Cómo controlar las langostas cuando invaden el jardín

Cómo controlar las langostas cuando invaden el jardín

Las langostas pueden hacer mucho daño a un jardín, por eso en esta nota aprendemos sobre ellas y sobre todo, hablamos de algunas tácticas para controlar las langostas en nuestro jardín

Ningún jardín exterior está completamente a salvo de las langostas, a veces llamadas saltamontes, por ello saber como controlar las langostas, nunca está de más.

Hay unas 11.000 especies de langostas y se encuentran en todo el mundo, excepto en la Antártida y en algunas islas remotas. Para tener claridad sobre lo que estamos hablando, veamos primero a que insecto nos estamos refiriendo, ya que es muy usual confundir las langostas con otros ortópteros.

¿Langostas, Saltamontes o Grillos?

langosta-saltamontes-grillo
Los tres grupos de ortópteros son las langostas, los saltamontes y los grillos.

 

Hay mucha confusión en la nomenclatura del orden de los ortópteros, aquellos insectos con alas alineadas con el cuerpo (el significado de ortóptero), pero también, y más visiblemente, con largas patas traseras.

Las langostas tienen antenas más cortas que su cuerpo, mientras que los saltamontes tienen antenas más largas que su cuerpo. Además, las langostas son casi exclusivamente fitófagas (comedoras de plantas), mientras que los saltamontes son más bien omnívoros. Las langostas son diurnas y, por tanto, generalmente fáciles de detectar. Los saltamontes son nocturnos y suelen pasar desapercibidos. Ambos pueden ser de color marrón, gris o verde (y ocasionalmente de otros colores).

Los grillos suelen ser marrones o negros, tienen antenas largas, un cuerpo más robusto que las langostas y los saltamontes, y son nocturnos. Son conocidos por sus cantos nocturnos.

Recuerda que el objeto de este artículo es la langosta, el único insecto diurno de este grupo.

Las langostas son principalmente terrestres (los saltamontes suelen ser arborícolas) con fuertes patas traseras que les permiten escapar de sus enemigos saltando. Aunque también pueden volar, normalmente sólo lo hacen en distancias cortas.

Se alimentan principalmente del follaje de las plantas, aplastándolo con sus poderosas mandíbulas, pero también de los tallos, los frutos y, a veces, de las raíces y las semillas. Por esta razón, a menudo están en conflicto con los jardineros.

El ciclo vital de una langosta.
El ciclo vital de una langosta.

 

En cuanto salen del cascarón, normalmente en primavera, a partir de huevos que han hibernado en el suelo, las langostas ya parecen una versión en miniatura de sus padres, y luego crecen por etapas hasta alcanzar su tamaño completo a mediados del verano. ¡Cuanto más grandes son, más comen! En la mayoría de los climas, ponen sus huevos en otoño y su vida termina con el inicio de las heladas.

A medida que crecen, su alimento principal (a menudo diferentes hierbas) empieza a ser sobreexplotado y la competencia entre langostas aumenta. Es en este momento cuando tienden a abandonar su hábitat original de campos y prados y se trasladan a los jardines.

De hecho, en algunas partes del mundo, las langostas de algunas especies llegan a ser tan numerosas que forman enjambres de millones de individuos que recorren la zona, devorando toda la vegetación a su paso. Estas langostas se llaman entonces langostas peregrinas.

Pero las langostas no son sólo plagas. Son una fuente importante de alimento para pájaros, lagartijas, escarabajos del suelo, arañas y otros, y, en este sentido, son beneficiosas para el medio ambiente. Y sus excrementos son un excelente abono para las plantas.

Además, cuando sólo están presentes en pequeño número, como suele ser el caso, no dañan gravemente nuestros jardines, sino que sólo perforan algunas hojas aquí y allá.

Las langostas hacen agujeros en las hojas de las plantas
Las langostas hacen agujeros en las hojas de las plantas

 

Por supuesto, cuando su población aumenta y el jardinero empieza a ver un montón de hojas masticadas y agujereadas, al margen del decoro medioambiental, quiere saber como controlar las langostas para que desaparezcan.

En los años de superpoblación, que suelen corresponder a los años de sequía, pueden acabar con cosechas enteras, aunque esto se nota más en los campos de los agricultores que en los huertos domésticos.

Cuando las langostas hacen daño


Es sobre todo en el campo, o al menos fuera de las ciudades, donde las langostas perjudican realmente a los huertos. Normalmente, un jardín susceptible de sufrir langostas está rodeado de campos agrícolas o praderas naturales. En algún momento, normalmente a mediados o finales del verano, las langostas, tras arrasar los campos vecinos, los abandonan y emigran a los jardines.

Las langostas suelen iniciar su ciclo en los brotes jóvenes de las hierbas, tanto de las silvestres como de los cereales, como el trigo, el centeno, la cebada, el maíz y el arroz, así como la alfalfa y la soja.

Cuando las hierbas empiezan a agotarse, cambian a otras plantas, como el trébol, la lechuga, las judías, las zanahorias, las cebollas y la zinnia, son plantas cultivadas con frecuencia, por eso es tan necesario saber como controlar las langostas si tienes un huerto. No les interesa mucho la calabaza, los guisantes y los tomates. Sin embargo, cuando tienen mucha hambre, pueden empezar a comer casi cualquier planta, incluso árboles y arbustos.

Cómo controlar las langostas


Cuando son numerosas, las langostas deben ser controladas
Cuando son numerosas, las langostas deben ser controladas

 

En respuesta a como controlar las langostas, debo decir que son muy difíciles de controlar. Normalmente, en el mejor de los casos, sólo puedes reducir su número, pero no eliminarlo.

Aquí tienes algunos métodos que puedes probar:

Asegúrate de que los campos vecinos estén bien regados


Por supuesto, sólo puedes hacer esto si eres el dueño de los campos, pero cuando los campos cercanos están repletos de vegetación fresca que se repone constantemente, muy pocas langostas se trasladarán a los jardines.

Prueba los controles biológicos


De nuevo, debes ser el propietario de los campos donde las langostas pasan su juventud, ya que estos controles suelen ser más eficaces contra las langostas jóvenes, no contra las adultas que invaden los jardines, por lo que deben aplicarse al principio de la temporada.

En la actualidad, se están investigando varios enemigos de la langosta como plaguicidas biológicos, entre ellos nematodos, bacterias, moscas y avispas depredadoras, etc., pero se están comercializando dos en particular: Nosema locustae y Beauveria bassiana.

Estos insecticidas deben pedirse a empresas especializadas en tratamientos ecológicos o quizás a una cooperativa agrícola. No están disponibles en los centros de jardinería.

También puedes pedir y liberar ootecas de mantis religiosas, un insecto depredador de las langostas.

El Faucon crécerelle comiendo una langosta
El Faucon crécerelle comiendo una langosta

 

Alienta a sus enemigos


Otra forma de controlar las langostas es atraer sus depredadores. Haz todo lo que puedas para atraer a los pájaros a tu jardín (comederos, cajas nido, baños para pájaros, etc.). Incluso los pájaros que no son queridos, como los estorninos y los gorriones domésticos, son grandes depredadores de langostas juveniles. Las aves de corral (pollos, patos, pavos, pintadas y otros) son muy eficaces para cazar langostas en todos los estadios, desde los huevos hasta las ninfas y los adultos.

Otros depredadores de las langostas son los escarabajos del suelo y las arañas. Sin embargo, ten en cuenta que las aves mencionadas las comerán con avidez.

Todo tipo de microbios y parásitos ayudan a controlar la langosta (bacterias, hongos, virus, etc.) y suelen estar ya presentes en el suelo no alterado. Así que la siembra directa puede ayudar a controlarlos en cierta medida.

Usa insecticidas


La mayoría de los insecticidas que un agricultor utilizaría contra las langostas, como el carbaril, el malatión y el acefato, no están disponibles para los jardineros domésticos o no son algo que, debido a su toxicidad para los seres humanos, quieras utilizar en un huerto doméstico, especialmente si cultivas verduras en él. La permetrina es quizás más aceptable, al ser menos persistente.

Los insecticidas orgánicos que puedes probar son el neem, el pelitre, la tierra de diatomeas, el caolín, el jabón insecticida y la cera de pimienta caliente, que pueden ser eficaces en muchas situaciones. Pero cuando las langostas están realmente por todas partes, es casi imposible controlarlas con estos productos.

Algunos jardineros recomiendan el ajo en spray como repelente de insectos, mientras que otros afirman que no tiene ningún efecto. Puede depender de la especie de langosta.

Suprimir las malas hierbas


Muchas malas hierbas atraen a las langostas (el amaranto, la col rizada, etc.), por lo que eliminarlas hará que tu jardín sea menos atractivo y con ello podrás hacer algo más para controlar las langostas.

Instala un seto de hierbas altas


Rodea tu jardín con hierbas altas -¡y mantenlas bien regadas! – pueden ser útiles, ya que las langostas las prefieren a otras plantas de jardín.

Una cubierta flotante puede proteger las plantas de las langostas
Una cubierta flotante puede proteger las plantas de las langostas

 

Usa una cubierta flotante como barrera


Puedes controlar las langostas o mas bien su daño protegiendo determinados cultivos con una cubierta flotante. Normalmente, no se necesita ninguna estructura de soporte para este tipo de cubierta: como su nombre indica, está pensada para “flotar” por encima de las plantas, apoyándose en sus hojas superiores.

Sin embargo, donde el follaje toca el tejido, las langostas hambrientas pueden perforarlo con sus mandíbulas para abrirse paso hasta las hojas. Así que, en este caso, sería conveniente sostener la tela por encima de las plantas con aros o estacas.

Cultivar plantas que no les gusten a las langostas


Todos los métodos anteriores funcionan bastante bien en zonas donde las langostas sólo son un problema ocasional, pero donde son un problema grave todos los años, la única solución lógica es cambiar a plantas que no les gusten.

Como hay muchas especies de langostas y cada una tiene sus propias preferencias, las plantas que no les gustan probablemente varían de una región a otra. Aprenderás por ti mismo qué plantas tienden a dejar en paz en tus condiciones.

Sin embargo, se cree que las siguientes plantas tienen poco interés para las langostas en general y podrías empezar por probarlas:

Para la mayoría de los jardineros, las langostas son sólo un problema ocasional, pero los que tienen un problema recurrente con ellas tendrán mucho trabajo, ¡ya que son realmente muy difíciles de controlar!

 

Suscríbete a mi Newsletter

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Scroll to Top