Trucos para prevenir la transmisión de parásitos de mascotas a humanos

Trucos para prevenir la transmisión de parásitos de mascotas a humanos

Una de las principales preocupaciones a la hora de tener una mascota en nuestro jardín es la salubridad, puesto que los animales requieren de un cuidado específico para que no críen parásitos o tengan enfermedades propias de su especie que se puedan transmitir a los seres humanos.

Este tipo de enfermedades, aquellas que se transmiten entre el ser humano y los animales, se conocen como zoonosis. Existen diferentes métodos para mitigar las mismas, pero sin duda la mejor opción es prevenir, antes de que sea necesario curar. A continuación os dejamos algunos consejos para cerciorarnos de que tanto nuestro animal como nuestra familia se mantienen a salvo de todo tipo de parásitos.

4 consejos para prevenir la zoonosis de mascotas a personas

Desparasitar a tu mascota

Uno de los principales problemas es despreocuparse desde un inicio de los parásitos. Existen diferentes tratamientos efectivos contra estas fuentes de infección, por lo que una de las primeras cosas que debemos hacer en cuanto un animal entre en nuestra casa, es hacer un proceso de desparasitación. Fundamental, sobre todo, informarse sobre los parásitos mascotas jardín en caso de que su lugar habitual vaya ser un recinto exterior ajardinado (aunque esté especialmente preparado para él).

Higiene con productos y frecuencia adecuada

Es de vital importancia que nuestra mascota mantenga una buena higiene, ya que muchos de los parásitos que pueden habitar su cuerpo pueden permanecer en su piel y en su pelo durante años, esperando el momento de atacar (por ejemplo, cuando las defensas estén bajas, por cualquier motivo). Por ello, lavar a nuestro animal siguiendo los consejos de los expertos, con los productos adecuados y con la frecuencia adecuada en función de la mascota de la que se trate, es realmente importante.

Atención a nuestra mascota

Tanto durante los paseos como en casa, debemos poner especial atención a lo que hace nuestra mascota, si existe algún tipo de riesgo. En el hogar no debemos dejar ningún comestible que le pueda sentar mal al alcance de nuestro animal, mientras que en los paseos o en cualquier tipo de viaje debemos poner especial atención a cómo se comporta, si se meta en zonas con excesiva suciedad, si se encuentra con algún animal callejero, etc.

Atención a posibles síntomas 

Si nuestra mascota no tiene su comportamiento o su vitalidad habitual, o por ejemplo notamos que tiene falta de apetito, estamos ante una clara alerta de que puede tener cualquier tipo de enfermedad. Debemos llevar a nuestro animal a un veterinario lo antes posible para que diagnostique de qué se trata exactamente y si supone un riesgo para nuestra familia o no, así como posibles tratamientos, en caso de que sí le pase algo.

Sobra decir que si tenemos niños que vayan a jugar con las mascotas, la prevención debe ser todavía mayor, ya que gatearán o jugarán en las mismas superficies en las que habitará el animal, estando en contacto directo con los parásitos en caso de no mantener una higiene correcta.

Ante cualquier duda, siempre podemos consultar con nuestro veterinario de confianza, quien nos aconsejará cómo proceder ante cualquiera de las situaciones citadas anteriormente.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Scroll to Top