7 Reglas para cuidar las plantas de interior en invierno

cuidar las plantas de interior en invierno

Si te propones seguir lo mejor posible estas 7 reglas básicas para cuidar las plantas de interior en invierno, sin dudas que tus plantas llegarán en perfectas condiciones a la primavera.

La temporada de invierno es una época delicada para las plantas verdes de interior, que están acostumbradas a un clima más bien suave.

Para evitar el disgusto de perder la mayor parte de tu flora de interior en la estación fría, debes tener un cuidado especial con tus plantas.  Aquí tienes siete reglas de oro para cuidar las plantas de interior en invierno...

1  Darles buena luz


plantas-interior-iluminacion-2

Incluso en invierno, el sol sale y entra en tu casa. Tus plantas necesitan más que nunca los beneficios de sus rayos, ya que les proporcionan energía para su desarrollo.

  • Por lo tanto, es aconsejable acercar las macetas de las ventanas. La luminosidad dependerá de la orientación de las mismas. Detrás de un ventanal, una planta recibe 4 veces más luz que si se colocara a 2 m de distancia
  • Se recomienda el uso de iluminación artificial si tu casa es muy oscura, como una lámpara de horticultura o un tubo fluorescente (pero no halógeno que desprende calor)
Para tener en cuenta: un follaje que se vuelve amarillo en interiores, usualmente no se debe a la falta de riego, ¡sino a la falta de luz!

2  Darles una temperatura óptima


plantas-interior-temperatura

La temperatura ideal para una planta de interior es entre 15 y 19°C. Lo importante es mantener un ambiente constante a lo largo del día.

  • Así que evita sobrecalentar tu casa por la noche y apagar el radiador durante el día (¡aunque te alivie la factura! Ahorro o jardín, en invierno, tienes que decidir.)
  • Las corrientes de aire también deben evitarse a toda costa.

Ten cuidado porque, a la hora de cuidar las plantas de interior en invierno, el radiador sigue siendo el enemigo absoluto de la planta: su calor seca el aire ambiente, cerca del aparato, pero también en toda tu casa.

  • Deshidrata las plantas privándolas de la humedad que tanto necesitan.
  • Por lo tanto, elige un lugar templado, sin radiador, sabiendo que la mayoría de las plantas de interior toleran bastante bien una temperatura en torno a los 18°C.

3  Cubrir las más frágiles


Tanto en el interior como en el exterior, algunas plantas sufren el frío. Para mejorar su entorno, puedes componer tú mismo un mantillo:

  • Tanto económico como ecológico: a base de hierba, helechos, compost prematuro, etc.
  • Decorativo con virutas de madera o cáscaras de fruta.

Esto protegerá las raíces de las plantas y limitará la evaporación del agua.

Mantillo  57fbaddce0489 vignette 14456151

4  Regar bien


v

El riego es fundamental a la hora de cuidar las plantas de interior en invierno: en efecto, la calefacción seca el aire de tu casa y rara vez se alcanza la higrometría mínima (entre el 40 y el 60% para tus plantas). Así que no descuides el riego y sé meticuloso:

  • Presta atención a la calidad del agua, favorece el agua templada sin cloro. Puedes encontrar agua desmineralizada en las tiendas.
  • Diariamente, utiliza un dispositivo de nebulización en el follaje de tus plantas.
  • Se aconseja colocar las macetas en un recipiente poco profundo sobre bolas de arcilla. Estos permiten que el agua se evapore poco a poco después del riego.

5  Podar aquellas que lo necesitan


plantas-interior-poda

¿Te rompe el corazón cortar las ramas de tu pequeño ficus? Si lo haces, el follaje se vigorizará y el color se intensificará. Es una operación necesaria para fomentar su desarrollo.

Para algunas plantas, la poda es esencial, pero para otras puede ser fatal.

Por ejemplo, haríamos un desastre si podamos la punta de la palmera, que sin dudas, terminaría muriendo.

6  Coloca las macetas contra la pared


La elección del emplazamiento de una planta es crucial para su crecimiento. Para cuidar las plantas de interior en invierno, es importante evitar las variaciones excesivas de temperatura y jugar con el espacio disponible:

  • Si colocas tus macetas cerca de un tabique, las plantas se beneficiarán de su calor y estarán protegidas de las corrientes de aire.
  • Además, si las colocas un poco altas, las protegerás del frescor del suelo.

¡Entre el calor y el frío, las macetas podrán beneficiarse de una ubicación ideal con condiciones estables para pasar un invierno tranquilas!

7  Cuidar las plantas de interior en invierno de forma personalizada


plantas-interior-iluminacion

Esto puede parecer una respuesta fácil, pero el mantenimiento depende de la planta.

Mientras que algunas plantas pueden soportar el aire frío y seco sin problemas, otras no:

  • La calathea (planta tropical), por ejemplo, debe tener una maceta permanentemente húmeda, a diferencia de la mayoría de las variedades de interior.
  • En cuanto a los ejemplares frágiles, como los impatiens (variedad tropical), temen la exposición directa al sol.

Si te propones seguir lo mejor posible estas 7 reglas básicas para cuidar las plantas de interior en invierno, sin dudas que tus plantas llegarán perfectas condiciones a la primavera.

Suscríbete a mi Newsletter

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Ir arriba