¿Puedo trasplantar una dracena en otoño?

Pregunta de Ana: Creo que mi dracena (Dracaena spp.) ha duplicado su tamaño durante el verano y la maceta parece muy pequeña para una planta tan grande. ¿Pero puedo replantar en otoño o tendría que esperar hasta la primavera?

¿Puedo trasplantar una dracena en otoño

¿Puedo trasplantar una dracena en otoño?: “SI, puedes”. No hay una temporada específica para trasplantar una dracena que vive como planta de interior; puede hacerse en primavera, verano u otoño, siempre que la planta esté creciendo.

Y como tu planta ha crecido tanto, tiene sentido trasplantarla antes de que empiece a sufrir por tener sus raíces, que habrán crecido en proporción a su follaje, confinadas durante demasiado tiempo en una maceta que se ha quedado pequeña. 

Cómo trasplantar una dracena en 10 pasos

  1. Elige una maceta que sea unos 5 cm más grande que la anterior (para plantas pequeñas y medianas) o 10 cm más grande (para plantas grandes). Debe tener uno o más agujeros de drenaje.
  2. Primero, prepara la tierra para macetas que vas a utilizar, humedeciéndola para que sea fácil de manejar. Suele ser útil incorporar micorrizas, (hongos beneficiosos), a menos que el suelo que utilices ya los contenga. 
Filtro de café en el fondo de una maceta
Cubre el fondo del recipiente con papel.

  1. Cubre el orificio o los orificios de drenaje con un trozo de papel de periódico o una toalla de papel o un filtro de café para evitar que la tierra se salga al regar
Golpear con la mano una maceta para liberar la planta
Saca la planta de la maceta.

  1. Para sacar la planta de su maceta, inviértela sujetando el tallo entre los dedos y golpea firmemente el fondo de la maceta. Esto debería liberar el cepellón.
    A continuación, tira del bote para retirarlo. Si la planta no se mueve, prueba a pasar un cuchillo entre la tierra y la maceta. A veces tendrás que romper la maceta para quitarla.
Dracaena con muchas raíces envolventes
Retira las raíces que rodean la maceta. Las dracenas suelen producir muchas de ellas.

  1. Ahora estudia la raíz, podando las que parezcan muertas o podridas, así como las que envuelvan la maceta.
     
  2. Con un palillo o una cuchara, deja caer un tercio de la tierra vieja entre las raíces. Asegúrate de retirar la tierra superior: es ahí donde, con el tiempo, se acumula el exceso de sales minerales, que pueden ser tóxicas para la planta.
  3. Añade tierra húmeda en el fondo de la nueva maceta para que el cepellón esté nivelado (unos 2,5 cm más bajo que el borde).
El cepellón se replantó en una nueva maceta.
Rellena los espacios vacíos con tierra para macetas.

  1. Centra el cepellón en la maceta y rellena alrededor con tierra para macetas, utilizando de nuevo el palillo o la cuchara para empujar la tierra a través de las raíces. 
  2. Empaca bien.
  3. Riega.

¡Y ahí lo tienes! Como ves no es nada dificil trasplantar una dracena o cualquier otra planta de interior que lo necesite.

Ultima recomendación: Aleja la planta de la luz directa del sol durante dos o tres días, si es necesario, y luego devuélvela a su ubicación habitual. ¡Nada puede ser más fácil!

¿Puedo trasplantar mi dracena en otoño?

Suscríbete a mi Newsletter

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Ir arriba