¿Cómo elegir las sillas de jardín? Lo que debes considerar

Amueblar la casa es un gran trabajo, pero aún más desafiante es equipar el exterior de manera apropiada y responder a las necesidades estéticas y funcionales.

No todos los muebles pueden soportar la exposición a la intemperie y tampoco tienen las características adecuadas de solidez y ligereza para permanecer en el exterior o para ser almacenados después del verano.

A nadie le gusta enterarse tarde de que su compra no puede satisfacer sus necesidades, por lo que es útil comparar las ofertas y opiniones de los compradores antes de decidirse por un producto determinado.

Si deseas invertir bien tu dinero, pero no tienes tiempo de comparar todas las propuestas de venta, aquí analizan las mejores y cada opción está acompañada de sugerencias de compra que te permitirán hacerte una idea y elegir según tu gusto personal y tus necesidades.

Pero antes, sigue leyendo para que te hagas una buena idea de qué cosas debes considerar a la hora de elegir las sillas de jardín entre los cientos de opciones disponibles.


Cómo elegir las mejores sillas de jardín

Antes de decorar un jardín o un patio, es necesario elegir cuidadosamente un mobiliario que respete ciertas características.

La resistencia a la lluvia y al sol y el precio son los principales aspectos a considerar. Evaluar detenidamente tanto el espacio disponible como el estilo del mobiliario interior puede ayudar a encontrar la solución correcta.

sillones para jardin

Resistente al agua y al sol ¿Qué material elegir?


La clasificación de los aspectos esenciales de un buen mobiliario de exterior está encabezada por la resistencia a la intemperie. No sólo la lluvia y la humedad arruinan las sillas y otros elementos, sino que la exposición continua a la luz del sol puede deteriorar los tejidos y las estructuras no diseñadas para estar al aire libre.

Cuando se amuebla un espacio exterior, la elección de los materiales es muy importante, ya que los diversos complementos tendrán que resistir el clima y el desgaste tanto como sea posible.

El plástico y el metal son ciertamente más capaces de satisfacer esta necesidad, pero gracias a las modernas técnicas de procesamiento otros elementos, como la madera y el ratán, también pueden garantizar una excelente resistencia al deterioro.

Las fibras sintéticas están muy de moda y son capaces de mantener su color original incluso cuando se exponen al sol o a la lluvia.

Obviamente hay muchos otros materiales, como la teca, el hierro forjado y el cuero ecológico, y para saber cuál es la solución más adecuada para tus necesidades, en la elección siempre tendrás que tener en cuenta: calidad, buena resistencia y una cierta practicidad en cuanto a la limpieza y el mantenimiento.

En armonía con el estilo del hogar


sillas de jardin de hierro

En el mercado hay innumerables soluciones que pueden marear a quienes se preparan para amueblar por primera vez un jardín, un patio o una terraza.

La regla a seguir es siempre por lo general: tratar en lo posible de mantener una cierta consistencia entre el mobiliario interior y exterior. Los estilos tradicionales o rústicos de la casa determinan la elección de los elementos que se utilizarán en el exterior.

Quienes suelen comparar precios habrán notado que hay artículos para cada uno de los estilos más populares que se ajustan a todas las carteras. No es imposible encontrar buenas soluciones en hierro forjado, que han sido producidos de forma industrial y que no tienen los costos prohibitivos de las piezas únicas hechas a mano.

También es posible mezclar estilos y elegir algunas soluciones de patchwork que den un toque extremadamente personal a la casa, tanto por dentro como por fuera. Pero ¡cuidado!, no es fácil combinar el diseño minimalista contemporáneo con piezas de mimbre o hierro forjado sin terminar en el efecto “bazar caótico”.

El tamaño correcto


Las mejores marcas ofrecen soluciones adecuadas para todos los estilos y con precios variables para satisfacer las necesidades de amoblamiento de todos los hogares. Pero un detalle que no debe ser subestimado es mantener una cierta consistencia entre el espacio disponible y el tamaño de las mecedoras, tumbonas o sillas para comer al aire libre.

Tomar bien las medidas y considerar siempre que unos 40 cm es la distancia mínima a mantener entre las paredes (en el caso de una terraza) y el mobiliario.

Tener esto en cuenta nos ayuda a elegir los elementos que amueblan de manera funcional sin cargar o desordenar demasiado.

Prestar atención a los detalles te permite revalorizar incluso un pequeño balcón y así disfrutar de la vida al aire libre, aunque vivas en un edificio abarrotado.

sillas de jardin para el balcon

Estilo y diseño


En verano, los jardines, verandas, balcones y terrazas se convierten en verdaderas casas al aire libre y, al igual que el interior, el exterior debe estar equipado de manera funcional y cumplir con ciertos estándares estéticos.

Puedes elegir sillas que combinen perfectamente con la mesa o el resto del mobiliario, pero también puedes crear contrastes y juegos de color para crear una mezcla particular con un gran impacto estético.

Si, por otro lado, buscas algo especial para hacer tu jardín moderno y cómodo, también hay sillones mecedores con base basculante y puf de bolitas con diseños atractivos.

No hay que olvidar, además, las sillas reclinables de exterior, gracias a las cuales se puede encontrar la posición ideal para cualquier actividad, desde tomar una siesta por la tarde hasta tumbarse para disfrutar del bronceado.

Confort


mecedora modernaSi la belleza es subjetiva, no se puede decir lo mismo de la comodidad, ya que hay ciertos criterios objetivos que una silla de jardín debe cumplir para ser cómoda.

Un buen producto debe estar diseñado para garantizar a nuestro cuerpo el nivel de bienestar adecuado, por lo que se puede definir como confortable cuando te puedes sentar con cierta despreocupación, sin tener que enderezar constantemente la espalda o moverte insistentemente para encontrar la posición correcta.

Por lo tanto, en el momento de la compra se debe evaluar cuidadosamente el respaldo y el asiento, que deben tener una altura y anchura que puedan acomodar mejor el cuerpo, encontrando el ajuste correcto entre el apoyo y el equilibrio.

Los apoya-brazos también pueden ser muy cómodos, aunque a menudo tienden a ser más decorativos que funcionales, pero ciertamente permiten al usuario tener un apoyo adicional para los brazos. Por lo tanto, es bueno tener en cuenta este aspecto al comprar.


En resumen, en el mercado hay muchas soluciones que pueden marearte, pero con unos pequeños trucos y un poco de buen gusto podrás crear un espacio funcional lleno de encanto.

Tanto si eliges una silla clásica como si optas por sillones, chaise longue o tumbonas, puedes estar seguro de que gracias a este complemento podrás disfrutar de lo mejor de tu oasis al aire libre, creando el equilibrio perfecto entre estética, calidad y confort.

Notas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba