Botrytis o podredumbre gris: Prevenir y Controlar

La botrytis es un hongo que puede afectar y causar daños a muchas plantas cultivadas en el jardín y el invernadero. A continueacion aprendemos de que se trata, como afecta a nuestras plantas y cultivos, como prevenirla y controlarla



La Botrytis cinerea, nombre científico de la botrytis , también conocida como moho gris o podredumbre gris, es uno de los principales enemigos de las plantas.

Aunque existan algunos tratamientos fungicidas para luchar contra la podredumbre gris, siempre es preferible favorecer las medidas preventivas y evitar siempre el uso de este tipo de productos que rara vez son necesarios. Reemplázalos siempre que puedas por un tratamiento menos tóxico y más respetuoso con el medio ambiente.

El nombre proviene de la palabra griega βότρυς, que significa racimo, y del latín cinerea, que significa ceniza en referencia al color gris ceniza que indica la presencia de moho gris en la planta.

¿Qué es la Podredumbre Gris o Botrytis?


La botrytis es un hongo parasitario microscópico que pertenece a la familia de las esclerotináceas muy común tanto en los huertos como en las plantas ornamentales.

Ataca, en particular, a las vides y racimos de uva, pero también a numerosas flores y plantas, incluidos los árboles frutales (granada, manzana, melocotón y albaricoque), las plantas de huerta (por ejemplo, tomates y pimientos), las plantas ornamentales (petunia, geranio, hortensia, peonía, rosa) y las plantas suculentas.

Es una enfermedad criptogámica, debida a hongos microscópicos del género Botrytis, que incluye muchas especies, la más común de las cuales es Botrytis cinerea:

La botrytis es muy contagiosa, esta parasitosis es de temer de mayo a septiembre (noviembre a marzo en el H. sur) en los cultivos al aire libre y de marzo a mayo (septiembre a noviembre en el H. Sur) en los invernaderos.

Es más frecuente si el año es especialmente húmedo:

Su desarrollo se ve favorecido por una humedad relativa del aire superior al 93 % y una temperatura ligeramente superior a 20 °C durante al menos 24 h.

Por tanto, la primavera y el otoño, estaciones medianamente cálidas, lluviosas y húmedas, son las época del año en la que se dan las condiciones ideales para el desarrollo y la propagación de la plaga en el exterior.

La principal característica del moho gris es el elevado número de conidios hialinos, es decir, esporas asexuales, que se encuentran en los conidióforos cuya estructura ramificada se asemeja a la de un árbol.

El hongo de la botrytis penetra en las plantas jóvenes a través de las heridas, mientras que en los cultivos más antiguos la botrytis produce esclerocios bastante resistentes que utiliza como escudo de defensa contra las bajas temperaturas. Una vez pasado el invierno, el hongo germina en primavera dando lugar a conidios que son dispersados por el viento y el agua de lluvia provocando nuevas y peligrosas infecciones en otras plantas.

La Botrytis cinerea o podredumbre gris es una de las enfermedades más comunes en los invernaderos en los que no hay una buena ventilación y un alto nivel de humedad, lo que contribuye al desarrollo del hongo. No hay que olvidar que el riego por aspersión, a diferencia del riego por goteo, también aumenta la humedad, favoreciendo la propagación del moho gris.

¿Qué daños causa la botritis?


podredumbre gris en las uvas

Los daños causados por todos estos hongos se manifiestan mediante una amplia variedad de podredumbres secas o húmedas que conducen a la necrosis o marchitamiento de todas o parte de las plantas, frutas u hortalizas que puedan estar afectadas.

A pesar de la diversidad de estos hongos y de los diferentes daños que se pueden observar, los métodos de prevención y los medios de control son comunes a ellos:

Es casi imposible deshacerse de ellas de forma permanente, ya que las esporas de Botrytis a partir de las cuales se desarrollan están muy extendidas y son abundantes en la naturaleza. Pueden permanecer latentes durante varios años en el medio ambiente antes de desarrollarse cuando se dan las condiciones favorables.

Además de sus esporas, estos hongos también se conservan en el suelo o en los restos vegetales en forma de micelio o esclerocios, listos para desarrollarse de nuevo al cabo de varios años.

Por otro lado, la botrytis o podredumbre gris ataca principalmente a las plantas debilitadas y puede aparecer sobre-infectando una planta ya enferma o atacada por otros parásitos.

A menudo se instalan en forma parasitaria sobre las heridas de las hojas o sobre las partes secas de las hojas o de las flores, invaden progresivamente los tejidos sanos de la planta y acaban saliendo en el momento de la siguiente floración alcanzando entonces el fruto o la hortaliza generada.

Botrytis: Síntomas y Diagnóstico de la podredumbre gris


fresa podredumbre gris o moho gris

Plantas susceptibles a la podredumbre gris o botrytis

Casi todas las plantas cultivadas pueden verse afectadas por esta enfermedad criptogámica:

  • En el jardín paisajístico: peonías, dalias, hortensias, begonias, pelargonios, petunias, sin olvidar las rosas.
  • Plantas de interior, incluyendo suculentas y cactus.
  • En el huerto: berenjenas y calabacines, judías y guisantes, tomates, cebollas y ensaladas.
  • Además, las plantas de fresas, pero también los arbustos de grosellas y frambuesas y todos los pequeños frutos o vides.

¿Cómo reconocer los síntomas?

Para reconocer la presencia de la botritis el secreto es aprender a observar bien las plantas para no confundirla, como ocurre a menudo, con la podredumbre apical de las hojas y las raíces.

La podredumbre gris afecta a todas las partes de la planta, desde los brotes hasta el tallo, desde las yemas hasta los frutos, pero prefiere sobre todo los más carnosos y ricos en agua. El aspecto es el de una bola de algodón, un velo grisáceo, una masa filamentosa similar a un tejido deshilachado.

El primer signo de alarma de botrytis es la presencia de manchas oscuras que más tarde, además de convertirse en podredumbre blanda, se cubren de moho de un típico color grisáceo. Este moho está compuesto por esporas que son transportadas por el viento y propagan la infección de una planta a otra.

Así se desarrolla la podredumbre gris en las partes principales de la planta:

  • Tallo: aparición de manchas de color claro que se van oscureciendo con el tiempo y se ensanchan hasta formar una pátina gris aterciopelada. En general, los tallos manchados se secan y la rama que los lleva muere.
  • Hojas: la parte superior de las hojas, y a veces también la inferior, se cubren de un polvo grisáceo.
  • Flores: se cubren de manchas de color crema a marrón, el moho gris provoca un rápido marchitamiento y posterior desecación.
  • Frutos: presencia de manchas oscuras y podredumbre blanda que hace que el fruto se marchite.  Las frutas, como las fresas o las verduras, se cubren con un característico fieltro marrón que luego se vuelve gris.
  • Raíces: se pudren

El alcance de los daños varía y puede limitarse a unas pocas flores u hojas, pero a veces puede llegar a comprometer un cultivo entero.

Cómo prevenir la podredumbre gris o botrytis


Botrytis_en_hojas_fresa

Las condiciones de cultivo inadecuadas en condiciones climáticas desfavorables suelen ser la causa de la aparición de la botrytis o podredumbre gris. Para prevenirla, puedes seguir estos consejos aplicables a cada área de cultivo:

En los cultivo al aire libre:

  • Prepara bien el suelo para la plantación.
  • Deshierba cuidadosamente, ya que muchas malas hierbas retienen la humedad.
  • No añadas demasiado abono nitrogenado.
  • Hay que aplicar el mantillo en función del tipo de cultivo. Para las plantas de fresa, por ejemplo, el uso de plástico negro es un excelente medio de prevención.
  • Mantén alejados a los insectos como el enrollador de hojas que, al atacar las hojas, abren la puerta a la podredumbre gris. Para ello, pulveriza un insecticida natural como el purín de ortiga o una solución de jabón negro.
  • Lo mismo ocurre con ciertas enfermedades como el oídio (hojas o frutos dañados, por ejemplo). Hay que tratar sin demora con caldo bordelés, por ejemplo.

En arbustos y pequeños árboles frutales

  • Poda regularmente las ramas que apuntan hacia el interior para airear la planta y mantener su ventilación.
  • No hay que plantar ni sembrar demasiado apretado.
  • También puedes mezclar tu tierra para macetas con ceniza de madera, que contiene potasa. Esto reduce el riesgo de enfermedades, incluido el moho gris.
  • Evita mantener el follaje húmedo durante mucho tiempo y, por tanto, prefiere regar por la mañana o, mejor aún, regar por goteo.

En el huerto

  • Rota tus cultivos regularmente.
  • Si el tiempo es excepcionalmente lluvioso o húmedo (niebla…) en junio (diciembre en el H. Sur)), aplica el caldo bordelés con dos semanas de antelación.
  • Por último, los jardineros orgánicos suelen plantar ajos junto a las plantas que deben protegerse, basándose en las reconocidas propiedades antivirales y antifúngicas de las aliáceas.

En el invernadero

  • Mantén siempre una buena ventilación alrededor de las plantas. Para ello, si es necesario, no dudes en podar o eliminar el exceso de hojas durante el crecimiento.
  • También puedes aplicar caldo bordelés como medida preventiva, tal y como se ha descrito anteriormente.

Equisetum y helecho: el uso de la decocción de equisetum y del macerado de helecho, métodos naturales no tóxicos tanto para el medio ambiente como para el ser humano, ayudan a reforzar las defensas de la planta y a mantener alejados, además del moho gris, al pulgón y a la cochinilla.

Tratamiento de la botrytis con soluciones ecológicas


tratamientos para la botrytis

Empieza por eliminar todas las partes afectadas y las plantas excesivamente afectadas en cuanto aparezcan los primeros signos de botrytis o podredumbre gris. Procede con suavidad para no propagar la enfermedad mediante la difusión de esporas.

A continuación, quema los residuos sin demora y desinfecta tu herramienta de corte con lejía (antifúngica) u otro producto que libere cloro.

También puedes rociar una decocción de cola de caballo o de ajo cada 15 días. La cola de caballo es rica en sílice, que tiene un papel protector contra las enfermedades de las plantas.

Por lo demás, el caldo bordelés (autorizado en la agricultura biológica, por ser biodegradable) tiene una cierta eficacia al principio de la botrytis, así como en la prevención.

El caldo bordelés es un fungicida de contacto en base a cobre que se puede adquirir por internet, en centros de jardinería o en consorcios agrícolas, también puede fabricarse de modo casero.

El tratamiento debe repetirse cada diez días hasta la completa desaparición del hongo.

Hay muchos agricultores que prefieren no usar el caldo bordeles, precisamente por la presencia de cobre. Como alternativa, también se puede intentar tratar con bicarbonato de potasio.

Botryprot , un inductor biológico, también es eficaz para luchar biológicamente contra diversas formas de podredumbre como la botrytis en los cultivos de diversas plantas:

  • Actúa por contacto y no deja residuos.
  • Se puede utilizar durante la floración hasta 10 días en cultivos al aire libre antes de la cosecha y 15 días en interiores o en invernaderos.
  • Se recomienda aplicar el producto en toda la planta, asegurándose de que penetra bien en la misma.
  • Está disponible a unos 8 euros por 30 ml.

Desde principios de 2013, se comercializa una solución biológica Prestop contra la botritis (y otras enfermedades criptogámicas).

  • Es un tratamiento curativo y preventivo, pero se utiliza principalmente en la prevención porque el hongo antagonista que contiene compite con los hongos patógenos impidiendo su desarrollo.
  • Está compuesto por una cepa de otro hongo (Gliocladium catenulatum J 1446) que actúa como hiperparásito de las cepas patógenas.
  • Envasado en bolsas de 1 kg de polvo mojable, sus condiciones de uso y su coste lo hacen más adecuado para el uso profesional.

Ten cuidado. Lo que es natural no es necesariamente inofensivo. El ejemplo de la prohibición del uso de la rotenona está ahí para recordárnoslo.

El uso de otros fungicidas químicos no es imprescindible ni deseable, ¡sobre todo para las frutas o verduras que se van a comer!

Como aplicar las soluciones de tratamiento a la podredumbre gris


Dependiendo de las superficies a tratar, utiliza una pequeña botella con un rociador de mano, o un pulverizador a presión de diferentes tamaños y llevado a la espalda para las más grandes.

Si tienes que pulverizar soluciones de base química, consulta primero las precauciones de uso indicadas en el envase y, en ese caso, ponte una mascarilla y/o guantes.
Enjuágalos bien si debes utilizarlos para rociar otros productos. Pero lo mejor es utilizarlos sólo para este fin.

Además, las soluciones utilizadas, una vez preparadas, no se conservan.

  • Prepara sólo la cantidad que necesites y renuévala para cada aplicación.
  • Si sobra un poco, no lo tires por el desagüe, sino viértelo en el suelo en un rincón del jardín reservado para este uso, y luego pon un poco de tierra encima.
  • Si se trata de una gran cantidad, preparada por error, de un producto marcado como peligroso, llévalo a un centro de eliminación de residuos.

Caso especial: La podredumbre noble


podredumbre noble-vinos dulcesParadójicamente, la Botrytis cinerea se ve favorecida deliberadamente en el cultivo de ciertos viñedos destinados a producir famosos vinos dulces: Sauternes, Monbazillac y otros vinos de cosecha tardía.

El moho, al desarrollarse en las uvas, aumenta el nivel de azúcar y favorece la aparición de ciertos aromas complejos apreciados por los entendidos. Desgraciadamente, esto se hace a costa del rendimiento de estas vides, lo que conlleva un aumento del precio de venta de estos famosos vinos.

Por supuesto, en estos casos ya no se habla de podredumbre gris, sino de podredumbre noble.

 

Califica este post

Nada Mal!

¿Qué te ha parecido esta nota acerca de la botrytis o podredumbre gris y como prevenirla y combatirla?¿Te ha servido? Dale tus Estrellas!

Calificación de Usuarios ¡Se el primero!

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Notas Relacionadas

Botón volver arriba