Cómo sembrar al aire libre (en hilera, hoyos o al voleo)

Sembrar tus propias plantas da una satisfacción increíble cuando crecen bien, por eso, hacerlo correctamente desde el principio asegura tu tasa de éxito. Aprendamos juntos como sembrar al aire libre con diferentes técnicas para cada tipo de planta...


ficha practica
Principiantes Principiantes
Varias Semanas Varias Semanas

¿Sembrar en plena tierra o a cubierto? ¿En hileras o en hoyos? La buena realización de la siembra es la primera garantía de un cultivo exitoso, y eso no se improvisa.

He aquí los diferentes métodos, según la planta, para sembrar al aire libre.

1 ¿Siembra en el lugar o a cubierto?

➾ Siembra a cubierto


La siembra a cubierto, es decir, en un vivero o mini-invernadero, es una técnica adaptada a todas las plantas de crecimiento lento o que no son totalmente resistentes (temen el frío).

Esta técnica requiere un trasplante posterior. Sin embargo, ofrece cierta flexibilidad, el trasplante puede esperar ya que las plantas están protegidas.

Entre las hortalizas que deben sembrarse a cubierto están: el apio de rama y el nabo, la escarola y la escarola rizada, el brócoli, las coles de Bruselas, la coliflor, el repollo, el colinabo, el hinojo, la lechuga de primavera y de verano, el puerro, la lechuga romana, etc.

Entre las flores que se pueden sembrar a cubierto están: milenrama, amaranto, columbina, manzanilla, celosía, datura, dedalera, alhelí, gypsophila, impatiens, juliana, cochia, nomeolvides, clavel, margarita, amapola, pensamiento, malva, salvia, tabaco ornamental, violeta…

➾ Siembra en el lugar


Sembrar en el lugar significa sembrar en el exterior sin protección. Esta técnica sólo debe utilizarse para las plantas robustas que crecen rápidamente y son resistentes al frío

La ventaja es que la planta crece directamente en el lugar elegido, no es necesario planificar un trasplante.

Entre las hortalizas que se sembrarán en su lugar están: remolacha, zanahoria, perifollo, achicoria, escarola, espinacas, judías, canónigos, nabo, cebolla, acedera, perejil, diente de león, guisantes, rábano, salsifí, tomillo…

Entre las flores que se sembrarán en su lugar están: sanguinaria, alyssum fragante, lirio de día, capuchina, crisantemo, amapola, cosmos, godétia, siempreviva, lino, malope, nemophilia, espuela de caballero, guisante de olor, verdolaga, caléndula, girasol

 

2 Sembrar al aire libre: Preparar el suelo

La siembra al aire libre se realiza desde marzo hasta principios de septiembre (H.Sur: septiembre a marzo). La preparación de la tierra es esencial para el éxito de tus plántulas.

preparar-el-terreno-para-la-siembra

  • Comienza por arar el suelo con una horquilla o un rotocultor, según el tamaño del terreno.
  • Elimina las raíces, las piedras y las malas hierbas (retira bien las raíces).
  • Fertiliza tu suelo durante esta operación.
  • Raspa la tierra con un gancho de jardín para eliminar las últimas piedras y aflojar la tierra.
  • Desmenuza los terrones con una espátula.
  • Termina rastrillando la tierra para igualarla.
  • Para facilitar el trabajo, opta por un huerto cuadrado, que es rápido y fácil de instalar.

 

3 Sembrar las semillas

Existen diferentes métodos de siembra para colocar las semillas en el terreno. El usar una u otra técnica dependerá de que cuáles son las semillas que estas sembrando.

La mayoría de las veces se opta por la siembra en hilera, pero a veces, como en el caso de un césped o un macizo floral, es mejor usar la siembra al voleo, y si estamos cultivando calabazas, por ejemplo, cuya semillas es bastante grande, se usa la siembra en hoyos.

Veamos el paso a paso de cada una de estas técnicas

 

3a Siembra en hilera

La siembra en hileras es adecuada para las variedades de hortalizas.

sembrar-en-hilera

  • Extiende una línea a lo largo de la parcela o del bancal en el caso de un huerto cuadrado.
  • Siguiendo la línea, traza surcos con la punta de la azada, cuya profundidad se adaptará a la semilla sembrada (entre 0,5 y 3 cm).
  • La separación entre surcos también es variable (entre 10 y 50 cm según las plantas).
  • Coloca las semillas uniformemente en el fondo del surco con la ayuda de una sembradora.
  • Cubre el surco ligeramente con un rastrillo (puedes cubrirlo con tierra especial para siembra o tierra mezclada con arena).
  • Compacta ligeramente con la parte posterior del rastrillo.
  • Riega ligeramente con un pulverizador o un rociador de jardín (según el tamaño de tu plantación).

 

3b Siembra en hoyos

siembra-en-hoyos-o-a-golpe

La siembra en hoyos se diferencia de la siembra en hileras en la forma de colocar las semillas en el suelo. Esta técnica se utiliza principalmente para las semillas grandes (calabaza, melones, calabazas, judías, capuchinas…) que se colocan en el surco en un pequeño montón.

  • Estira una línea y dibuja un surco siguiendo esta guía.
  • Coloca pequeños montones de 3 a 5 semillas espaciadas a la anchura de la planta madura.
  • Cubre el surco con tierra utilizando el rastrillo.
  • Compacta ligeramente con la parte trasera del rastrillo.
  • Riega copiosamente con una regadera.
  • Cuando aparezcan los brotes, quédate con los más fuertes.

Conviene saber: otra técnica para sembrar en hoyos es hacer agujeros a lo largo del surco y plantar de 3 a 5 semillas en estos agujeros antes de cubrirlos.

 

3c Siembra al voleo

La técnica al voleo consiste en extender las semillas lo más uniformemente posible sobre toda la superficie a sembrar.

El objetivo de esta tipo de siembra es obtener una densidad homogénea en una superficie determinada, lo que no es fácil, ni siquiera para un jardinero experimentado.

Antes, mezcla tus semillas con arena fina: al aumentar el volumen a sembrar, esto favorecerá la distribución regular de las semillas en toda la superficie. Si no tienes arena, puedes utilizar cenizas de madera o cuscús.

 

Está especialmente indicado para el jardín ornamental: céspedes, praderas de flores y también flores anuales que no trepan, sobre todo cuando se quieren obtener grandes matas de color con un aspecto natural.

En el huerto, la siembra a voleo se utiliza raramente, salvo para algunas plantas como el perejil y los canónigos. Pero si es adecuada para las variedades de flores y también para la hierba.

siembra-al-voleo

Nota: si se va a sembrar una superficie grande (césped, pradera), coloca la mezcla de semillas y arena en un recipiente y remuévela varias veces durante el proceso para obtener una siembra lo más uniforme posible.

Importante: para la siembra a voleo, es esencial elegir un día sin viento. Incluso un viento ligero no es recomendable.

Distribución en un área pequeña


  • Basta con tomar las semillas en la mano, con la palma abierta, y lanzarlas sobre la superficie a sembrar agitando la mano de derecha a izquierda.

Distribución en una zona amplia


  • Sujeta el recipiente con la mezcla de semillas y arena contra ti con una mano y esparce las semillas por el suelo con un amplio movimiento hacia delante del brazo (el movimiento tradicional de siembra).
  • Avanza en línea recta y mantén siempre el mismo ritmo: un paso, coge un puñado de semillas; otro paso, tira las semillas; un paso, un puñado y así sucesivamente…
  • Ve de un lado a otro en línea recta hasta que hayas sembrado todo el terreno.

Para el caso particular de la hierba, que requiere una homogeneidad lo más perfecta posible, marca franjas y siembra por franjas cruzando dos pasos.

Nota: en el caso de superficies muy extensas, sobre todo de céspedes grandes, puede ser preferible utilizar la siembra mecánica, una alternativa mecanizada a la siembra al voleo. Este tipo de siembra se realiza con una sembradora o esparcidora de manivela o de ruedas.

Finalizar la siembra

  • Rastrillar muy ligeramente para enterrar parcialmente las semillas.
  • Compacta ligeramente con el dorso del rastrillo, una tabla o con un rodillo, según la superficie sembrada.
  • Riega con una lluvia fina.
  • Elimina las malas hierbas a medida que aparecen.

 

4 Mantenimiento de los semilleros

💧 Riega regularmente para mantener la tierra húmeda. Sin embargo, hay que tener cuidado de no empapar el terreno.

🌱 Cuando aparezcan las primeras 3-4 hojas, aclara tu plantación eliminando los plantones atrofiados o mal colocados.

siembra-protegida

Si has optado por una siembra protegida, debes trasplantar las plántulas. Dependiendo del clima, podrás hacerlo directamente a su lugar definitivo o bien, repicarlas en macetas individuales para continuar protegiéndolas hasta que las temperaturas sean favorables.

En todos los casos, actúa con suavidad para no dañar las todavía frágiles plántulas.

 

Como hacer Esquejes Paso a Paso (todos los tipos) Esquejes de tallo

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Notas Relacionadas

Puede Interesarte...
Botón volver arriba