Conociendo las mesas para cultivar elevadas

Aprende como elegir la correcta para ti y las ventajas de utilizarlas

Si te encuentras en un caso similar al mio, donde el cuerpo ya no tiene 20 años, y la espalda y las rodillas nos lo hacen notar cada vez que trabajamos en nuestra huerta, esta nota te vendrá como anillo al dedo…Vamos a conocer las mesas para cultivar

Básicamente son un contenedor muy amplio, dispuesto sobre cuatro patas (y a veces incluso tienen ruedas para poder moverlos) y a una altura que nos permitirá trabajar nuestra huerta sin forzar ni la espalda ni las rodillas…
No es la única ventaja que tienen, hablaremos de ellas en mayor profundidad, así que, si te interesa el tema, lee hasta el final!!


¿Qué y Cómo son las mesas para Cultivar?

Las mesas para cultivar son una combinación entre las clásicas camas de siembra elevadas y la huerta en macetas.
Las camas elevadas tradicionales, no tienen un fondo que separe el sustrato de cultivo con el resto del terreno, pero tienen la ventaja de ser muy grandes. Los contenedores, nos permiten controlar muchos mejor el entorno de crecimiento, pero son muy pequeños.

Las mesas de cultivo unen lo mejor de ambas técnicas, para crear una nueva en donde el sustrato de siembra está completamente contenido y controlado (ya veremos más adelantes las ventajas de esto) pero con un espacio mucho más importante para poder cultivar más cosas y más grandes y para coronarlo todo, se elevan a una altura donde nos es muy sencillo trabajar.

Existen muchos tipos de mesas para cultivo:

Si bien puedes incluso construirlas tú mismo, el mercado ya dispone de muy buenos modelos.
Los hay de todos los tamaños, con o sin tutores, estilo invernadero, con ruedas, de madera, de metal, más grandes, más pequeñas…

En fin, la que elijas dependerá de que quieres cultivar.

tipos-de-mesas-para-cultivo


COMPRAR E INSTALAR UNA MESA DE CULTIVO

En el siguiente enlace, puedes encontrar un muy buen artículo que compara las mejores 7 mesas para cultivar que puedes comprar fácilmente a través de Internet.

Igualmente, voy a darte en esta misma nota, cuáles son las cosas que debes tener en cuenta para que tu compra sea acertada y no tires tu dinero… ¡Aquí vamos!

  1. Siempre comprueba la calidad y el tipo de material en la que está fabricada y no olvides revisar si su sistema de drenaje es bueno.
    Una opción ideal, son las hechas de tablas de cedro, es una madera muy resistente a la putrefacción y lo ideal, es que tengan patas de aluminio, que sean resistentes y a prueba de oxido.
  2. Si vas a cultivar tu huerta (ya que también se pueden usar para replicar flores) asegúrate que no tienen pinturas o tintes dañinos que se transmitan luego a tus cultivos.
  3. Considera el tamaño. Recuerda que las raíces de lo que vayas a cultivar, se encontrarán limitadas por el contenedor. Asegúrate de que la mesa de cultivo que elijas sea lo suficientemente profunda para manejar los cultivos de raíces, como zanahorias, y que tenga suficiente espacio para las raíces de las plantas más grandes, como tomates, berenjenas, girasoles y otras.
    Un tamaño medio al que se pueden adaptar una gran variedad de cultivos seria aproximadamente de 2 m de largo, 60 cm de ancho y al menos, unos 30 a 40 cm. de profundidad.
  4. La altura total de la mesa para cultivar también es importante. Si es demasiado alta, te cansarás de estirar la mano, pero si no es lo suficientemente alta, la ligera y constante flexión de tu espalda te llevará a la consulta del quiropráctico en poco tiempo.
    La recomendación suele rondar en 1.20 metros, pero esto dependerá de tu altura.
  5. Por último, es importante considerar las necesidades de mantenimiento del plantador. La idea de usar una mesa de cultivo elevada, es para hacer nuestra vida más fácil, no para complicarla. Omite las que requieran pintura anual, o aquellas que se oxiden, se deformen o se vuelvan quebradizas con la exposición constante a la luz solar.

¿Dónde colocar mi nueva mesa de cultivo?

mesas-de-cultivo-con-y-sin-ruedas

Una vez que hayas elegido la mesa para cultivar adecuada para ti, es hora de colocarla en su lugar. Estos contenedores son extremadamente pesados cuando están llenos hasta el borde de tierra, así que, no la llenes hasta que estés satisfecho con el lugar elegido.

Recuerda que la mayoría de las frutas y verduras requieren al menos de 6 a 8 horas de sol, así que, si seguimos hablando de una huerta, busca un lugar que cumpla con estos requisitos de iluminación.

Además, deberías asegurarte de colocarla cerca de un grifo o fuente de agua para que el riego sea rápido.

¿Con qué sustrato debería llenar el contenedor?

Al igual que con el crecimiento en el suelo, el secreto para el éxito de la huerta elevada está en el sustrato. Aunque la mayoría de las jardineras elevadas son robustas, no están construidas para sostener tierra pesada de jardín a base de arcilla. En su lugar, están diseñadas para ser llenadas con una mezcla de tierra para macetas de alta calidad y compost.

Mezcla 2/3 de tierra para macetas con 1/3 de compost orgánico, agrega unos cuantos puñados de fertilizante orgánico granular y tendrás un sustrato listo para cultivar tu huerta. (A menos, por supuesto, que vayas a cultivar cactus o suculentas; en ese caso, agrega arena de construcción gruesa a la mezcla, en lugar de abono).

¿Qué plantar en las mesas para cultivar?

Las posibilidades ¡son infinitas! Hay tantas plantas que se adaptan a la perfección, que podrías sorprenderte.

  • Variedades vegetales compactas, incluyendo tomates ‘Tumbling Tom’, berenjenas ‘Fairy Tale’, pimientos ‘Mohawk Patio’ y zanahorias ‘Thumbelina’.
  • Variedades de Hierbas: La albahaca ‘Spicy Globe’, el tomillo rastrero, el limoncillo, el romero y el perejil funcionarán a la perfección.
  • Las plantas de bayas de baja estatura, como las frambuesas rojas “Strawberry Shortcake”, los arándanos “Top Hat” y las fresas, son hermosas y productivas en una mesa de cultivo elevada.
  • Las flores son otra opción encantadora: La mayoría de las plantas anuales tienen un buen rendimiento en camas elevadas, sólo asegúrate de incluir unas pocas variedades de plantas rastreras para que se derramen sobre el borde del contenedor.
  • Los mini- jardines (estilo a los de hadas) y las plantas en miniatura son otra opción única, especialmente porque estarán a la altura de los ojos de los pequeños y curiosos.

 

Las ventajas de la jardinería elevada en camas elevadas

mesas de cultivo elevadas

Hay múltiples beneficios en utilizar las macetas elevadas o camas de siembra, o mesas para cultivar, como sea que les llames.

Aparte de la ventaja obvia de no tener que agacharse ni arrodillarse para plantar o recoger tus pimientos y zanahorias, podrás disfrutar de lo siguiente:

  • Ausencia o disminución importante de las malezas.
  • No hay plagas subterráneas que mordisqueen las raíces de las plantas.
  • No hay que enfrentarse a enfermedades fúngicas transmitidas por el suelo.
  • Si estas en una zona de campo, nada de conejos y otros animalitos comiendo tu lechuga.
  • No es necesario instalar un sistema de riego por aspersión o goteo para el agua.
  • No hay problemas con suelos arcillosos encharcados o con suelos arenosos de drenaje rápido.
  • Y como dije antes, olvida los dolores de espalda, rodillas crujientes o articulaciones inflamadas.

Espero que hayas disfrutado del artículo de hoy. Y tu, ¿usas camas de siembra elevadas o mesas para cultivar? ¡Me encantaría leer sobre ello en los comentarios!


Califica este Post

Nada Mal!

¿Te ha parecido útil la nota sobre como elegir e instalar correctamente una mesa de cultivo para tu huerta? Dale tus Estrellas al Post!

Calificación de Usuarios ¡Se el primero!

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
Close