Pérgolas bioclimáticas: ¿que son y cómo nos benefician?

Genera nuevos espacios habitables durante todo el año

Los sistemas de construcción evolucionan constantemente, sobre todo cuando se trata de ganar espacios habitables.

Y en ese punto en particular, ganar un espacio habitable durante todo el año, encontramos las pérgolas bioclimáticas, vamos a conocer de qué se trata esta innovación y como puede beneficiarnos su instalación en nuestro jardín, terraza o techo.


¿Qué son las pérgolas bioclimáticas?

En principio, no parecen muy diferentes a una pérgola convencional, cuatro pilares y un techo, pero las pérgolas bioclimáticas van mucho más allá.

Son una estructura, usualmente de aluminio, cuyo techo está formado por “lamas” que pueden abrirse y cerrarse según nuestras necesidades de luz y ventilación, pero lo más interesante, es que pueden disponer de un sistema completamente automático que regula la apertura y el cierre de estas lamas según el clima exterior, poseen sensores de lluvia, viento y radiación solar lo cual les permite manejar el techo sin necesidad de que le demos la orden ni estemos presentes.

Y aquí no acaba todo, ya que, según nuestro presupuesto, también pueden agregarse sistemas de cerramiento lateral, que pueden ser vidriados o con lamas corredizas, entre otras opciones, también se les puede integrar un sistema de calefacción, iluminación led y hasta parlantes con conexión Bluetooth para escuchar nuestra música favorita sin más que encenderla en el móvil.

Puedes encontrar una gran variedad de pérgolas bioclimáticas en also-espana.es

Ventajas y beneficios de las pérgolas bioclimáticas


pergola bioclimatica piso madera y vidriada

Una de las ventajas más destacables es su capacidad de cierre hermético de las lamas, que nos permite una protección al cien por cien de la lluvia y la nieve, incluso, vienen con un sistema de re direccionamiento del agua, de modo tal que no se acumule en el techo y podamos volver a abrir las lamas sin ningún inconveniente.

La apertura de las lamas va desde 0º a 170º, garantizando el bloqueo de los rayos solares en cualquier momento del día y del año.

Si bien en principio es más costosa en principio que una pérgola convencional, es más económica que la construcción de concreto y esta lista y habitable en mucho menos tiempo.

Como no se considera legalmente una ampliación de la casa, no se necesitan permisos para su instalación ni tener que rehacer planos del hogar.

Si bien son simples y minimalistas, están disponibles en una variedad de colores que nos permiten adaptarlas al diseño arquitectónico de la casa sin problemas.

Gracias a su capacidad de apertura, pueden generar un sistema de ventilación natural, que evita el efecto invernadero, la condensación de agua y genera una renovación del aire.

También están provistas de un sistema anti-vibración por viento racheado.

Cada pérgola bioclimática es exclusiva y adaptada a las necesidades de cada usuario y cada espacio concreto, permitiendo un funcionamiento óptimo basado en nuestra ubicación y necesidad.

Existen muchísimas marcas y modelos en el mercado, debido a que su precio es alto, te recomiendo que te asesores muy bien antes de comprar una, busca comentarios de otros usuarios y asegúrate de que tu dinero será bien invertido.

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba