Purín de ajenjo y su uso en las plantas como pesticida natural

El purín de ajenjo se obtiene de la Artemisa y es un eficaz pesticida casero y natural. Especialmente útil en la lucha contra hormigas, caracoles, ácaros y pulgones. Como todos los macerados es sencillo de hacer y nos permite luchar contra estas plagas de forma orgánica.



De la planta del ajenjo se puede obtener un eficaz pesticida natural. Por eso hoy veremos como hacer “purín de ajenjo”, un macerado que dura muchos meses si lo conservamos correctamente.

Esta planta, también conocida como ajenjo mayor (nombre científico Artemisia Absinthium) tiene, de hecho, excelentes propiedades medicinales que, si se extraen correctamente, pueden echarnos una mano en la defensa biológica de nuestro huerto y por supuesto, nuestro jardín de flores.

Su uso más famoso es, sin duda, la preparación del licor de absenta. En la Francia de los siglos XIX y XX, era muy utilizada por los poetas malditos por sus efectos alucinógenos, debido a la presencia de ciertas sustancias contenidas en su aceite esencial.

En realidad, esta hierba aromática es conocida y utilizada desde la antigüedad, especialmente por sus propiedades antisépticas y vermífugas. También en la agricultura y el jardín podemos aprovechar estas propiedades, gracias a la preparación del macerado natural o purín de ajenjo que funcionará como pesticida.

Conozcamos mejor la planta del ajenjo y sus propiedades, empezando por su identificación botánica.

La planta del ajenjo (Artemisia Absinthium)


Artemisia-absinthium
Artemisia-absinthium

El ajenjo es una planta herbácea de ciclo perenne, perteneciente a la gran familia de las Asteraceae o Compositae.
Según los estudiosos, el género Artemisia incluye unas 400 especies, extendidas por todo el mundo, especialmente en las zonas templadas del hemisferio norte.

La planta del ajenjo puede encontrarse en estado salvaje hasta los 1.000 metros de altitud, en campos no cultivados y áridos, en laderas soleadas, bordes de caminos, lugares rocosos y pedregosos.
Se trata de una planta caméfita fructífera, que es leñosa en la base, con aspecto de arbusto. Además, es de hoja caduca, es decir, en otoño las partes herbáceas se secan y caen, dejando vivas sólo las partes leñosas. La reanudación vegetativa se produce a principios de la primavera.

Raíces y tallo


Las raíces de la planta son secundarias y parten de un rizoma ramificado. De ella se originan también los tallos, tanto estériles como floríferos.

Los tallos son erectos, de 40 a 90 cm de altura, semileñosos en la parte inferior, ramificados en la parte superior. Tienen una coloración gris-verdosa y están cubiertas por un plumón blanco plateado.

Hojas e inflorescencia


Las hojas de la planta de ajenjo son pubescentes, de color verde claro por encima (con tendencia al blanco debido a la presencia de un ligero plumón), y blancas por debajo. Son de contorno ovalado, con un peciolo que se estrecha progresivamente a medida que asciende.
Sus principales características son su intenso aroma y su sabor muy amargo.

La inflorescencia de la planta Artemisia Absinthium, en cambio, es una panícula terminal. Se compone, en esencia, de pequeñas cabezas florales, con un hábito colgante y una coloración dorada. La floración suele concentrarse en los meses de agosto y septiembre. Hay que tener cuidado al cosechar en este periodo, ya que el polen es muy alergénico.

inflorescencia del ajenjo

Principios Activos


Como dijimos, la planta del ajenjo siempre se ha considerado medicinal, con numerosas propiedades y ahora tambien podemos hacer purín de ajenjo para usar esos beneficios en nuestras plantas.

Lo que se utiliza son las hojas y las partes superiores de las flores.
Estas partes contienen un aceite esencial compuesto por el monoterpeno tuyona, que tambien esta presente, por ejemplo, en la salvia officinalis. El aceite esencial también contiene compuestos de lactona sesquiterpénica.

Otros principios de la planta de ajenjo son: principios amargos, flavonoides, taninos, sílice, poliacetilenos, antibióticos, inulina, hidroxicumarinas.
También existen dos principios amargos glucosídicos: la absintina y la anabsintina.
Por último, la planta del ajenjo contiene artemisinina, un ingrediente activo muy potente, contenido en otra planta muy utilizada en la fitoterapia: la Artemisia annua.

Propiedades


Todas estas sustancias confieren al ajenjo diversas propiedades medicinales, como:

  • Acción vermífuga, favoreciendo la eliminación de parásitos intestinales;
  • Colagoga, mejorando la secreción biliar;
  • Propiedades febrífugas, ayudando a reducir la temperatura corporal en caso de fiebre.

No obstante, hay que decir que esta planta tiene cierta toxicidad, por lo que debe conocerse y manejarse con cuidado. Por esta razón no se recomienda la preparación doméstica de infusiones para uso interno, ni de lociones para uso externo. Por el contrario, puedes encontrar fácilmente su aceite esencial en la red, ya preparado, con cantidades controladas de principios activos.
Además, la planta sigue siendo objeto de estudio en el ámbito médico.

Purín de ajenjo como pesticida


Lo que nos interesa es el uso del ajenjo macerado como pesticida natural.
De hecho, recientemente se ha demostrado que los compuestos de lactona sesquiterpénica que contiene el purín de ajenjo (y la planta propiamente dicha) tienen una fuerte acción insecticida y repelente.

Este macerado es eficaz para alejar a las hormigas, los caracoles, los ácaros y los pulgones.
También es muy efectivo contra las orugas, las aleja casi totalmente, especialmente cuando son orugas pequeñas.

Por lo tanto, se puede utilizar en las plantas junto con los otros macerados naturales que hemos conocido en otras publicaciones, como el macerado de ajo, el purín de ortiga, la decocción y el macerado de equisetum, el purín de helecho y el macerado de hojas y semillas de tomate.

¿Como hacer Purín de Ajenjo?


Para la preparación del purín de ajenjo se puede utilizar tanto la planta fresca como la seca.

La dosis requiere:

  • 300 g de planta fresca o 50 g de planta seca
  • 10 litros de agua, preferiblemente de lluvia.

Es aconsejable utilizar un recipiente de plástico duro para la maceración, que debería durar unos 6 días.

El macerado produce una espuma blanquecina que cubre la superficie, por lo que conviene removerlo una vez al día para favorecer la oxigenación.

El recipiente debe mantenerse abierto y en una ubicación soleada, siempre para mejorar la descomposición de la planta y por ende la concentración del purín de ajenjo.

Cuando la mezcla deja de hacer espuma (como dije, tarda unos 6 días), nuestro purín de ajenjo está listo y puede filtrarse a través de una bolsa de yute.

Una vez listo, se puede diluir con agua en una proporción de 1:2, es decir, un litro de macerado en 2 litros de agua.

Cómo utilizarlo


El purín de ajenjo se puede pulverizar directamente sobre las plantas, preferiblemente en las horas nocturnas, utilizando una bomba de mochila o un rociador.

En infestaciones graves:
Si la infestación es muy grave, es aconsejable repetir el tratamiento al cabo de 2-3 días.

Para almacenar el purín de ajenjo se aconseja el uso de botellas de vidrio de color oscuro, que deben conservarse en un lugar fresco y a la sombra.

El macerado puede almacenarse, sin perder su eficacia, durante un par de meses.

 

Califica este Post

Nada Mal!

¿Te ha resultado util esta nota sobre como hacer el purín de ajenjo? Dale tus estrellas al post!

Calificación de Usuarios 3.1 ( 1 votos)

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Notas Relacionadas

Botón volver arriba