¿Sabías que hacer compost casero solo te toma una hora a la semana?
Home | Huerta | Rotación de Cultivos en la huerta: Técnica fácil
rotación de cultivos

Rotación de Cultivos en la huerta: Técnica fácil

No necesitas ser un agricultor experto para utilizar la práctica milenaria de la rotación de cultivos, de hecho, para cultivar una huerta en casa, el proceso es de vital importancia para la salud y la productividad de nuestras plantas.

Desde la prevención de enfermedades hasta el equilibrio en los nutrientes, los beneficios de la rotación de cultivos hacen que valga la pena una planificación adicional de la huerta. En la nota de hoy, vamos a hablar de una técnica fácil de planear una rotación de las plantas de la huerta de sólo cuatro pasos, que puede llevarse a cabo en cualquier tipo de huerta casera, sin importar el tamaño.

Razones para la rotación de cultivos

Entre las ventajas de la rotación de cultivos, encontramos las siguientes:

  • Prevención de enfermedades:
    La razón principal para rotar los cultivos es prevenir la propagación de enfermedades en nuestras plantas. Con el tiempo, los organismos patógenos pueden acumularse, lo cual resulta en un eventual fracaso de la cosecha. La rotación del Cultivo mantiene estos organismos bajo control.
  • Control de insectos:
    Esta técnica también ayuda a reducir las infestaciones de insectos.
  • Equilibrio de nutrientes:
    Los diferentes tipos de plantas requieren diferentes tipos de nutrientes. Rotando las plantas, evitamos que el suelo se agote de nutrientes y podemos planear mejor las enmiendas necesarias para que la huerta tenga una alimentación equilibrada.
  • Mejora de nutrientes:
    Algunas plantas de hecho realmente mejoran el suelo, por lo que rotarlas y moverlas a través del jardín puede producir el acondicionamiento orgánico del sustrato de una forma fácil y gratis

Principios básicos de la rotación de cultivos en la huerta

En pocas palabras:

La rotación de cultivos implica dividir la Huerta en secciones y sembrar una familia diferente de plantas en cada sección, cada año. Un programa sistemático de rotación, garantiza que cada sección o división de la huerta reciba a cada familia de plantas.

La gran mayoría de los sistemas de rotación tienen al menos cuatro divisiones o secciones con cuatro grupos de plantas rotatorias.

 

Consejo: Mas allá del ejemplo que verás más adelante en la nota, tú puedes desarrollar tu propio sistema de rotación de cultivos basado en las verduras que te gusta cultivar, por ejemplo, si te gusta la cebolla, puedes dedicar una sección entera de tu sistema de rotación solo las variedades de cebolla. O si lo que te gusta cultivar son solo tomates, pepinos y zanahorias, puedes rotar esos tres. La idea principal es que siempre mantengas las cosas en movimiento.

 

Técnica Fácil: El sistema de cuatro pasos

Si somos nuevos en esto de cultivar nuestra propia una huerta en casa, este sistema simple de cuatro pasos sólo requiere que comprendamos, básicamente, que parte de la planta vamos a comer y en base a esto, armar los diferentes grupos. Comenzaremos por dividir la Huerta en cuatro grupos simples:

Grupo #1 – Plantas cultivadas para consumir las hojas o las flores, tales como:

  • Lechuga
  • Brócoli
  • Repollo
  • Espinaca
  • Coles de Bruselas

Grupo #2: Plantas destinadas a consumir sus frutos, tales como:

  • Tomates
  • Pimientos
  • Berenjena
  • Calabazas
  • Maíz
  • Pepino
  • Patatas

Grupo #3: Plantas cultivadas para consumir sus raíces, como:

  • Zanahorias
  • Nabos
  • Cebollas
  • Remolacha
  • Rabanito

Grupo #4: Todas las leguminosas que alimentan el suelo, tales como:

  • Frijoles
  • Chícharos
  • Cacahuetes
  • Cultivos de cobertura (como alfalfa o trébol)

 

Nota: Las legumbres suelen ser llamadas plantas de “fijación de nitrógeno”.  Tienen nódulos a lo largo de sus raíces, con bacterias especializadas llamadas rizobios, que les permiten absorber el nitrógeno del aire y liberarlo luego en el suelo.

 

Ejemplo de un plan de rotación de cultivos

técnica de rotación de cultivos

 

Consejos para una rotación exitosa de los cultivos

  1. Incluso en las huertas pequeñas podemos armar estas cuatro secciones, las mismas pueden ser simplemente divisiones en la cama de siembra, aunque cabe destacar que en huertas más pequeñas, es más difícil evitar que las enfermedades se extiendan de una sección a otra.
  2. Las patatas o papas y los tomates están agrupados debido que son susceptibles a las mismas enfermedades. De todos modos, si tienes problemas con plagas tempranas, puede que necesites separarlos y no sembrarlos juntos.
  3. Dado que las legumbres agregan nitrógeno al suelo, usualmente son seguidas en la rotación, por los cultivos frondosos que aman el nitrógeno, lo que reduce la necesidad de fertilizantes adicionales.
  4. Los cultivos de raíz descomponen y airean el suelo, por lo cual es ideal que se han seguidos por las leguminosas que gustan de un suelo suelto.
  5. Algunas verduras tales como la lechuga, los pepinos, los melones y las calabazas, no son tan susceptibles a las enfermedades y pueden sembrarse prácticamente cualquier lugar donde haya espacio, pero la verdad es que a menudo es mejor y más fácil planificar la siembra para rotar todos los cultivos.

Volviéndonos expertos

Existen casi tantos sistemas de rotación de cultivos ¡como jardineros! Si ya has dominado estos conceptos básicos y deseas avanzar con tus técnicas, el siguiente paso será agrupar las plantas de acuerdo con su familia botánica, lo que nos dará grupos más específicos y más secciones en nuestra huerta para poder realizar la rotación.
Aquí tienes una lista de algunas de las familias de plantas en la horticultura:

  • Chenopodiaceae: remolacha, acelga, espinaca
  • Compositae: alcachofa, escarola, lechuga
  • Convolvulaceae: patatas dulces
  • Crucifera: brócoli, coliflor, repollo, nabos, rúcula y rutabaga
  • Cucurbitáceas: pepinos, calabaza, zapallitos, melones
  • Gramineae: maíz
  • Leguminosae: frijoles, guisantes
  • Liliaceae: cebollas, puerros, chalotes
  • Malvaceae: okra
  • Solanaceae: tomates, patatas, berenjenas, pimientos
  • Umbelliferae: zanahorias, apio, hinojo

 

Consejo: En la medida que puedas intenta dedicar al menos una sección cada año a sembrar una cosecha de ”abono verde”, este puede ser, por ejemplo, alfalfa o trébol, los puedes cultivar solo en el suelo o mezclándolos con abundante materia orgánica, esta práctica no sólo alimentará nuevamente sustrato, sino que permitirá que el suelo descanse para una nueva cosecha del año siguiente.

 

Como habrás podido ver, practicar la rotación de cultivos en la huerta no es tan difícil como imaginabas, al menos para comenzar, ya tienes una técnica sencilla con la cual es muy fácil reconocer que verdura u hortaliza va en cada grupo.

Opt In Image

¿Quieres tener plantas sanas cada temporada?

Aprende cómo con mi "Guía Definitiva Para Hacer Compost Y Humus de Lombriz"

No necesitas ser un agricultor experto para utilizar la práctica milenaria de la rotación de cultivos, de hecho, para cultivar una huerta en casa, el proceso es de vital importancia para la salud y la productividad de nuestras plantas. Desde la prevención de enfermedades hasta el equilibrio en los nutrientes, los beneficios de la rotación de cultivos hacen que valga la pena una planificación adicional de la huerta. En la nota de hoy, vamos a hablar de una técnica fácil de planear una rotación de las plantas de la huerta de sólo cuatro pasos, que puede llevarse a cabo en…

Resumen de Reseña

Resumen : ¿Te ha parecido útil la explicación y la técnica básica para la rotación de cultivos en la huerta en casa? Danos tus estrellas!

Valoraciónes : 4.25 ( 3 votos)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*