Huertos grandes: La máquina imprescindible

Huertos grandes La máquina imprescindible

Mientras que para un huerto de unos pocos metros cuadrados podemos apañárnosla con herramientas manuales de jardinería, cuando tenemos la intención de crear un huerto mas grande, sin duda nos vendría muy bien disponer de alguna maquina especial que nos asegurase no solo que la tierra se cultive correctamente sino que tambien lo hará de forma mas eficiente y practica para nosotros.

Una de las principales tareas que nunca debemos pasar por alto a la hora de crear un huerto (sea del tamaño que sea) es la preparación de la tierra. Las verduras y hortalizas que sembraremos crecerán mejor si les damos un entorno donde sus raíces puedan desarrollarse correctamente de tal modo que absorban el agua y los nutrientes que nos darán las mejores cosechas.

La Motoazada o el Motocultor

Y aquí es donde entra en juego la maquina más importante para un huerto grande, y yo diría que casi esencial, la motoazada o el motocultor.

Aunque de forma estructural resultan muy parecidas, la diferencia más importante entre ellas son las ruedas.

En la motoazada,  el movimiento del motor esta dirigido hacia las propias fresas y son estas (las fresas) las encargadas de desplazar la máquina.

En cambio en el motocultor existen dos ejes diferentes, uno para las ruedas y otro para las fresas. Por lo tanto, son las ruedas quienes se encargan de desplazar la máquina. Esto supone una gran ventaja a la hora de trabajar, ya que el esfuerzo será menor y solo tendremos que preocuparnos en dirigir la máquina.

En el caso de las motoazadas pueden tener ruedas pero estas no ejercen fuerza motriz, a diferencia de lo que sí ocurre en el motocultor, que es autopropulsado.

Puedes ver varios modelos de estas maquinarias en https://www.agroarenas.com/64-accesorios-aperos-para-motoazadas

Si te preguntas cual de estas dos máquinas deberías elegir, la respuesta dependerá del tamaño del terreno destinado a tu huerto.

Las motoazadas están recomendadas para parcelas entre pequeñas y medianas y alcanzan habitualmente una profundidad de unos 30 cm, que debería ser suficiente para la tarea de remover el terreno.

Los motocultores son máquinas mucho más potentes que las motoazadas, por eso si tu parcela de terreno de más de 500 m², la recomendación es que elijas un motocultor.

En ambos casos tendremos que tener dos cosas mas en cuenta, una es el ancho de la máquina, esto determina la superficie que podremos cubrir con una pasada (mas ancha, menos pasadas) y la otra es la cantidad de fresas o palas de las que dispone la máquina, mientras más fresas tenga, mejor será su capacidad de remover el suelo.

Los accesorios para la motoazada / motocultor

accesorios motocultor

Lo bueno de cualquiera de estas dos máquinas (pero principalmente el motocultor), es que disponen de la posibilidad de agregarles accesorios que nos permitan realizar otras tareas, por ejemplo, una segadora, de esta forma optimizamos tanto nuestra inversión como el espacio que ocuparan estas maquinarias para el huerto.

Los accesorios más utilizados con un motocultor y una motoazada son:

  • Rastrillo
  • Arrancador de patatas
  • Cultivadores
  • Discos acaballonadores
  • Palas frontales
  • Segadora
  • Surcadora
  • Sembradora

Como ves, con una sola máquina y sus accesorios podrás hacer prácticamente todo el trabajo necesario en tu huerto.

Pero para que no te queden dudas de que es una maquinaria útil, repasemos brevemente las tareas que debemos realizar cuando armamos un huerto

  • Limpiar el terreno: esto incluye hierbas y objetos como palos o piedras. En el caso de las hierbas, si no son muy altas, el mismo motocultor puede ayudarte a cortarlas e incorporarlas al terreno.
  • Labrar la tierra: generalmente es una tarea que se hace al menos dos meses antes de la siembra y se trata precisamente de remover la tierra con el propósito de airear el suelo y remover cualquier cosa que no tenga que estar ahí (raíces de perennes, bulbos,  etc.). El laboreo oxigena el suelo, mejora la actividad de los microorganismos descomponedores de la materia orgánica y facilita el drenaje del agua.
  • Agregado de abono: aquí tambien puedes utilizar la motoazada para distribuir e incorporar la capa de cinco a ocho centímetros de abono orgánico como estiércol, compost, mantillo, etc. Esta tarea se repite año tras año ya que es muy beneficiosa dado que mantiene la estructura grumosa y el suelo fértil y aireado.
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Ir arriba