Que son las Ahoyadoras para jardin y para que se usan

Además de conocer la herramienta, veremos también su utilidad y elección

uso antiguo de una ahoyadora

Alguna vez te encontraste en la situación de tener que plantar un limonero y pensaste: ¿No habrá algo que haga este hueco por mí? Pues bien, si lo hay, son las ahoyadoras para jardín.

A lo largo del desarrollo de la humanidad, el hombre siempre ha buscado la forma de hacer más fácil las tareas tediosas.

Así ha creado herramientas básicas como la palanca para mover una gran roca, o barrenas para sembrar los cultivos. En el caso de las ahoyadoras, se han encontrado referencias de su uso al menos desde el siglo XV para la plantación de cultivos entre otras tareas.

Con el paso del tiempo y la llegada de los motores y la tecnología, estas herramientas son cada vez más automáticas y potentes. En la web ahoyadora.net, por ejemplo, se puede ver una amplia gama de ahoyadoras y barrenas de tierra con muy diversas funcionalidades y precios. Es increíble ver cómo han avanzado las posibilidades desde el siglo XV a esta parte.


¿Qué son las Ahoyadoras para jardín?

Las ahoyadoras para jardín, llamadas también barrena de tierra, son una herramienta que nos permite hacer huecos cilíndricos casi perfectos en la superficie de la tierra, ahorrando en gran medida el esfuerzo físico de la persona.

Una ahoyadora consta de partes imprescindibles:

  1. La barrena (cuando es grande) o broca (cuando es pequeña)
  2. El impulsor de la fuerza, que puede ser manual o motorizado, ya sea a través de la electricidad o de la gasolina

La barrena o broca es el elemento encargado de hacer el hoyo en la tierra.
En este caso, las diferencias están marcadas en mayor medida por el diámetro y largo. El diámetro puede ir desde unos pocos centímetros a mas de un metro, y en cuanto al largo o la profundidad, podemos superar un metro y medio fácilmente. Incluso, existen diversos accesorios que nos permitirán ampliar estas medidas.

El impulsor es lo que hará la fuerza para que la broca o la barrena giren y hagan efectivamente el hoyo.

Como ya mencioné, este impulsor puede ser:

  • Manual

ahoyadora manualAquí la fuerza es humana, es el tipo de ahoyador que mas se parece un sacacorchos, puede ser manejado hasta por dos personas para así aumentar la fuerza.

El diseño es muy básico, solo la broca conectada a un eje y un mango transversal formando una T, pero cumple su función.

La ventaja en este tipo de ahoyadoras es su precio, son realmente económicas ya que podemos encontrar las más básicas desde 15€, pero ofrecen la desventaja que nos limita en los diámetros, ya que usualmente sus brocas no son intercambiables

  • Motorizado

ahoyadoras para jardin a gasolinaAquí la fuerza la hace un motor, que puede ser alimentado por gasolina (suelen recibir el nombre de motobarrenas o motobrocas) o por electricidad.

En este tipo de herramientas es donde realmente ahorramos esfuerzo, ya que solo tenemos que limitarnos a dirigir el proceso, pero no necesitamos hacer mas fuerza que la de sostener la máquina.

Tienen la principal ventaja de que soporta barrenas de más diámetro y genera más potencia. Las impulsadas a gasolina son bastante más ruidosas y pesadas que las eléctricas.

Aquí los precios suben bastante, podemos encontrar ahoyadoras a gasolina desde los 170€ y eléctricas desde 250€.

 

¿En que se usan las ahoyadoras de Jardín?


Las ahoyadoras de jardín pueden utilizarse cada vez que debamos hacer una perforación en la tierra. Sobre todo, cuando nuestro terreno es particularmente “duro”.
Para dar algunos ejemplos de uso, podemos mencionar:

  • Plantar árboles, arbustos, setos y todo tipo de plantas
  • También son útiles a la hora de hacer trasplantes, ya que los hoyos necesitan ser, sobre todo, bastante profundos.
  • Colocar postes, ya sea para montar una simple cerca o enterrar las columnas de una pérgola o glorieta

usos de las ahoyadoras para jardin

 


Si al llegar aquí estas deseando tener una de estas herramientas, tomate un minuto más para leer sobre que deberías tener en cuenta antes de invertir en una de ellas:

El tipo de terreno o suelo que tienes que perforar:  No precisas el mismo peso y potencia si tienes que ahuecar un suelo arenoso y blando que uno pedregoso y duro.

Cuánto tiempo la vas a utilizar: No será lo mismo hacer dos o tres hoyos, que tener que montar cientos de metros de cercas alrededor de tu terreno. Para solo un par de huecos, el ahoyador manual seria tu inversión correcta.

La fuente de Alimentación; Aquí entra en juego el lugar donde tienes que usar la máquina, ¿puedes acceder a la corriente eléctrica? Si no es así y tu trabajo es arduo, deberías decantarte por una ahoyadora a gasolina, aunque cabe destacar que existen algunos modelos eléctricos que funcionan a batería.

La profundidad y diámetro que requieres: Si el uso será mas o menos siempre igual es una cosa (por ejemplo, si tienes un viñedo y solo lo usaras en ese tipo de plantación), pero si estas considerando usar esta herramienta para distintos diámetros y profundidades, te convendrá elegir una maquina que te permita intercambiar las brocas.

Como ves hay varias cosas a tener en cuenta antes de salir a elegir entre las diferentes ahoyadoras para jardín disponibles en el mercado.

Recuerda también, que es una herramienta que podrás “alquilar” en los lugares que se dedican precisamente al alquiler de maquinaria, la decisión entre comprar y alquilar sin duda está regida por cuanto uso necesitas darle a la máquina en cuestión.

Notas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Pin It on Pinterest