Limpiar un terreno desde cero ¡fuera malezas, hola jardín!

Tienes ante ti un terreno totalmente descuidado y lleno de malezas que quieres convertir en un jardín ¿Estas estresado, verdad? En este post hablamos paso a paso de la mejor manera de limpiar un terreno desde cero para liberarlo de malezas y comenzar a plantar


¿Te has mudado a una nueva casa y el jardín está descuidado? ¿Acabas de comprar -o te han prestado- un terreno cubierto de maleza que quieres limpiar y convertir en un jardín o huerto?

Seguramente lo primero que viene a tu mente es: ¡Madre mía! Por donde comienzo!!!
En este post encontrarás algunos consejos que ayudarán a que puedas organizarte para la odisea de limpiar un terreno desde cero y no morir en el intento…

 

1.     Las Herramientas para limpiar un terreno


Te estaría mintiendo si te dijera que solo con esmero y paciencia podrás hacer el trabajo, cuando tienes que limpiar un terreno cubierto de maleza desde hace mucho tiempo y todo luce como un bosque o una selva, si o si necesitaras herramientas que te faciliten el trabajo.

Algunas de ellas las usaras solo una vez, a lo sumo un par de veces, por lo cual mi recomendación es que las alquiles, no es inteligente invertir tanto dinero en algo que usaras tan poco. Dentro de esta categoría podría mencionar desde una motosierra hasta una miniexcavadora o una trituradora.

Otras, las necesitaras por un periodo de tiempo mas largo o incluso cada semana o temporada, un ejemplo de ello es la cortadora de césped, una orilladora y la desbrozadora. En estos casos, yo si invertiría y las compraría, hay muchas páginas que nos ayudarán a elegir desbrozadoras de cualquier tipo sobre todo comparándolas para que podamos decidirnos por la más adecuada. Lo mismo sucede con la cortadora de césped. Estas dos herramientas suelen ser fundamentales a la hora de mantener en orden grandes terrenos.

Destoconador
Destoconador

2.     Cuando limpiar un terreno excesivamente descuidado


El invierno es el momento ideal para desbrozar un terreno cubierto de maleza y convertirlo en un jardín ornamental o un huerto.  Aprovecha la mala temporada para limpiar la maleza, desherbar y preparar la tierra antes de plantar o sembrar en primavera.

Pero antes de nada, echa un vistazo a tu terreno. La naturaleza de las plantas silvestres que crecen allí de forma espontánea te revelará la composición del suelo (aunque haya que afinar luego el diagnóstico con un análisis más exhaustivo).

A continuación, identifica las plantas que quieres conservar: algunos árboles o arbustos grandes plantados por propietarios anteriores, o de origen silvestre, pueden conservarse y te ahorrarán empezar de cero: ¡recuerda que se necesitan años, incluso décadas, para obtener un árbol bonito de una planta joven! Así que no sacrifiques las plantas existentes demasiado rápido y sin pensar.

Tómate el tiempo necesario para observar y reflexionar, elaborando un plan de jardín que te permita ver las cosas con más claridad y racionalizar las eliminaciones.

Corcho falso

3.     Retirar árboles y arbustos grandes


Para eliminar los árboles problemáticos (sauce, fresno, arce, algarrobo negro, etc.) y los arbustos más grandes (saúco, espino, espino negro, buddleia, etc.), utiliza una motosierra: procede por etapas, cortando primero las ramas principales y luego los troncos en secciones.

Para retirar los tocones, bastará con una palanca y un pico para los más pequeños, mientras que para los más grandes será necesario un elevador manual o incluso una miniexcavadora.

También puedes utilizar una trituradora de tocones (que puedes alquilar) para los árboles más grandes… o elegir conservar el tocón, si no te molesta y tienes ideas para reciclarlo o convertirlo en el pie de una mesa por ejemplo.

Tocon de arbol

4.     Eliminar las zarzas y la maleza


Las zarzas son un verdadero problema: estas lianas espinosas son muy rápidamente invasivas y forman matorrales inextricables. Es difícil erradicarlas, ya que tienen una desafortunada tendencia a multiplicarse por acodo o esquejes y el más mínimo residuo de rama o raíz puede hacer reaparecer la indeseada zarza…

Empieza utilizando una desbrozadora con cuchillas (más eficaz en las zarzas que una desbrozadora de alambre, aunque también más peligrosa), y elimina los residuos a medida que avanzas (llévalos a un centro de eliminación de residuos o quémalos).

Serán necesarias varias pasadas de la desbrozadora, a intervalos de varias semanas, porque el rebrote es inevitable. Sin embargo, cortar las zarzas al ras del suelo y varias veces permitirá agotarlas progresivamente, con la esperanza de deshacerse de ellas.

Algunas personas recomiendan el uso de herbicidas foliares para erradicarlas por completo, pero esto no es recomendable ya que provocan un desequilibrio inicial en la actividad biológica del suelo, que aunque se recupera con el tiempo, mejor si no lo usamos.

zarza-con-frutos

Si la altura de la vegetación lo permite, y si tu terreno no contiene zarzas, un pase de trituradora tendrá la ventaja de cortar la vegetación y reducirla a fragmentos en una misma operación (y, al dejar los fragmentos en su sitio, nutrirás el suelo al mismo tiempo): alquila una trituradora forestal o, mejor aún, una segadora con trituradora, ambas pueden montarse en un micro-tractor, o incluso un cortacésped si la vegetación no es demasiado alta o densa.

Por otro lado, si hay zarzas, abstente de utilizar una trituradora, ¡que inevitablemente fomentaría su multiplicación!

¡Cuidado con las piedras

Hay que tener cuidado con las piedras y otras estructuras “duras” que pueden estar ocultas por la vegetación: podrían dañar las cuchillas de tu equipo (desbrozadora, trituradora, cortacésped, etc.).

 

5.     Deshierbe y limpieza del suelo


Para eliminar todas las malas hierbas y las raíces de las plantas leñosas después de utilizar la desbrozadora, hay varias soluciones a tu disposición.

malezas

La primera -y la más laboriosa- consiste en palear (o utilizar un rotocultor si la superficie es grande) y, a continuación, separar manualmente los grupos de malas hierbas y el grueso de las raíces para eliminarlos y obtener un suelo limpio.

Otra solución inteligente, sobre todo si trabajas en invierno, es cubrir el suelo y la vegetación no deseada con cartones o lonas opacas (o incluso con alfombras viejas, rollos de moqueta o cualquier otro material que sirva para crear una cubierta de oscurecimiento).

Deja esta cubierta durante algunos meses y luego retírala: debajo, la vegetación se habrá descompuesto, las lombrices y toda la microfauna del suelo habrán hecho su trabajo, y el suelo se limpiará y se enriquecerá con humus al mismo tiempo.

Con el mismo espíritu, también puedes, para este primer año de cultivo de tu jardín, montar un huerto lasaña o bancal, también llamado “método del mantillo en láminas”

6.     Nivelar y preparar el suelo para la plantación

Una vez limpia la tierra, puedes prepararla para la plantación: rompe los terrones grandes, retira las piedras que hayan quedado, añade compost si la tierra es pobre, remueve, rastrilla y riega si el tiempo es seco.

Espera unas dos semanas y arranca los brotes de las malas hierbas (esta práctica, llamada falsa siembra, permite eliminar del suelo las semillas de malas hierbas que pueden germinar al mismo tiempo que las semillas que has sembrado).

terreno ya limpio

Luego sólo queda sembrar la hierba, plantar, ajardinar… ¡y disfrutar de tu terreno convertido en un jardín disfrutable!

 

Califica este post

Nada Mal!

¿Te ha servido o resultado interesante este post sobre como limpiar un terreno desde cero y que herramientas pueden ayudarte? Dale tus estrellas !!

Calificación de Usuarios 3.9 ( 1 votos)
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Notas Relacionadas

Puede Interesarte...
Botón volver arriba