Recuperar un área del terreno invadida por la maleza

Si tienes un terreno amplio, seguro hay algún área del mismo que ha sido invadida por la naturaleza, y no de la mejor manera. Matorrales de malas hierbas, trepadoras, arbustos que no queremos, todo eso no solo ocupa un lugar que podríamos disfrutar, sino, que también, aloja insectos indeseados como mosquitos, pulgas y más.

Para esta titánica tarea, nada mejor que las máquinas desbrozadoras, son las que nos ayudaran en primer lugar a recuperar un área del terreno que una vez limpia, podremos usar tanto para sembrar nuestro césped como para crear una huerta o un parterre de flores que nos gusten.


Recuperar un área de nuestro patio paso a paso

Lo primero que debemos hacer, es “pasear” por este lugar que queremos limpiar y decidir si hay algo de lo que está ahí que queramos conservar, por ejemplo, algún árbol o arbusto. De encontrar algo, una buena técnica es marcarlo con cintas de un color contrastante para que no vayamos a lastimarlo en el fragor de la limpieza.

Al tiempo que vamos paseando por la zona, no es mala idea aprovechar, guantes y bolsa en mano, a juntar cualquier tipo de basura o escombros que pueda haber y que luego entorpecerán nuestra labor.

desbrozadoraLo segundo que yo haría, es usar la desbrozadora, que nos permite eliminar malezas gruesas y resistentes y hasta árboles pequeños, ya que tiene unas cuchillas de metal que hacen muy bien el trabajo.  Usa una motosierra para cortar árboles más grandes. Luego, corta cada árbol caído en pedazos y retíralos del área.

Retira además cada tocón de árbol o arbusto cavando a su alrededor con una pala. Usa un hacha para cortar raíces cuando las encuentres. Cuando hayas cortado la mayoría de las raíces, saca el muñón del suelo y rellena el hoyo con tierra nueva.

Una vez eliminado completamente todo lo que no queremos, es aconsejable utilizar algún herbicida, cuidándonos muy bien de no mojar las plantas que hemos decidido conservar. El herbicida químico mata las malezas y sus raíces, pero puede dejar residuos en el suelo, así que deberás esperar de 2 a 3 semanas antes de plantar nuevas semillas.

El siguiente paso será rastrillar o labrar la tierra, hay que aflojar al menos los 15 centímetros superiores, para que el suelo se airee y las nuevas semillas se desarrollen bien.
También debemos emparejar lo mejor posible la superficie, para que el agua no se acumule más en un lugar que en otros.

En este punto, ya tenemos nuestra zona recuperada y limpia de malezas indeseables, lista para llevar a cabo el proyecto que queramos desarrollar aquí.
Si aún no has decidido que hacer, no sería mala idea aprovechar todo el trabajo realizado y sembrar un nuevo césped, de este modo, obtendrás una zona arreglada y te dará tiempo para decidir.

Como vez, si bien es un arduo trabajo, los beneficios de recuperar un área de tu terreno para darle un mejor destino, valen la pena y dependiendo del tamaño de la zona, es algo que podrías hacer en dos o tres fines de semana, en cosa de un mes, ya podrías tener semillas creciendo en tu nueva zona parquizada.

Notas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba