10 hermosos Bonsáis con Flores o Frutos

Nos adentramos por un rato en el mundo de los bonsáis con flores con 9 de los ejemplares más bonitos, algunos de ellos son bonsais de interior y otros de exterior, pero cada uno tiene un atractivo único. Disfruta viendo esta lista y sus características básicas.



Los bonsáis con flores, especialmente los de flores espectaculares como las azaleas, son el centro de cualquier colección de bonsáis.

Al principio de cada primavera algunos de estos bonsáis florecen antes de broten las hojas (por ejemplo, albaricoque japonés (Prunus mume), el espino negro (Prunus spinosa), el cerezo (Prunus cerasifera), y es una clara señal de que el invierno está a punto de terminar.

Los bonsáis de flor pequeña compensan esta aparente desventaja a menudo con un largo período de floración [Árbol de las mil estrella (Serissa)], una gran cantidad de flores [Espino de fuego (Pyracantha)] o hermosos frutos después de la floración (Cotoneaster).

En el siguiente resumen hemos recopilado algunos de los bonsáis con flores y/o frutos más bonitos (¡aunque hay tantos!), encontrarás bonsáis de interior (que son usualmente nativos de zonas tropicales) y también de exterior, este ultimo caso es mas específicos a los frutales, que necesitan si o si ser polinizados y pasar un tiempo frío para que nos puedan dar frutos.

Con esto no quiero decir que nos puedas tenerlos en el interior de casa, puedes, pero no deberías esperar obtener frutas, con muy buenas condiciones de luz, si podrás disfrutar de sus flores.

1. Árbol  de Venus – Cuphea sp. (bonsai de interior)

Árbol de Venus - Cuphea sp. (bonsai de interior)

Este es uno de los bonsáis con flores mas adecuados para su cultivo interior, siempre por supuesto cerca de una buena fuente de luz natural.

Si bien no tiene frutos atractivos, si lo son sus flores, muy abundantes, de color malva.

Cuphea es el genero que cuenta con mas de 250 especies (familia: Lythraceae). Tiene su origen en las zonas cálidas de América y solo aquellas especies de porte arbóreo o arbustivo son utilizadas para la técnica del bonsái.

Con un sustrato clásico para bonsáis ira muy bien, abonándolo en primavera y otoño. Los expertos aconsejan podarlo a finales del invierno y pinzarlo durante todo el año para eliminar las ramas largas. No se acostumbra hacer ligaduras.

Un trasplante le vendrá bien cada dos años y como en la gran mayoría, abundantes riego durante el verano y muy moderados en invierno.

Tiene una corteza deshilachada que muestra un tronco liso y brillante en su interior.

2. Manzano – Malus sp.

Manzano - Malus sp.

Las plantas de manzano son especialmente adecuadas para el arte de los bonsáis con flores y frutos.

Los bonsáis de manzano se pueden encontrar en casi todas las colecciones, y son perfectos para iniciarse en la afición del bonsái ya que es un buen ejemplar para los principiantes.

En el mercado hay un gran número de especies o variedades (manzano silvestre, manzano Toringo, Malus halliana, Malus Everest o Malus Coccinella)

El manzano (N.botánico Malus sp, familia Rosaceae) es popular como bonsái ornamental de manzana por sus flores y frutos. Las numerosas flores blancas (con un diámetro de unos 3-4 cm, que florecen en abril) parten de capullos púrpuras y van seguidas de pequeños frutos de color amarillo anaranjado (persistentes hasta diciembre).

La mayoría de las especies son originarias de Europa, Asia y América del Norte.  Crece rápidamente y así se puede construir una atractiva corona en poco tiempo.

El manzano es completamente resistente. Pueden soportar temperaturas de hasta -10°C, pero se recomienda protegerlo a partir de los -2ºC. Los árboles prefieren una exposición soleada.

Como bonsái, el manzano prefiere un sustrato bien drenado (no aguanta encharcamientos) y rico en nutrientes (lo ideal sería 100% Akadama o mezclada con 20% de grava volcánica). Riego abundante en verano y moderado en invierno, evitando siempre mojar las flores.

Las ligaduras se hacen en primavera y la poda después de la floración al igual que el pinzamiento. En cuanto a los trasplantes, son necesarios cada dos años, a comienzos de la primavera. Se puede abonar en primavera y otoño, siempre evitando el periodo de floración.

Podemos ayudar a su fructificación intercalando diferentes especies de manzanos y polinizarlas flores manualmente aplicando el polen de una flor al estigma

¿Cuáles son las ventajas de un bonsái de manzano?


  • Hay muchas especies de manzanos que florecen abundantemente
  • Los bonsáis de manzana desarrollan muchos frutos. Suelen permanecer en el bonsái durante mucho tiempo
  • El manzano es un bonsái que se adapta perfectamente a los principiantes
  • Un buen crecimiento espeso. Rápidamente desarrollarás buenos tallos o ramas
  • Curación perfecta de las heridas. Las grandes heridas se cierran rápidamente después de la poda
  • Después de la poda se desarrollan muchos brotes. Es fácil construir una ramificación fina

3. Espino de fuego – Pyracantha sp.

Espino de fuego - Pyracantha sp.

La Pyracantha bonsái (N.botánico Pyracantha coccinea, familia Malaceae – Rosaceae) es típicamente mediterráneo pero según las especies puede provenir de Europa, Himalaya o China central.

Florece abundantemente en mayo/junio con decorativas flores blancas crema en densas umbelas. Por esta razón es ideal para un bonsái de floración.

El espino de fuego mediterráneo es un arbusto de hoja perenne originalmente con una altura de 3 m, a veces también de 5 m.

En otoño produce frutos del tamaño de un guisante, de color rojo coral, naranja o amarillo. El color depende de la variedad. Este arbusto conserva sus frutos durante mucho tiempo, a veces hasta la primavera.

El espino de fuego o ardiente puede soportar un poco de sequía, pero no el agua estancada. No obstante, es importante regar regularmente teniendo la precaución de no mojar las flores.

A estos arbustos les gustan las ubicaciones soleadas y en semisombra, esta ultima sobre todo en verano. La Pyracantha coccinea puede soportar ligeras heladas.

En su forma de bonsai se pueden hacer ligaduras durante todo el año; las podas a comienzos de la Primavera y el pinzado al concluir la floración.

Los trasplantes se realizan cada dos años y prefiere un sustrato 100% Akadama o mezclado con 20% de grava volcánica. Abonar en primavera y otoño, pero no mientras está en flor.

ETIMOLOGÍA: De “pyros”, fuego, y “acantha”, espina.

4. Granada Enana – Punica granatum nana.

Granada Enana - Punica granatum nana

La granada (N. botánico: Punica granatum Familia: Pacuniceae) se cultiva en suelos cálidos y áridos por su fruta refrescante y como arbusto ornamental. Es un arbusto semicaducifolio. Si pasa frío en invierno, perderá todas sus hojas, que volverán a crecer en primavera.

Sus flores, que aparecen a principios de verano, son de color rojo anaranjado con un cáliz persistente que contiene muchas semillas encerradas en una pulpa jugosa, comestible y de color rojo púrpura. Esta pseudo fruta se llama granada.

Es originario de Asia Menor y el sureste de Europa. Se consideraba un arbusto sagrado en el antiguo Egipto y Palestina.

Hay muchos cultivares de Punica granatum, con flores blancas, rosas, amarillas o rojo-naranja. El granado enano es la variedad más adecuada para el bonsái, ya que este arbusto florece a pesar de ser muy pequeño y de que sus hojas sólo miden 20-35 mm.

En verano, colóquelo a pleno sol. Se requiere una buena ventilación. En invierno, es fundamental protegerlo del frio extremo, pero con luz y humedad adecuadas.

Debemos regar a diario en verano, y abundantemente después de la floración. En invierno, por supuesto, reducimos los riegos. Los abonos son en verano, cada 15 días.
Le va bien un sustrato bien aireado y drenado, con un pH ligeramente ácido. Se trasplanta cada dos o tres años.

La ligadura siempre es posible desde la primavera hasta el otoño. Pero ten cuidado de no dejar que el alambre se incruste en la madera, que es muy frágil.
No podes después de principios de abril si quiere que el árbol florezca.

ETIMOLOGÍA: Proviene del latín “punicus”, cartaginés, Plinio llamó a esta especie “malum punicum”, manzano de Cartago, un nombre básico que es ambiguo en relación con su origen.

5. Azalea – Rhododendron indicum y R. obtusum
La Reina de los bonsais con flores

Azalea - Rhododendron indicum y R. obtusum

Los aficionados adoran la azalea (Familia: Ericaceae), reina de los bonsais con flores por su profusión de flores, la belleza natural de su tronco, sus raíces que crecen con relativa rapidez y también por sus raíces fibrosas que prefieren crecer en la superficie.

Las variedades de hoja perenne son las que se utilizan generalmente para los bonsáis. “Coral Bells” es una variedad que se encuentra fácilmente en las floristerías. Esta variedad tiene hojas diminutas y pequeñas flores rosas y hace un bonsái muy bonito.

Muchas son originarias de China y Japón, y muchas se han extendido a Laponia y Siberia. Los rododendros también se encuentran en las regiones forestales de la India y Birmania.

Según la variedad, se cubre de hermosas flores desde principios de primavera hasta junio. A estas plantas les gusta pasar el verano al aire libre, pero prefieren un lugar sombreado; cuidado con el sol del mediodía.

Requiere mucha agua, sobre todo en la época de floración, pero en todo momento el suelo debe mantenerse húmedo. No se aconseja rociar el follaje.

A la azalea se le puede dar casi cualquier forma, pero como las ramas son muy frágiles, sobre todo en su estado latente, hay que tener mucho cuidado al atarlas. Si lo consideras necesario, es mejor hacerlo en verano y cubrir el cable con cinta adhesiva. Dado que las ramas pequeñas suelen morir bajo el alambre de cobre, lo mejor es dar al árbol la forma deseada mediante la poda o el apuntalamiento de las ramas.

El momento ideal para trasplantar la azalea es justo después de la floración, pero también puede hacerse cuando la planta está en estado de reposo, es decir, después de la formación de los capullos y justo antes de la floración. Debido al rápido crecimiento de las raíces, se recomienda podarlas cada año. La mezcla de tierra debe ser ácida.

En Japón, el cultivo de azaleas como bonsái se encuentra en el marco de una disciplina aparte, contando con una asociación de aficionados y profesionales personal.

Cuidados de los rododendros Rododendro Cuidados y Reprodución del Rhododendron


6. Camelia de Otoño –  Camellia sasanqua

Camelia de Otoño - Camellia sasanqua

La camelia de otoño, de color rosa fucsia, es un árbol de hoja perenne con flores que pertenece a la familia de las teáceas. Originaria de Asia, tiene un follaje perenne y brillante, su floración rosa y roja es en invierno (de octubre a febrero)

Prefiere los climas cálidos y lejos de las corrientes de aire. Es preferible un lugar a media sombra o sombreado, con sol de mañana, ya que no tolera las altas temperaturas ni la falta de humedad. Es resistente, pero debe mantenerse libre de heladas y a la luz en invierno.

Le gustan los suelos húmedos, pero hay que tener cuidado de no regar en exceso. Regar abundantemente en verano pero moderadamente en invierno, vigilar el riego igualmente en invierno dado que no pierde sus hojas. El riego debe realizarse con agua de lluvia (agua no calcárea).

Podemos trasplantarla cada dos o tres años, a principios de la primavera. Es preferible que el sustrato sea ligeramente ácido, con un ph entre 6 y 6,5, que drene y que se mantenga fresco durante todo el año.

En cuanto a la poda y al pinzado, las ramas demasiado largas pueden recortarse en cualquier momento del año. Sin embargo, para asegurar una forma más densa y compacta, es mejor podar severamente una camelia justo después de que haya florecido.

Requiere mucho abono, pero es importante evitar el exceso de fertilización porque las pequeñas raíces son sensibles.

Aunque no es muy popular como planta ornamental o bonsái en Japón, varias especies se cultivan allí. La CameIlia sasanqua actualmente es la especie preferida para el cultivo de bonsáis por su versatilidad. No sólo sus flores son más pequeñas que las de otras especies, sino que crece más rápido, tiene un follaje más denso y produce flores en profusión.

7. Cerezo de Santa Lucía – Prunus mahaleb.

Cerezo de Santa Lucía - Prunus mahaleb.

El prunus mahaleb yamadoris (Familia: Rosaceae), también conocido como Cerezo de Santa Lucía, se encuentra entre los bonsáis con flores y frutas más bellos de Europa.

Estos árboles lo tienen todo para complacernos: magnífica madera muerta, corteza negra texturizada y pequeñas flores blancas y muy perfumadas. Su rápido crecimiento, su vigor y su importante brotación en la parte posterior hacen que sean árboles muy agradables de cultivar. Los estilos más comunes son Moyogi, Shakan, Fukinagashi y Han-Kengai.

Las hojas son de color verde intenso y amarillean en otoño. Florece en abril-mayo, en grupos de 4 a 8 flores blancas en racimos, pequeñas y fragantes. Las cerezas son pequeñas, de 3-5 mm, de color rojizo a casi negro, con el hueso ocupando casi todo el fruto. Estos frutos amargos sólo interesan a los pájaros, que se dan un festín con ellos y permiten su propagación.

Puede ubicarse a pleno sol en exteriores, pero en días demasiado calurosos es mejor llevarlos a la sombra.

Aunque puede soportar la sequía temporal, agradece un riego abundante y regular durante toda la temporada de crecimiento.

El sustrato debe ser muy drenante, a ser posible calcáreo. Un sustrato a base de puzolana, piedra pómez o akadama, mezclado si es posible para mejorar la retención. Replantar en primavera u otoño, con protección contra las heladas.

Necesita de una fertilización abundante durante toda la temporada de crecimiento, con un NPK equilibrado, más rico en P y K a partir de septiembre si se desea una buena floración.

A finales del invierno, justo antes de la brotación, hacer una poda estructural que consiste en recortar las ramas alargadas o con entrenudos demasiado largos. Las ligaduras no son necesarias, salvo para dirigir una rama principal.

En árabe, Mahlab significa “la cereza”.

8. Morera – Morus sp.

Morera - Morus sp.

La Morera (N.botánico: morus. Familia: Moraceae) es un árbol caducifolio apreciado por sus frutos comestibles, rojos al principio, que acaban siendo negros en la madurez

Son originarios de Asia occidental (Persia). Es mejor cultivarlos al aire libre como todos los frutales. Deberemos tener cuidado con los gusanos de seda que se alimentan de sus hojas, especialmente los de la especie M. alba.

Precisan de un riego abundante en verano y moderado en invierno y una poda en los comienzos de la primavera. Los pinzamientos, por su parte, se realizan durante la temporada de crecimiento y las ataduras, en Primavera y otoño.

Podemos trasplantarlo cada dos años utilizando preferiblemente un sustrato 100% Akadama

ETIMOLOGÍA: Del celta “mor”, negro, por el color de su fruto.

9. Lila de la India o Árbol de Júpiter – Lagerstroemia indica

Lila de la India - Lagerstroemia indica

En su madurez (30 años), este gran arbusto o pequeño árbol puede alcanzar hasta 6 metros de altura en plena tierra. Sus hojas de color verde oscuro que pasa a tonos amarillos, naranjas y rojos brillantes antes de la caída del otoño.

La floración se produce de julio a septiembre. Las flores pueden ser de color pastel, blanco, rosa, lavanda o casi rojo.

Esta especie es apreciada por los bonsaístas japoneses por su abundante floración a mediados del verano y sus hermosos colores cuando pocos otros árboles están en flor. Sin embargo, su característica más atractiva es probablemente su suave corteza de color gris plateado, rosáceo o canela, que se vuelve moteada y se desprende con el paso de los años (35 años, como mínimo). Por último, el tronco y las ramas principales suelen tener un aspecto muscular. El árbol es muy longevo.

La forma natural de la lila india es la de un arbusto con múltiples troncos o tallos. Para obtener un espécimen de un solo tronco, se debe eliminar todo el nuevo crecimiento no deseado. En Japón, las lilas indias suelen podarse en estilos informales. Se encuentran en los estilos litterati y netsuranari.

Puede cultivarse al aire libre a pleno sol pero es imperativo protegerla del frio invernal. También puede cultivarse cerca de una ventana con buena luz solar o bajo iluminación artificial a temperatura ambiente normal, pero el crecimiento y la floración se verán reducidos.

Riegos regulares. La sequía severa hará que pierda todas sus hojas.  Abona desde mediados de mayo hasta el otoño con un fertilizante orgánico, complementado con 15 ml de polvo de hueso molido en primavera y otoño.

La poda severa de las lilas indias es beneficiosa porque induce un crecimiento compacto. Las ramas grandes suelen podarse a finales del otoño o a principios de la primavera, antes de que se abran las yemas.

La Lagerstroemia indica es originaria del sur de China, pero existen otras especies provenientes de  Japón, Corea del Norte, Corea del Sur e India.

¿Qué bonsáis con flores elegir si soy principiante?


Dentro de una colección, poseer un bonsáis con flores marca la primavera y la renovación de la naturaleza. Es un momento único, que a veces solo dura unos días, pero que te dan muchas ganas de pasear por tu jardín. Pero para el aficionado que se está embarcando en esta pasión, ¿qué bonsáis con flores de principiante elegir para poder disfrutar de esta floración sin frustraciones?

Siempre se recomiendan los manzanos, especialmente las variedades ornamentales como Malus Everest o Malus Coccinella. Su floración es magnífica; son resistentes y fáciles de cultivar. Es el bonsái para principiantes porque es muy gratificante.

También está la pyracantha o espino que no vemos tan a menudo en los bonsáis. Sin embargo, también son árboles de bonsái para principiantes. Aunque la floración no es espectacular, los racimos de frutos son realmente hermosos.

Las azaleas son un mundo aparte en los bonsáis. Florecen de forma espectacular y suelen cultivarse sólo para este momento único. Pero no son los bonsáis con flores más fáciles, ni mucho menos. Requieren un suelo ácido y un riego con agua de lluvia o por aspersión. Si riegas con agua de la ciudad, busca otras especies. Y en general, hay tantos bonsáis de flor que son mucho más fáciles para los principiantes que no se recomiendan las azaleas para los que se inician en esta pasión.

Califica este Post

Nada Mal!

¿Qué te ha parecido este artículo con algunos de los bonsáis con flores mas bonitos y conocidos? Dale tus estrellas al post!

Calificación de Usuarios ¡Se el primero!

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Notas Relacionadas

Botón volver arriba