Cómo mantener limpio el jardin – 8 Consejos Prácticos

Tanto si el desorden es poco o mucho, esta serie de consejos te ayudarán a mantener limpio el jardín para poder disfrutarlo durante todo el año.



La jardinería es una fuente de relajación para la mayoría de nosotros, sin embargo, para que pueda provocarnos esa sensación de paz es casi imprescindible que el jardín esté limpio y ordenado.

Pero… ¿Cómo organizarnos para mantener limpio el jardín durante todo el año? Bueno, cada uno tiene su propio método, pero más allá de preferencias particulares, siempre viene bien algún consejo sobre las cosas de las cuales deberíamos ocuparnos regularmente.

Más allá del corte del césped, hay tareas que muchas veces pasamos por alto y que luego, afean el espacio.

Unas cuantas hojas por aquí, restos de poda por allá, musgo en paredes o en una fuente, malas hierbas entre las lajas del camino… Al principio son cosas que parecen no tener importancia ni ser para tanto, hasta que un día, es un caos y ya no sabemos por dónde empezar.

Para evitarnos esa sensación de frustración, veremos a continuación una serie de consejos prácticos que, si seguimos con regularidad, nos permitirán mantener limpio el jardín todo el año y disfrutarlo muchísimo más.

 1  Invierte en las herramientas correctas


sopladores

Al igual que en la cocina, es imposible conseguir buenos resultados en jardinería sin las herramientas adecuadas.

Desde el atuendo, que debe proteger el cuerpo, las manos, las piernas y la cara hasta un cortacésped si tu jardín tiene césped.

Obviamente herramientas básicas como una pala (útil para remover la tierra y arrancar las malas hierbas más resistentes) son imprescindibles, pero otras como los sopladores, pueden facilitarnos enormemente la vida a la hora de mantener limpio el jardín, ya que nos permiten soplar las hojas y amontonarlas para recogerlas fácil, las aspiradoras-picadoras también pueden ahorrarnos muchísimo tiempo.

Las hidrolimpiadoras también me parecen una buena inversión, sobre todo si tenemos una terraza amplia, y ni hablar si es de laja o cerámicos rugosos.

 2  Coloca una caseta o trastero adecuado


trasteros prefabricados de jardin

Es imposible mantener el orden y la limpieza si no tenemos donde guardar las cosas. Cuando empieza a haber herramientas, mangueras, cubos y macetas vacías por doquier, nuestro jardín pierde lentamente su estética y esa sensación de armonía y paz que tanto buscamos desaparece.

Dentro del presupuesto que manejes, considera invertir en una caseta de jardín, o aunque mas no sea en un baúl de jardín que te permita “esconder” de la vista todo eso. Aunque no lo parezca, es uno de los consejos primordiales que voy a darte.

Compáralo nuevamente con tu cocina, ¿Qué pasaría si tuvieses todos los cubiertos desparramados en la encimera en vez de guardados en su cajón?

 3  Deshierba, deshierba y deshierba otra vez


arrancar malas hierbas

Ya es bien conocido que las malas hierbas no son nada buenas para la estética, pero tampoco para la salud de nuestras plantas.

Suele ser una tarea bastante tediosa de realizar, pero si te haces del hábito de arrancar una que otra cada vez que visitas tu patio, te aseguro que podrás con ellas más efectivamente que si te ocupas dos o tres veces al año.

Pero además de eso, voy a darte algunos consejos y sugerencias extras para tratar las malas hierbas del jardín de forma natural para que el problema sea cada vez menor:

  • Mulching o mantillo

El mulching limita el crecimiento de las malas hierbas, porque si éstas se afianzan, es porque el suelo está desnudo.

Existen varios tipos de mantillo, pero para simplificar, puedes optar por los recortes de hierba, hojas muertas y paja (lino, cáñamo, etc.): también es una buena forma de reciclar los “residuos” del jardín y darles una segunda vida y por último, tiene un efecto decorativo rústico bastante encantador.

Existen también algunos “remedio caseros” para eliminar las malas hierbas que pueden ayudarte, pero siempre ten mucho cuidado, ya que tienen también el poder de eliminar tus plantas, así que su aplicación tiene que ser muy sectorizada

  • Vinagre y sal yodada

Una receta 100% natural consiste en mezclar 5 litros de agua, 1 kg de sal yodada y 200 ml de vinagre blanco. Diluir el vinagre en agua salada (para que pierda su acidez que debilitaría la tierra). Después de rociar la mezcla, déjala actuar. Arranca las malas hierbas cuando la vegetación empiece a amarillear y a marchitarse.

  • Vinagre blanco

Otro remedio: vinagre blanco (1 litro de vinagre por medio litro de agua) que se vierte sobre las malas hierbas al final del día.

  • Purín de Angélica

Para obtener el purín de angélica se utiliza un kg de angélica en 10 litros de agua que se macera durante una semana. Vierte la mezcla sobre las malas hierbas que quieres que desaparezcan.

  • El agua de cocción

El agua de cocción de patatas, pasta o arroz es un buen herbicida porque contiene almidón, que es perjudicial para las malas hierbas. Sin embargo, hay que tener cuidado de no regar las flores y verduras del jardín.

  • Agua hirviendo

El agua hirviendo con sal funciona bien. Viértala en la parte inferior de la planta sin tocar las demás. Cuidado con el exceso de sal, ya que puede acabar con la microbiodiversidad.

  • Bicarbonato

Esparcir sal gruesa o espolvorear bicarbonato de sodio en las juntas de la terraza es una buena manera de evitar que el musgo prolifere.

Consejo: Para áreas más remotas del jardín con suelos pobres y pendientes antiestéticas, considera usar plantas de cobertura del suelo.

No necesitan mantenimiento, crecen solas y evitan que las malas hierbas crezcan (¡toman su lugar!) sin dañar el suelo. Por el contrario, las cubiertas del suelo ayudan a conservar la humedad y brindan refugio a todo un ecosistema que es bueno para la tierra.

 4  Poda cuando hay que podar (¡y recoge!)


poda de setos

Muchas plantas necesitan ser podadas para renovarse. Esto es especialmente cierto en el caso de los setos, las plantas trepadoras, los arbustos y los árboles frutales. Al final del invierno o al principio de la primavera, es necesario eliminar las ramas muertas o dañadas y airear el centro de la planta.

Si no hacemos estas podas cuando toca, hacerlo a última hora puede ser agobiante, así que programa tus alarmas y hazlo. Y, por supuesto, recoge inmediatamente los restos de la poda, si los dejas ahí, puede que luego no tengas tiempo y sigan ahí mes tras mes.

Si tienes espacio suficiente, intenta practicar el compostaje, es una gran forma de reciclar esos restos de podas, recortes de césped y hojas secas. Puedes hacer un hoyo de compost al fondo del jardín o adquirir un compostador.

Una buena forma de reciclar los restos de poda además del compostaje es triturarlos: el material molido grueso se puede utilizar como mantillo y el material triturado fino se puede utilizar para mezclar con el sustrato.

En lo que se refiere a las flores secas, actúa igual que con las malas hierbas, cada vez que des un paseo por tu jardín, tomate unos minutos para ir retirando las flores marchitas que encuentres a tu paso.

 5  Acondiciona tus macetas o deséchalas


macetas rotas

Este es un consejo que doy pero que me cuesta seguir, tengo que confesarlo. Soy de acumular cosas, me da pena tirarlas, siempre pienso en que para algo me van a servir, y finalmente lo único que hacen es ocupar espacio y juntar polvo…

  • Si las macetas ya no tienen plantas, vacía el sustrato y reacondiciónalo para aprovecharlo en otras plantas.
  • Lava y desinfecta las macetas sanas y vacías para volver a usarlas.
    También puedes reciclarlas pintándolas o por qué no, darle este trabajo a tus hijos que seguramente lo disfrutarán, solo necesitarás un poco de pintura para que vuelvan a lucir como nuevas.
  • Si la maceta está rota y sobre todo si es plástica, deséchala, no te servirá para nada. Si es de terracota, puedes romperla en pedacitos pequeños y utilizarlas como capa de drenaje en futuras plantaciones.

 6  Protege la madera una vez al año


Proteger la madera

La madera debe ser tratada y protegida por estética y por durabilidad, tanto si son muebles o pérgolas, como maceteros o jardineras.

Programa esta tarea una vez al año, preferiblemente durante un período seco y con temperaturas cálidas (no calientes).

El modo de protección dependerá de que tipo de madera y elemento estemos hablando. Entre los más habituales encontramos aceite de teca o de linaza, pinturas y barnices.

Se que este no es un consejo práctico de cinco minutos, pero es necesario para para mantener limpio el jardín, ya que si no cuidamos la madera, no solo se ve mal, sino que se pudre, se rompe y aloja insectos y plagas que provocan otros desordenes mayores, así que, aunque lleve un fin de semana completo, te recomiendo que lo hagas.

 7  Limpia el musgo de las paredes descubiertas


limpiar el musgo

Salvo que lo estés dejando crecer con un propósito, deberías eliminar el musgo de los muros exteriores, ya que, además del deterioro, atraen hongos y pueden provocar problemas de salud debido a las esporas que liberan.

Una forma práctica de limpiar el musgo de las paredes exteriores, es rociar con un pulverizar una mezcla en partes iguales de cloro y agua y dejarla actuar por veinte minutos.

Esta mezcla ayudara a matar el musgo y además, lo aflojara para que con solo pasar un cepillo de cerdas duras o una escoba tradicional, lo eliminemos de la pared.

Luego de eso, lo recomendable sería dejar actuar los restos de cloro por 24 horas y ya después sí, aclarar bien con agua limpia.

Aquí nuevamente, como en todo, actúa apenas veas el problema, si lo dejas avanzar, se convertirá en una tarea titánica que nadie tiene ganas de hacer.

 8  Tips para el día a día


  • Recoge la manguera apenas termines de usarla, no solo ordena la visual, sino que la protege del deterioro
  • Limpia y guarda las herramientas tras su uso, agradecerás eso cuando las necesites nuevamente
  • Cada vez que vayas al jardín, lleva contigo una pequeña bolsa y elimina alguna mala hierba. También retira las flores marchitas que veas a tu paso.
  • Si algo se rompió y no tiene arreglo, tíralo o recíclalo.
  • Si tienes niños, dispón un canasto decorado para que acumulen allí sus juguetes en vez de dejarlos esparcidos por todo el jardín

Y hasta aquí hemos llegado con los consejos para ordenar mantener limpio el jardín en lo posible durante todo el año. Algunas tareas simples y sencillas y otras más laboriosas, pero todas contribuyen a que tu jardín sea ese espacio armonioso y pacifico que tanto buscas.

Califica este Post!

Nada Mal!

¿Te han gustado esta serie de ideas y consejos para mantener limpio y organizado el jardín? Dale tus Estrellas y no olvides compartir 😉

Calificación de Usuarios ¡Se el primero!

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Notas Relacionadas

Botón volver arriba