De la Tienda al Jardín -> Recoge y resiembra las semillas y los restos de hortalizas

Reutilizar es el lema, pero hazlo bien! Mira lo que debes saber antes de guardar tus semillas

Días pasados, paseando un rato por redes sociales, me crucé con un video muy simpático que mostraba rápidamente como hacer crecer nuevas plantas de las verduras que compramos en la tienda, si bien no todos los ejemplos que pusieron son viables, algunos de ellos sí, así que, me dije ¿Por qué no armar una nota en el blog sobre esto? Y aquí estoy, escribiendo un rato…

Te dejo el video para que te hagas una idea de que estoy hablando:

Lindo ¿no?  Pues bien, como te decía, cuando hablamos de semillas, este tipo de videos pueden resultar engañosos, es por eso que vamos a explicar un poco mejor, que cosas debemos tener en cuenta cuando nos decidimos a usar la compra del mercado para crear nuestra huerta.

 


Haciendo crecer verduras compradas en la tienda

 

A la hora de usar los productos que hemos comprado en la tienda para crear nuestra huerta, debemos saber que hay dos opciones: una es utilizar restos de la verdura u hortaliza que vuelven a crecer desde esa raíz o brote (como patata, lechuga y cebollines), sin necesidad de iniciar la planta desde cero y la otra es recoger y almacenar (y luego sembrar) las semillas que ya tienen algunos de estos productos (como tomates, pimientos o calabazas)

En el primero de los casos no perdemos nada con probar, ya que finalmente, era un resto que íbamos a descartar o trasladar a la pila de compost, pero cuando hablamos de juntar las semillas, la cosa es un tanto más delicada, ya que no todas las semillas son viables de germinar o de darnos un buen fruto, y nadie está para perder el tiempo hoy en día, ¿verdad?

Así que hablemos primero de que debemos tener en cuenta si queremos recolectar estas semillas.

  • Lo primero es que deberíamos elegir verduras etiquetadas mínimamente como orgánicas, aunque muchos expertos aseguran que debemos buscar una etiqueta “heirloom” o “plantas ancestrales” y que no sean híbridas

Hibridado significa que las semillas se produjeron de tal manera que su primera generación dará fruto, pero si guardas las semillas de esa generación (por ejemplo, de un tomate hibridado en la tienda de comestibles) y las siembras, las plantas que obtengas no producirán buenos frutos.

¿Cómo evitas los híbridos con seguridad? Bien, aquí viene la palabra “semillas heirloom ” que significa algo así como “semillas heredadas o ancestrales”, estas definitivamente no son híbridos, pero debo reconocer que al menos en mi ciudad nunca he visto esta etiqueta en la tienda L .

Las semillas heirloom son las semillas originales muy antiguas que han llegado hasta la actualidad sin modificaciones genéticas, preservadas por tradición y cultura por las familias de generación en generación, y conservadas por todo el mundo en bancos de semillas para continuar reproduciéndolas y evitar que se extingan.

De todas maneras, debes saber que hay muchas semillas, frutas y verduras que no están etiquetadas como ” heirloom “, pero que en realidad no son híbridos y crecerán con fuerza.

Esta es la recomendación primaria antes de juntar las semillas de las verduras que compramos en la tienda…

Las semillas que podemos guardar incluyen: tomate, calabaza, pimientos, ajíes, y en definitiva todo lo que tenga semillas y no sea hibrido.

Las semillas de frutales también podrían recolectarse, pero la verdad no sé si merece la pena la espera y la incertidumbre, en este caso yo prefiero adquirir una buena planta en el vivero.

Otras semillas que también se pueden germinar, son las semillas secas, como porotos, maíz, quinoa, etc.

Recuerda que los brotes (que tanto se consumen hoy en día por sus beneficios en la salud, no se pueden usar, ya que el proceso que le hacen detiene la germinación, no crece una planta de allí 😉

Y, por último, pasemos a esta cuestión de hacer crecer nuevas plantas desde los restos de la cocina, aquí encontramos cosas tan variadas como cebollines, lechugas, ajos, cebollas, papas, jengibre, hongos, batatas o boniatos, ananás… En fin, son unos cuantos…
Sé que está en inglés, pero te dejo esta infografía que encontré y me pareció muy práctica:

verdurasdesderestos-1

verdurasdesderestos-2

verdurasdesderestos-3

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba