Cómo preparar las plantas para la mudanza

preparar las plantas para la mudanza

Trasladar tus pequeña hijas verdes a un nuevo piso es una operación delicada que debe prepararse bien de antemano para evitar el riesgo de lastimarlas. Sigue estos consejos para que la tarea obtenga el ¡cien por cien de éxito!

Mudar tus plantas es una tarea riesgosa, pero cuando te preocupas por tus plantas y has pasado meses o incluso años cultivándolas con cariño cada día, sería desgarrador tener que deshacerte de ellas.

Trasladar tus pequeña hijas verdes a un nuevo piso es una operación delicada que debe prepararse bien de antemano para evitar el riesgo de lastimarlas. No olvidemos que las plantas son seres vivos que, al igual que un perro, sufren el estrés de la mudanza.

¿Cómo puedes prepararlas y protegerlas? Sigue estos consejos para tu mudanza con plantas para que la tarea obtenga el ¡cien por cien de éxito!

Preparar tus plantas antes del día de la mudanza

Para trasladar tus plantas en las mejores condiciones posibles, tendrás que organizarte bien y anticiparte a sus reacciones al estrés y a la época del traslado, cuidándolas con esmero.

El mejor momento para trasladar tus plantas

Si puedes elegir la fecha en que te cambias de casa y tienes muchas plantas delicadas para mudar, te recomiendo que prestes atención a las estaciones, prefiriendo los periodos más favorables para el traslado de tus plantas.

Por regla general, el invierno es mejor para trasladar plantas de jardín (exterior), mientras que la primavera y el verano son mejores para trasladar plantas de interior.

¿Cómo debes cuidar tus plantas antes de la mudanza?

Según la temporada, es aconsejable que podes tus plantas para evitar que los tallos se rompan durante el traslado. En principio, la temporada de poda de las plantas es entre marzo y septiembre. Lo ideal es podarlas unas semanas antes del gran día.

También es recomendable enriquecer la tierra de la maceta, puedes hacerlo regándola con abono natural que contenga oligoelementos.

Para evitar el riesgo de que tus cajas se mojen (y tambien de que sean demasiado pesadas), evita regarlas en exceso, dales el agua suficiente para mantenerlas bien hidratadas pero evita exagerar de modo que el sustrato pese menos.

Elige qué plantas vas a trasladar

Hay ciertas plantas que no aguantarán la mudanza, por lo cual es mejor evitar su traslado, incluso si eso significa tener que desprenderse de ellas. Todo el movimiento y el cambio de ambiente puede ser perjudicial para su crecimiento y desarrollo. En algunos casos, es mejor dejarlas al cuidado de un amigo o vecino que las quiera tanto como tú.

Por ejemplo, un Ficus Robusta no durará si decides transportarlo. Además, esta planta verde no soporta que la muevan del lugar al que se ha acostumbrado y que ha tardado en apreciar.

Otro dato importante es que no debes mover un rosal con sus hojas. Lo ideal es esperar a que las hojas hayan caído, es decir, no antes de noviembre. Entonces tendrás hasta marzo para trasladar tu rosal sin sus hojas.

¿Cómo proteges tus plantas cuando te mudas?

embalar las plantas para mudanza

La solución es preparar el material de almacenamiento y embalaje adecuado para proteger tus queridas plantas. No olvides que son seres vivos que requieren una atención especial.

En efecto, tus plantas tendrán que soportar los cambios de temperatura y las corrientes de aire. Por lo tanto, tendrás que tener cuidado de protegerlas durante su viaje.

Prepara cajas de mudanza adecuadas, según el tamaño de las plantas y ten a mano plástico de burbuja, papel periódico, cartones de huevo y bolsas plásticas para el momento de embalarlas.

  1. Una buena idea para evitar vuelcos del sustrato, en envolver la maceta en una bolsa plástica y atarla en la base de la planta, de modo que evitemos que se caiga la tierra.
  2. Coloca las macetas más pequeñas en una de las cajas. Para ayudar a tus plantas a soportar los golpes del transporte, te aconsejamos que utilices papel de burbujas, periódicos o revistas para amortiguarlas durante el transporte. Deben permanecer siempre en posición vertical.
  3. Para mayor seguridad, utiliza una cubierta de invierno para envolver el follaje de tus plantas en varias capas. Esta cubierta protectora les ayudará a soportar los cambios de temperatura y corrientes de aire. Si no tienes esta cubierta, podrías utilizar plástico de burbuja para el mismo efecto.
  4. Si vas a trasladarlas tú, lo mejor es dejar las cajas abiertas, pero si las cierras por lo que sea, deberías hacer pequeños agujeros en las cajas y bolsas de cartón para ventilar tus plantas y que no se asfixien.
  5. Por último, asegúrate de que las cajas están marcadas como “frágiles” para llamar la atención de los transportistas.

Ahora llega el momento más delicado y peligroso para tus plantas: el transporte.

El secreto para transportar bien tus plantas: Mételas en el camión de mudanzas en último lugar. De este modo, en cuanto llegues a la dirección de entrega, podrás liberarlas de su embalaje lo antes posible y dejar que vuelvan a ver la luz.

¿Cómo cuidas tus plantas después de la mudanza?

Es esencial que tomes las precauciones necesarias para salvar tus plantas y adaptarlas al nuevo lugar donde vivirán a partir de ahora. Tendrán que acostumbrarse a un nuevo entorno y necesitarán de toda tu atención.

  1. En cuanto tus plantas hayan cruzado el umbral de su nuevo hogar, debes darles aire inmediatamente. Como se les ha privado de luz y sol durante el almacenamiento, debes sacarlas de sus bolsas y cajas de transporte lo antes posible.
  2. Como antes de la mudanza, riega tus plantas verdes con abono natural.
  3. Para tus plantas de interior, es recomendable que rocíes suavemente las hojas en cuanto las desembales. Después, debes encontrar el lugar ideal en relación con la luz.
  4. A medida que pasen los días, deberías vigilarlas de cerca. Es posible que algunas de ellas pierdan algunas hojas, pero si comienzan a amarillear en exceso, habrá que preocuparse y actuar en consecuencia.
  5. Deja que tus plantas se aclimaten a su nueva ubicación, para ver cómo reaccionan y encontrar soluciones adecuadas (poda, trasplante) según su evolución.

Si sigues estos consejos a la hora de preparar las plantas para la mudanza, seguramente habrán llegado a tu nuevo hogar en excelentes condiciones y sufriendo muy poco estrés.

Suscríbete a mi Newsletter

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Scroll to Top