Pinzar una planta ¿Qué es, cómo, cuándo y por qué?

Pinzar una planta ¿Qué es, cómo, cuándo y por qué?

El término "pinzar una planta" o "pellizcar una planta" se refiere a una técnica de jardinería muy sencilla y básica que consiste en recortar los extremos de un tallo con las uñas del pulgar y del índice, unidos como si fueran una pinza o unos alicates. Pero, ¿por qué tenemos que hacer esto? ¿Cuáles son los beneficios? Aquí tienes todo lo que necesitas saber sobre el pinzado de plantas.

¿Qué es pinzar una planta?

Pellizcar o Pinzar una planta es una técnica básica de jardinería tan sencilla que no requiere ninguna herramienta, salvo tus dedos. Consiste en cortar el extremo de un tallo no lignificado, es decir, todavía flexible, entre las uñas de los dedos pulgar e índice. Esta pinza natural permite cortar los ápices de los tallos limpiamente, el gesto debe ser enérgico para no provocar daños.

El pinzado de las plantas puede ser, dependiendo de los tipos de brotes que estemos eliminando:

  • Pinzado Superior: para que ganen volumen y se pongan más espesos por arriba. El pellizco se suele hacer sobre un par de hojas para hacer crecer los tallos desde sus axilas con el fin de ramificar un ejemplar. Si queremos que ramifique completamente (se pongan anchos por arriba y los lados) practicaremos el pinzado superior y el lateral.
  • Pinzado Lateral: para que ganen volumen por los laterales. Puede usarse para generar un solo tallo principal (tipo arbolito) o para ramificar lateralmente. El primer caso consiste en la eliminación de las ramas laterales en su base y el segundo caso es igual al superior pero a los lados.
  • Pinzado de despunte: Se utiliza para eliminar las flores muertas a medida que se van marchitando y consiste en pellizcar justo por debajo del receptáculo de la flor. Como la planta no puede producir semillas y, por tanto, no puede reproducirse, desarrollará nuevas flores y disfrutarás de un  periodo de floración más largo. Puedes aprender más sobre este pinzado en particular en este articulo
  • De pequeños tallitos que aparecen sobre el tallo principal, como es en el caso de las tomateras.

 

 

Pinzar es la acción de recortar los extremos de los tallos de una planta con el fin de redirigir la savia y los nutrientes a los frutos o a un crecimiento mas denso. Esta operación se realiza sobre tallos flexibles, por lo que se pueden cortar directamente con los dedos, presionando el dedo índice contra el pulgar para formar una pinza y cortar los tallos.

¿Cuál es la diferencia entre pinzar y podar?

No hay que confundir el pellizco o pinzado con la poda en verde y el recorte.

Pinzar significa quitar sólo los extremos de los tallos, mientras que podar significa cortar a ras.

El pinzado no es una poda en si, es un despunte de los últimos brotes que han salido y se hace para que la planta se ponga más espesa, más tupida.

Las podas pueden ser de varios tipos: De saneamiento y limpieza (quitando lo seco y marchito así como ramas que crecen hacia adentro o cruzadas); de Formación y estética (quitando las ramas que han crecido y han hecho perder la forma de un arbusto por ejemplo o igualando ramajes para dar un porte más armonioso) y de Floración (cortando las tallos por encima de la segunda o tercera yema para obtener una mejor floración). Las hierbas suelen podarse a principios del invierno, cuando los tallos miden sólo unos centímetros, para que estén listas para volver a crecer en primavera.

¿Por qué pinzar las plantas?

La razón principal del pinzado es conservar a la planta compacta y prevenir que crezca mucho o que sea “larguirucha” o “raquítica”. Por cada dos hojas que quites de las puntas saldrán cuatro, por cada tallito terminal que quites saldrán dos.

Pinzar los tallos o los brotes nuevos en un punto concreto permite guiar el flujo de savia hacia las yemas en desarrollo. Al tener que repartirse los nutrientes entre menos hojitas o tallos, estos se concentran más en los brotes pinzados dándoles más fuerza y favoreciendo el brote multiplicado del tallo pinzado.

Pellizcar una planta favorece la ramificación y garantiza un follaje más denso y más flores o mejores frutos. Sin este procedimiento, los tallos serían largos pero poco floridos o fructíferos.

Entonces, cuales son los motivos principales por los que es recomendable pinzar las plantas?

  1. Obtener un crecimiento más denso (más tallos y hojas): En lugar de dejar que la planta crezca hacia arriba, el pellizco frena este ascenso en favor del desarrollo de los tallos laterales, en cuanto se pellizca, la planta detiene su crecimiento en altura y crece en anchura. En efecto, al eliminar el extremo del tallo, aparecerán varios tallos nuevos, sinónimo de hojas y flores nuevas. La silueta de la planta es entonces más compacta y tupida.
  2. Mejora la fructificación en el huerto: Eliminando las ramas que sólo tienen hojas, lo que concentrará la savia en las frutas y verduras en crecimiento y la planta no se agotará creando y manteniendo hojas. En este caso servirá o bien para acelerar la fructificación en aquellas hortalizas que necesitan mucho calor, como por ejemplo las cucurbitáceas o bien que el tamaño del fruto sea considerable.
  3. Prolongar el periodo de floración, pellizcando justo por debajo del receptáculo de la flor marchita, lo que retrasa el desarrollo de las semillas y te permite disfrutar de hermosas flores a lo largo de la temporada.

¿Cómo se realiza un pinzado de los tallos?

El pinzado se realiza durante la temporada de crecimiento, desde la primavera hasta el verano. Sólo se pinzan las últimas hojas que han salido (brotes nuevos) ya sean laterales o superiores.

Como hemos visto, el pellizco se realiza con un movimiento brusco cortando el extremo de un tallo no lignificado (herbáceo y flexible) entre las uñas del pulgar y del índice. De este modo, el trabajo se realiza de forma muy rápida y precisa.

En el caso de plantas leñosas de madera más dura y poco quebradiza o, ¡cuando el jardinero se muerde las uñas ????! también se puede realizar el pinzado con tijeras de podar o con un cuchillo.

El corte se realiza justo por encima de un par de hojas a una distancia de aproximadamente 1 cm para evitar que se produzcan espolones o sequedad y cortando en ángulo, para que el agua no se estanque en la parte cortada.  Pasado un breve tiempo, se formarán dos nuevos tallos en el punto del pinzado.

Como siempre digo, las imágenes nos ayudan a comprender mejor las cosas, por eso, mira la siguiente ilustración que te dejará la técnica de pinzar una planta mucho mas clara y comprensible

Como pinzar una planta Infografía
Infografía – Como pinzar una planta

 

Ahora, permíteme ponerte un poco en palabras (un tanto técnicas) esta infografía:

En la imagen ves palabras importantes como brote terminal o yema apical y brote axilar o yema axilar.
La yema apical o brote terminal es el brote embrionario dominante situado en el ápice (por eso muchas veces lees cosas como pinzar los ápices de los tallos) y permite que la planta crezca más alta, mientras que la yema axilar es un brote embrionario situado en la axila de la hoja por encima del nodo, el cual está latente, como dormido, pero permiten la ramificación, dando un crecimiento tupido.

Tanto las plantas monocotiledóneas como las dicotiledóneas contienen una yema apical en la parte superior del brote formada por el meristemo apical. Sólo las dicotiledóneas constan de yemas axilares, que permanecen inactivas bajo la influencia de la yema apical.

Cuando cortamos esa yema terminal o apical, “despertamos” las yemas laterales o axilares para que puedan crecer y ramificarse.

 

¿Qué plantas se pinzan o pellizcan?

No todas las plantas necesitan ser pinzadas, pero aun así es una técnica de jardinería válida y recomendada para casi todas las plantas. A algunas simplemente las favorece, y en otras es imprescindible. Otra cosa a tener en cuenta, es que no todas las plantas necesitan el mismo tipo de pinzado, por eso es recomendable ver los detalles en cada caso (no es lo mismo pinzar una planta de tomate que una de coleo).

Plantas ornamentales:

Muchas plantas perennes necesitan ser pinzadas, como los coleos, fuchsias, claveles, crisantemos, los ásteres y la pasiflora.

La mayoría de las plantas aromáticas también agradecerán la aplicación de esta técnica: la menta, la salvia, la albahaca, el orégano, la hierba luisa o incluso el tomillo se verán favorecidos por un pellizco realizado correctamente, por lo que producirán más hojas.

Al final de la primavera, algunas plantas anuales y bienales se verán favorecidas por esta operación: pinza las petunias, zinnias, tagetes o impatiens jóvenes para que se ramifiquen y obtengas plantas más densas.

Algunas suculentas, como los sedums o los graptopétalos, se beneficiarán de ser pellizcadas de vez en cuando.

Plantas del huerto:

Pinzar una planta de tomate, por ejemplo, es de lo más habitual en el huerto. En este caso se eliminan los brotes laterales que nacen entre el tallo principal y las hojas de modo tal de empujar toda la savia hacia la nutrición el fruto. Al final de la temporada, se pellizca la cabeza por arriba del cuarto o quinto racimo de flores. El objetivo es que la tomatera no produzca nuevos frutos (que no tendrían suficiente tiempo para madurar) y conserve mejor su fuerza para los frutos ya presentes.

El pinzado de las plantas de melón también es muy usual. En este caso, las puntas de los tallos principales se pinzan varias veces para estimular la formación de flores femeninas que producirán frutos.

Otros frutos del huerto que que se pinzan son las berenjenas, los pepinillos, los pimientos, las calabazas y ciertos árboles frutales, entre otros…


Y hasta aquí hemos llegado! Realmente espero que con todos estos detalles te haya quedado más claro que es y como pellizcar o  pinzar una planta.

Antes que te vayas, no olvides de valorar esta nota y compartirla en tus redes, siempre hay jardineros novatos que podemos ayudar !!! ????

Suscríbete a mi Newsletter

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Scroll to Top