombra parcial, por ejemplo: semilleros o trasplantes, hortalizas como la col, los pimientos o la lechuga y algunas variedades de Orquídeas, entre muchas otras.

Una malla de sombreo al 75-80% en color verde, es adecuada para plantas que disfrutan de sombra densa, por ejemplo: hortalizas de hoja como acelgas y espinacas, orquídeas, algunos helechos, prímulas y hostas, entre otras.

Recuerda también, que además de las necesidades de tus plantas, debes evaluar cuán fuerte castiga el sol en la zona donde vives, por ejemplo, los veranos en mi ciudad son voraces, si dejo que a las lechugas al sol de plena siesta, se achicharran y precisan muchísima más agua, con una malla de sombreo blanca, les doy la luz que necesitan al tiempo que las protejo.

Califica este Post

Nada Mal!

Si te ha parecido útil esta nota sobre como entender los distintos tipos de mallas de sombreo y que tener en cuenta al elegir uno para nuestras plantas, ¡¡dale tus estrellas al Post!!

Calificación de Usuarios 4.78 ( 2 votos)

Notas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar