Fertilizantes para plantas de interior

fertilizantes para plantas de interior

¿Sabías que no se fertilizan de la misma manera las plantas de interior y exterior? Por eso hablamos de los fertilizantes para plantas de Interior específicamente, repasamos los tipos, la frecuencia pero sobre todo la cantidad que debes utilizar en cada momento del año para no matar tus plantas.

Cada vez que regamos una planta que está en un contenedor, los nutrientes se escapan del sustrato. Incluso, si el agua no saliera de los agujeros de drenaje y eso no sucediera, las plantas agotarían rápidamente los nutrientes en su suelo, ya que el mismo es reducido.

A diferencia de las plantas que viven afuera, directamente plantadas en el jardín, las plantas de interior no tienen una fuente regular de reposición de nutrientes a menos que las fertilicemos con regularidad, por lo tanto, es uno de los cuidados de las plantas de interior que debemos tener presentes si queremos que crezcan sanas y fuertes.

¿Qué es un Fertilizante?

Antes de responder a la pregunta, es importante saber lo que NO es el fertilizante.

Las plantas fabrican su propio alimento utilizando la luz en un proceso llamado fotosíntesis. El fertilizante es más bien una vitamina que tomas de vez en cuando para mejorar tu salud (es esencialmente una mezcla de minerales).

Los minerales del suelo se liberan cada vez que se riegan tus plantas verdes. Tus plantas absorben entonces todos estos nutrientes para obtener un mejor resultado.

El exceso de minerales del fertilizante no será aprovechado por tu planta e incluso puede dañarla. Entonces, ¿qué fertilizante para plantas de interior debes utilizar?

Pues bien, vamos a ello y expliquemos todo lo que necesitas saber sobre los fertilizantes para plantas de interior.

¿Que fertilizante para plantas de interior elegir? Tipos de abonos

Hay dos tipos: orgánico e inorgánico. Los abonos orgánicos, son los que se producen mediante procesos naturales, como el compost orgánico o el estiércol. Los abonos inorgánicos son sustancias especialmente desarrolladas que se forman a partir de productos químicos para satisfacer específicamente las necesidades de las plantas.

Existen fertilizantes orgánicos a base de pescado y algas marinas con el cual se obtienen resultados INCREÍBLES.
Si puedes conseguirlo, esta mezcla suave y completa, es una forma sencilla de dar a tus plantas la nutrición óptima que necesitan.

Hay muchos abonos diferentes en el mercado, con distintas formas y fórmulas químicas o biológicas.  Así que puedes elegir el método de fertilización que mejor se adapte a tus necesidades. Los métodos más populares de fertilización inorgánica son las pastillas, los granulados, los líquidos y los de liberación prolongada.

Fertilizantes líquidos

fertilizante liquido para plantas de interior

Como en todo, su uso tiene ventajas e inconvenientes. Las ventajas son la facilidad de uso; simplemente puedes añadirlo a tu regadera y al mismo tiempo alimentar y regar tu planta. También puedes diluirlo como quieras, añadiendo una cantidad muy pequeña, o aumentando su potencia si crees que tu planta necesita una dosis mayor.

Es excelente porque tú tienes el control. Si observas que tus plantas tienen problemas de floración, puedes añadir abono al agua con más frecuencia y dejar de utilizarlo por completo cuando la planta entre en letargo. Es un método muy popular, por lo que hay muchas variedades disponibles en el mercado.

Esto es bueno porque hay una amplia gama de abonos líquidos, lo que significa que puedes encontrar uno con los ingredientes exactos que deseas. Una gama de opciones también suele significar que hay una gran variedad de precios, para que todo el mundo pueda encontrar algo que se ajuste a su presupuesto.

El inconveniente es que, para sacarles el máximo partido, tendrás que acordarte de utilizarlos en los intervalos adecuados. Si eres un jardinero olvidadizo, utilizar un abono de larga duración, como un abono de liberación lenta, puede ser una mejor opción para ti.

También se puede añadir abono foliar, es decir, se pulveriza un abono sobre el follaje, a menudo con algas diluidas en un líquido.

Abono de liberación lenta

fertilizantes de liberacion lenta para plantas de interior

El abono de liberación lenta hace exactamente lo que dice. Cada grano de abono está recubierto de capas de diferente grosor, que se disuelven con el tiempo, liberando los nutrientes muy gradualmente en el suelo.

Cada marca de abono de liberación lenta tiene diferentes escalas de tiempo, incluso tienen una duración de eficacia de hasta 3 meses. Esto es ideal si te cuesta acordarte de alimentar a tu planta, o si tienes una agenda muy apretada y te gusta hacer las cosas con el menor esfuerzo posible.

Sin embargo, hay un inconveniente, y es que no tienes control sobre la velocidad de liberación. Si no calculas perfectamente las aportaciones, el abono puede seguir liberándose durante el periodo de latencia, lo que es un desperdicio.

También son más caros que otros, lo que puede disuadir a algunas personas de comprarlo. Sin embargo, como sólo una pequeña cantidad durará varios meses, en términos de gasto por año, probablemente cueste lo mismo que otros fertilizantes. Si estás dispuesto a aumentar el coste, te servirá a largo plazo, ya que durará mucho más que un recipiente de tamaño equivalente de abono líquido.

Abono en pastillas

Ambos tipos de abono en pastillas están diseñados para ser utilizados en las plantas de exterior de tus jardines y no funcionan bien en las plantas de maceta.

Los abonos en tableta son palos o bloques del tamaño de una tableta que se introducen directamente en el agujero donde se planta el árbol o el arbusto. Debido a su mayor tamaño, se disuelven con el tiempo.

Los ingredientes que debes encontrar cuando busques fertilizantes para plantas de interior

Estar familiarizado con los ingredientes de los fertilizantes te servirá de mucho. Algunas plantas requieren cuidados muy específicos, como las orquídeas. Para ellas, los fabricantes han facilitado su cuidado y basta con comprar un ” fertilizante para orquídeas “. Otras plantas tienen requisitos menos específicos y puede que necesites saber qué ingredientes son importantes.

  • Por ejemplo, las plantas de hoja querrán un abono rico en nitrógeno. El nitrógeno favorece el crecimiento de un follaje sano y dará lugar a una planta exuberante y repleta.
  • Las que producen flores necesitarán más potasio, a veces también llamado potasa. El potasio favorece la floración de las plantas, lo que da lugar a un saludable despliegue de flores en tu planta de interior.
  • El fósforo ayuda a que las raíces crezcan y se desarrollen, por lo que es un ingrediente a tener en cuenta si quieres que tu planta crezca.

Y lo mismo ocurre a la inversa! Si no te interesa que tu planta crezca demasiado, busca un producto bajo en fósforo. El nitrógeno, el potasio y el fósforo son los principales nutrientes de los fertilizantes, ya que son los elementos básicos que necesita tu planta.

Cuándo SI fertilizar las plantas de interior

  • Cuando la Planta está en Crecimiento Activo

El periodo normal de fertilización es de finales del invierno, primavera y verano para las plantas de interior, tanto si pasan el verano en el exterior como si no.

Sin embargo, hay excepciones. Cualquier planta que esté realmente en crecimiento puede ser abonada, normalmente a una tasa inferior a la recomendada en los productos, de ¼ a ½ de la dosis que menciona la etiqueta. 

Esto se debe a que las plantas que están bajo una luz brillante, por ejemplo bajo luces, en un solarium o en una ventana orientada al sur, siguen creciendo e incluso floreciendo durante el invierno.  Por lo tanto, deben ser fertilizadas.  Además, algunas plantas florecen solo durante el invierno en nuestras casas, como el ciclamen, las azaleas domésticas, las gardenias, etc. Por lo tanto, también hay que fertilizarlas regularmente.

Cuando NO se debe fertilizar las plantas de Interior

  • Si la planta esta en descanso o semi-formida

En general, no abonamos las plantas durante este estado que suele ser el invierno en nuestras casas (salvo las excepciones que mencione arriba). La mayoría de las plantas están en un estado semidormido y la fertilización sólo fomentará un crecimiento débil y atrofiado que es susceptible a los insectos y las enfermedades.

  • Si acabas de comprarla

Por lo general, las plantas no necesitan ser abonadas hasta unas 6 semanas después de la compra, ya que han sido abonadas en la tienda.

  • Si acabas de trasplantarla

No se suele abonar tras el trasplante, ya que la tierra de las macetas ya contiene abono. Espera al menos 2-4 semanas antes de empezar a abonar una planta que ha sido trasplantada.

  • Si la Planta está Enferma

Un error que se comete a menudo es abonar una planta que está en peligro, algo que nunca debe hacerse. Cuando una planta está en mal estado, hay que analizar la situación y tratarla en función de sus necesidades: falta de luz, exceso o falta de riego, suelo demasiado compacto, lleno de sales minerales procedentes de los abonos o desvitalizado, etc.  Abonar una planta en dificultades puede simplemente matarla.

¿Cómo fertilizar las plantas de interior?

como fertilizar las plantas de interior

Aquí viene el quid de la cuestión, como se le agregan los fertilizantes a las plantas de interior correctamente, por que no es de la misma forma que lo hacemos con las plantas que están al aire libre.

La explicación a esto es sencilla, las plantas de interior no están expuestas a la misma cantidad de luz que las de exterior, por lo tanto su trabajo de fotosíntesis y su crecimiento es más lento y sus requisitos menores. Por este motivo, para evitar quemarlas:

La dosis de fertilizante en plantas de Interior debe ser de ¼ a ½ de la dosis que menciona la etiqueta.

El fertilizante líquido debe añadirse a la tierra, pero ten cuidado de no abonar la tierra seca, ya que esto perjudicará a la planta y afectará a las raíces secas.

En primavera

primavera

Empieza a abonar tus plantas unas 8 semanas antes de la última helada de primavera prevista. Es cuando los días empiezan a ser notablemente más largos y tus plantas pasan de un estado semidormido a un periodo de crecimiento activo.

Las tres primeras aplicaciones de abono deben hacerse a la mitad de la concentración recomendada.

  • Si es un producto granulado, utiliza la mitad de la cantidad sugerida en la etiqueta.
  • Si se trata de un abono líquido para plantas de interior, mezcla la mitad dela dosis recomendada

Esto alimenta a las plantas de interior en un momento en el que realmente se están preparando para un crecimiento activo y todavía no necesitan grandes cantidades de nutrientes para impulsar un crecimiento prolífico.

En verano

verano

Cuando llega el verano, es el momento de pasar a un programa de fertilización de plantas de interior más regular. Basa la frecuencia de aplicación en el tipo de abono que utilices.

  • Los fertilizantes líquidos se aplican con más frecuencia, por ejemplo cada quince días o cada mes.
  • Los productos granulados se utilizan con menos frecuencia, quizás una vez cada uno o dos meses.

Los abonos de liberación lenta para plantas de interior se descomponen lentamente y liberan sus nutrientes en pequeñas cantidades durante un periodo de tiempo más largo. Una sola aplicación de la mayoría de estos productos dura de tres a cuatro meses.

El abono líquido, como el abono para plantas de interior rico en oligoelementos, es una opción excelente, ya que está hecho con ingredientes naturales.

Sigue este programa tanto si trasladas tus plantas de interior al exterior durante el verano como si no. Las plantas de interior están en un estado de crecimiento activo cuando los niveles de luz en verano son altos, tanto si están expuestas a las temperaturas constantes de un entorno doméstico como a los altibajos de las temperaturas de tu jardín.

En Otoño:

otoño

Aproximadamente 8 semanas antes de la primera helada otoñal prevista, disminuye gradualmente las cantidades y la frecuencia del abono para plantas de interior y empieza a prolongar el tiempo entre las fertilizaciones en unas 3-4 aplicaciones, lo que suele llevarnos al inicio del invierno.

En invierno:

invierno

Las plantas de interior no están en estado de crecimiento activo durante el invierno y, sin embargo, algunas necesitan ser abonadas suavemente, a pesar de la sabiduría convencional. De hecho, nuestros hogares siguen siendo lugares calefactados a temperaturas moderadas.

Las plantas de crecimiento rápido que producen abundantes flores, como el hibisco, pueden necesitar ser abonadas semanalmente. Para otras, normalmente plantas de crecimiento lento, la necesidad será menor, sólo cada 45 a 60 dias.

¿Todas las plantas necesitan fertilizante?

Fertilizar de las plantas de interior es un aspecto que a menudo se pasa por alto, ya que, en sentido estricto, el abono no es necesario para que la mayoría de las plantas sobrevivan, por lo que puedes conseguir resultados sin fertilizar. Sin embargo, si quieres que tus plantas prosperen de verdad, el uso de abono es esencial.

Las plantas que florecen tienen necesidades especiales, ya que requieren mucha energía para producir flores. Esta energía viene en forma de minerales y nutrientes, que son esencialmente el alimento de una planta. Si quieres que tus plantas de interior prosperen y produzcan abundantes y vibrantes flores, tendrás que alimentarlas. ¿Serías capaz de realizar una tarea energética con el estómago vacío?

La única salvedad es para las plantas de interior regadas con agua de lluvia.

Si recoges el agua de la lluvia, puede que no sea necesario abonarlas tan a menudo o en absoluto. Esto se debe a que el agua contiene minerales naturales.

Las plantas de exterior se desenvuelven mucho mejor que las de interior sin abono debido al agua de lluvia que beben y también porque sus raíces tienen libertad para buscar nutrientes en el suelo.

Esto contrasta con las plantas de interior, que obviamente están confinadas en la tierra de sus macetas; una vez que han absorbido todos los nutrientes de la maceta en la que están, no tienen más acceso a la comida.

Aquí es donde la fertilización, así como el trasplante con tierra de maceta para refrescar la tierra, desempeña un papel importante en el cuidado y los resultados de las plantas.

Es importante conocer las necesidades de tus plantas cuando las traes por primera vez, para poder abonarlas en consecuencia. El uso inadecuado de abono puede ser muy perjudicial, así que no lo utilices sin comprobar si tu planta lo tolera.

Un exceso de abono inorgánico puede quemar tu planta e incluso hacer que muera, así que ten cuidado al alimentarla. Un exceso de abono o fertilización es, en realidad, mucho más peligroso para tu planta que la ausencia de abono.

¡Cuidado con la sobre-fertilización!

plantas excesivamente fertilizadas

Mucha gente fertiliza de las plantas de interior en exceso creyendo que estarán más sanas y hermosas.  Esto es un grave error. 

Las plantas excesivamente fertilizadas acabarán muriendo, ya que su crecimiento excesivo se vuelve débil y enfermizo y las hace susceptibles a las enfermedades y a las plagas de insectos.  Además, este exceso provoca carencias y desequilibrios de nutrientes, que les perjudican aún más.

Otro error es que continúes con los abonos cuando la planta en realidad no los necesita, me refiero específicamente al otoño y el invierno, ya que suele ser su periodo de letargo; la excepción son las que viven en un clima tropical.
En los climas más fríos, las plantas de interior aprovechan este tiempo para descansar y recuperarse, por lo que debes permitirles hacerlo añadiendo poco o nada de abono a su tierra. Las plantas suelen tener mucha menos sed y hambre durante los meses más fríos.

Si la planta no puede utilizar sus nutrientes haciendo crecer más flores o follaje, el exceso restante quemará las raíces de la planta, causando marcas antiestéticas en las hojas en forma de decoloración o puntos muertos. El uso excesivo también puede provocar la acumulación de sal, que puede impedir que las raíces absorban la humedad que necesitan. Es entonces cuando la sobrealimentación puede matarla.

La tierra de las macetas se endurece ¿Qué hacer para solucionarlo?

IMPORTANTE: Las sales solubles de los fertilizantes sintéticos pueden acumularse con el tiempo y crear una capa “crujiente” de depósitos de sal en la superficie del suelo. Quita esta capa y lixivia el suelo cada 4-6 semanas con cantidades generosas de agua para ayudar a evitar la acumulación de sales tóxicas.

¿Que es lixiviar una planta?

Se le llama también aclarado y se refiere a regar generosamente para arrastrar y eliminar las sales que se depositan en el fondo de la maceta.

La mejor manera de hacer un lixiviado es regar como lo hacemos normalmente, pero cuando haya pasado media o una hora, se vuelve a regar. De esta forma, arrastraremos un gran número de sales.  Las sales excesivas pueden dañar las raíces y hacer que la planta sea más susceptible a las enfermedades y a los ataques de insectos.

Conclusión

Siempre que utilices el fertilizante correctamente, es una forma muy sencilla y barata de sacar el máximo partido a tus plantas. Hay muchas opciones de fertilizantes para plantas de interior disponibles, lo que significa que puedes ser tan exigente como quieras, eligiendo un programa de fertilización y alimentación que sea perfecto para ti y tus plantas.

Los abonos mixtos especializados pueden ser adquiridos por cultivadores de plantas de interior dedicados que conocen a fondo lo que necesitan sus plantas de interior, mientras que los propietarios ocasionales de plantas de interior pueden simplificar las cosas seleccionando un abono para plantas de interior versátil que mejore la salud de sus plantas sin complicar las cosas.

Los jardineros a los que les gusta dedicar tiempo al cuidado de sus plantas pueden optar por un abono líquido sobre el que pueden tener un control total, mientras que los jardineros que prefieren un programa de cuidado de plantas de interior menos exigente pueden elegir la opción de liberación lenta, que requiere mucho menos trabajo.

Dada la facilidad de uso de los fertilizantes y los efectos que tienen en las plantas de interior, no hay razón para no utilizarlos. Para todas tus plantas de interior como carnívoras, azaleas, suculentas, ficus, geranios, plantas crasas, bonsáis, plantas de flor, plantas verdes, plantones, rosas, huerto, arbustos, etc., favorece en todos los casos los abonos verdes 100% naturales.

Suscríbete a mi Newsletter

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Scroll to Top