Cómo elegir una casita de madera para niños

No hay nada que dé más felicidad que ver a un niño feliz jugando al aire libre y proporcionarles un espacio de diversión como una casita de madera hará que esa felicidad sea más fácil de conseguir. Pero... ¿Cómo elegirla? Pues, sigue leyendo para descubrirlo



Una casita de madera para niños es un “juguete” que hará la alegría de cualquier niño al que se le regale.

Se convertirá en su castillo de hadas, el lugar donde podrá divertirse con sus amigos, pero sin alejarse del jardín de la casa.  Incluso los padres se alegrarán al ver a sus hijos jugar al aire libre, lejos de las pantallas de los ordenadores y de la televisión.

Las casitas de madera infantiles están disponibles en muchas variantes, que pueden ser más o menos grandes.


¿Por qué elegir la madera en las casitas para niños?

Las casitas para niños pueden ser de diversos materiales: plástico, resina o madera.

Las versiones de madera son objetivamente la mejor solución, para aquellos que buscan algo bonito, tanto en términos de estética como de impacto visual. Existen tanto las de madera para niños elevadas como las que tienen la base que se apoya directamente en el suelo.

De hecho, estas casas se colocan en jardines y la madera permite camuflar la estructura entre los árboles y la vegetación. Además, es un material cálido y acogedor que dura mucho tiempo.

Con el fin de permanecer intacto durante muchos años, sin embargo, necesita un poco de “mantenimiento”, para reparar cualquier daño o restaurar la impermeabilidad. Pero la mayor ventaja que ofrecen las casas de madera es la posibilidad de personalizarlas a tu gusto, pasando a cambiar el color, o añadiendo accesorios, que se pueden fijar con ganchos, en su estructura.

La madera tiene un coste más elevado que el plástico, pero merece la pena.


Cómo elegir una casita de madera para niños

Cuando vayas a elegir el modelo de casita de madera para niños para tu hijo, recuerda comprobar algunas de sus características.

En primer lugar, el tamaño, el número de ventanas, pero sobre todo la calidad de la madera. Los accesorios, si los hay, marcarán la diferencia a la hora de hacer la elección final. Tu hijo te dirá cómo elegir, desde el punto de vista del estilo y el diseño.

1. Dimensiones


En cuanto al tamaño, las casitas de madera para niños ofrecen una amplia gama de posibilidades.

Las hay pequeñas, grandes y muy grandes, pero la elección correcta estará condicionada por el espacio del que dispongas para colocarlo.

A la hora de elegir tu casa de juegos, ten en cuenta cuántos niños van a jugar dentro de ella y, por tanto, qué tamaño les permitirá moverse con facilidad y sin correr el riesgo de hacerse daño.

También te recuerdo que una casa de juegos más grande puede ser utilizada por el niño, incluso cuando sea un poco mayor. O también por ti, cuando ya deje de usarla, adaptándola como una espacio para guardar tus herramientas y materiales de jardinería

casa de madera infantil grande

2. Número de ventanas


Para que sea lo más parecida posible a una casa real, la casa de juegos debe tener ventanas.

Éstas dejarán entrar la luz y le permitirán al niño mirar al exterior y jugar con sus amigos. Al mismo tiempo, podrás ir a ver cómo está, pero sin ir a violar su espacio privado, donde “sólo se permiten niños” 😊

3. Calidad de la madera


La estructura de una casita de madera para niños debe ser resistente, tanto a los agentes atmosféricos como al paso del tiempo.

Esto significa que, a la hora de realizar la compra, incluso si se va a adquirir un objeto cuya finalidad es puramente recreativa, no se debe tomar la elección a la ligera. Confía sólo en empresas de probada fiabilidad, que ofrecen garantías en el ámbito de las construcciones de madera. La construcción de casas de madera, sea cual sea su tamaño, requiere el cumplimiento de técnicas de construcción específicas para evitar que la madera se pudra prematuramente.

Elige una hecha con madera de calidad, evitando las que son demasiado baratas, y recurriendo a algo que sea el término medio adecuado en cuanto a la relación calidad-precio.

Averigua el mantenimiento que hay que hacer y el tipo de tratamiento al que se ha sometido la madera. Cuando estés absolutamente seguro o segura de que se han respetado todas las normas, podrás comprar la casita de madera para niños que prefieras.

Hay maderas que son fáciles de tratar, de pintar, que combinan una belleza que te dejará sin palabras. Existen índices de resistencia de la madera a los que se puede recurrir.

4. Accesorios para una casa de juegos


 

casa de madera con tobogan y hamaca

Para completar la estructura de la casita de madera para niños necesitarás accesorios.

Los toboganes y columpios serán los que más apreciará tu hijo y le permitirán tener, en el jardín de casa, todos los juegos que encontraría yendo al parque. Las casitas más estéticas son las que tienen un pequeño porche justo delante de la puerta, desde el que el niño puede bajar por las escaleras o el tobogán.

En esta “terracita” puedes colocar una mesa con una silla, donde tu hijo podrá hacer sus deberes en los días soleados, o sentarse a merendar contigo o con sus amigos. Además de estos que comento, hay también otro tipo de accesorios, como campanas y persianas para cerrar las ventanas.

Crear una zona de juegos en el jardín00_0012_estacion de juegos

5. ¿Es mejor tener una pila o una casa en el suelo?


casita de madera para niños con terracita y pilotes

Quizá te preguntes si es mejor equipar la casita de madera para niños de tu hijo con pilotes o si es mejor prescindir de ellos y optar por una versión que se apoye directamente en el suelo.

La primera solución es sin duda la mejor opción, porque te permitirá aislar la estructura de la humedad que pueda filtrarse a través del suelo. Sin embargo, estas tienen un coste mayor.

Si, por el contrario, eliges una versión que se apoya en el suelo, tendrás que ser un poco más cuidadoso con su mantenimiento para que dure más tiempo.

6. Tipos de madera


Una casita de madera para niños puede estar hecha de varios tipos de materiales. La madera de pino, la de cedro y la madera contrachapada son las más utilizadas.

Madera de pino

La madera de pino es la opción preferida por quienes se dedican a construir casitas de madera para niños.

En efecto, es un material muy adecuado para construir estructuras exteriores. Sin embargo, desgraciadamente necesita mucho mantenimiento y necesita ser tratado, ya que el pino es un tipo de madera especialmente susceptible al deterioro y a la acción de los insectos.

Como proteger la madera en exterioresProteger la madera

De todas maneras, entre sus puntos positivos está su capacidad de absorción, que la convierte en una paleta para los colores que tú y tu hijo quieran darle. Así podrás personalizarla sin tener que pasar por capas y capas de pintura.

Cedro

La madera de cedro es un material que se puede utilizar en la construcción de una casita de madera para niños.

Entre las ventajas que ofrece está su extrema resistencia, lo que te permitirá utilizarla tranquilamente, sin tener que preocuparte de hacer un mantenimiento continuo para alejar los insectos y la podredumbre. Por lo tanto, esta madera no necesita ser tratada.

No es susceptible de cambios de volumen, con cambios de temperatura o humedad. Sin embargo, todas estas ventajas tienen un coste mayor que la madera de pino.

Madera contrachapada

La madera contrachapada es la solución más barata para la construcción de una casa de madera.

El contrachapado se compone de varias capas de madera, encoladas de tal manera que es resistente a la deformación, el agrietamiento y la torsión.

Pero, por desgracia, no es un material que soporte bien la humedad y, de hecho, su estructura, muy porosa, debe mantenerse alejada del agua. Por lo tanto, tendrás que cubrir la casa de juegos en caso de lluvia o nieve.


El mantenimiento de la casita de madera para niños

El correcto mantenimiento y limpieza de una casita de madera para niños, te permitirá tenerla a tu disposición durante muchos años.

Al menos una vez al año debes revisar la casita de juegos, especialmente los accesorios como toboganes y columpios, para asegurarte de que todos los pernos y tornillos siguen firmemente sujetos.

En el caso de los pilotes, comprueba que los postes están firmes y que el terreno no ha sufrido desprendimientos de ningún tipo.

A continuación, según el tipo de madera, hay que tratar la estructura de madera con productos de impregnación, que mantendrán alejados a los insectos y la humedad, que son los principales enemigos de la madera.

Para limpiar la suciedad acumulada puedes utilizar una solución hecha con líquido lavavajillas y 1 litro de agua, que frotarás por toda la estructura con un cepillo de cerdas suaves.


Los distintos modelos de casita de madera para niños

Incluso los niños tienen una amplia oferta de casas de madera, nada menos que la que encontraría un adulto que quisiera construir una casa de madera.

Algunas de estas casas, por ejemplo, están construidas sobre pilotes, por lo que quedan ligeramente más altas que la superficie donde se asienta.
Otras son verdaderas casitas, con ventanas y camas en su interior; o las hay más sencillas que sirven sólo como parque infantil, con toboganes y otros accesorios que permiten a los niños desarrollar su imaginación.

Teniendo el espacio necesario, y no hace falta mucho, regalar a tu hijo una casita de madera le ofrecerá una forma segura y divertida de estar al aire libre y socializar sin correr los riesgos que supondría estar en la calle sin ninguna protección.

modelos de casitas infantiles-01 modelos de casitas infantiles-02 modelos de casitas infantiles-03


 

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Notas Relacionadas

Botón volver arriba