Todo lo que necesitas saber sobre los Árboles

Los árboles están entre los tipos de platas más importantes para el planeta tierra. Estos seres vivos no solo son capaces de reducir el CO2 en la atmósfera y los gases del efecto invernadero sino que también, su sistema radicular mejora la estructura y el drenaje del suelo, protegiendo así los ecosistemas y evitando inundaciones.

Pero los beneficios de estas plantas no terminan aquí, si quieres saber más puedes leer «la importancia de plantar Árboles«

Un solo árbol de tamaño grande puede fabricar el oxígeno que consumen en un día hasta cuatro personas.

Tipos de árboles y sus nombres


Aquí tienes todas las fichas de cuidados que he escrito sobre árboles. Utiliza el buscador para encontrar uno rápidamente.

Las características principales de los Arboles

Para que una planta se clasifique como un árbol, debe cumplir ciertas características:

  • Su altura debe superar los 2.5 metros, aunque algunas fuentes establecen este mínimo en 5 o 6 metros de longitud.
  • Su tallo debe ser leñoso o lignificado (producir madera.) y capaz de ramificarse.
  • Salvo contadas excepciones, tienen un tronco único, fuerte y grueso del que emergen las ramificaciones pero a una cierta altura. (si estas crecen desde la base, seguramente se trata de un arbusto)
  • El tronco debe tener una circunferencia de al menos 10 cm.
  • Cada año, producen ramificaciones secundarias nuevas.

En cuanto a las partes de un árbol, esta compuesto por raíz, tronco y copa o corona, dentro de la cual encontramos las ramas y las hojas.

  • Raíces: puede ser una raíz única o varias ramificadas, son por supuesto, el anclaje al suelo y mientras más alto sea el árbol, mas numerosas y extensas serán sus raíces.
  • Tronco: es el encargado de sostener todas la copa y está recubierto por una corteza, que varia en grosor y color según las especies. En su interior, si lo taláramos, veríamos en la madera unos círculos concéntricos denominados «anillos» que representan la edad del árbol ya que cada año se forma un nuevo anillo. Lee mas acerca de «interpretar los anillos de los árboles».
  • Copa o Corona: la copa o corona está formada por ramas y hojas, puede adoptar diferentes formas según las especies, suelen dividirse en tres: redondeada, extendida y vertical.
  • Ramas: Emergen del tronco pero a cierta altura, de ellas se emiten mas ramificaciones leñosas que contienen las yemas, de las que saldrán más ramitas, flores u hojas.
  • Hojas: Son las encargadas de realizar la fotosíntesis y nos ayudan a diferenciar las especies tanto a través de su forma como de su color. Se dividen en cuatro tipos: Acículas (ej.: Abeto), Escuamiformes (ej.: Ciprés), Pinnatifolios (ej.: Castaño de Indias) e indivisas y simples (ej.: Arce, Olmo).
  • Flores y Frutos: No están siempre presentes, por ejemplo en las coníferas, tenemos conos como órgano reproductor. Algunos árboles tienen flores completas, como los magnolios; otros, tienen flores incompletas, como los abedules.
Características de los arboles
Anatomía de un árbol

Clasificación de los Árboles

La clasificación mas general que podemos hacer es entre dos tipos de árboles: de hoja perenne, y de hoja caduca. Sin embargo, según otras características, como el tipo de hojas o sus frutos, tambien podemos clasificarlos en coníferas y frutales.

Árboles de hoja perenne

ÁrbolesLos árboles de hojas perennes son aquellos que mantienen su follaje durante todo el año y solo se limitan a renovar sus hojas de forma gradual, por lo cual, siempre los vemos verdes. Un ejemplo son las especies de coníferas, el Eucalipto o el Madroño, entre otros.

Lectura recomendada: Los más lindos árboles de hoja perenne

Árboles de hoja caduca

caduco Cuando hablamos de árboles de hoja caduca, no referimos a aquellas especies que pierden su follaje cuando se acerca el frío, mas precisamente en otoño. Entre los ejemplos, encontramos el Fresno, el Cerezo o el Álamo blanco, entre otros.

Lectura recomendada: Los más lindos árboles de hoja caduca

Coníferas

coniferasLas coníferas tambien pueden ser árboles o arbustos, aunque en esta web las encontrarás en otra sección. Tienen la particularidad de ser resinosos, contener sus semillas en conos (de ahí su nombre) y sus hojas se han modificado tomando forma de agujas.

Lectura recomendada: Sección «coníferas»

Árboles frutales

Arboles frutalesSe incluyen en la categoría de árboles frutales, aquellas especies cuyos frutos pueden ser consumidos. Esta no es una clasificación botánica sino mas bien, casera. Algunos ejemplos son los cítricos, como el limonero o el naranjo, pero tambien el manzano o el aguacate, entre otros.

Lectura recomendada: Todo lo que debes saber acerca de los árboles frutales

arboles para jardin

¿Cómo elegir árboles para jardín?

Si te preguntas como elegir árboles para jardín, esta nota te será de gran ayuda, ya que hace un recorrido por todas las variables que debemos considerar a la hora de hacer nuestra elección

Cuidados de los árboles en general

Es evidente que cada una de las especies tendrán sus propios requisitos de ubicación y cuidados, sin embargo, existen algunas pautas generales que casi siempre deben cumplirse.

1. Riega en profundidad, un árbol jóven necesita mucha agua.

Los ejemplares jóvenes necesitan mucho riego hasta que se establezcan. A medida que crezcan, riégalos profundamente para que las raíces absorban la humedad.

  • Cuando llueva poco, utiliza una manguera de remojo alrededor de la base del árbol o deja que el agua corra muy lentamente durante varias horas.
  • Si el suelo o el mantillo están alterados por el flujo de agua, reduce la presión a un hilo.

2. Agrega mantillo orgánico alrededor de la base del árbol.

El mantillo no sólo conserva la humedad y suprime las malas hierbas, sino que también mantiene el cortacésped y la bordeadora lo suficientemente lejos como para evitar daños en las plantas.

  • Utiliza material orgánico anual, como astillas o virutas de madera, en lugar de hierba recién cortada o serrín.
  • Extiéndelo alrededor de la base del árbol, empezando a 15 cm del tronco y manteniéndolo de 5 a 10 centímetros de grosor.

3. Evita la insolación durante el invierno

Esto puede dañar árboles jóvenes de corteza fina, sobre todo fresnos, tilos, arces, robles, sauces y frutales. Se producen en los días cálidos del invierno, cuando los rayos del sol activan las células latentes bajo la corteza. Cuando la temperatura baja por la noche, mata las células y daña el árbol.

  • Para evitar las quemaduras solares, envuelve los troncos de los árboles jóvenes con dos capas de papel de aluminio durante el invierno o utiliza cinta protectora suministrada (y vendida) para este fin.
Arboleda

4. Protege los troncos de animales dañinos

Los ratones, conejos y otros animales suelen alimentarse de la corteza de los árboles jóvenes durante el invierno.

  • Para disuadir de forma barata y eficaz, envuelve el tronco con una doble capa de papel de aluminio resistente a finales de otoño.
  • No olvides quitarlo en primavera.

5. Coloca una estaca o tutor para dar estabilidad

Un árbol recién trasplantado suele necesitar un soporte que le ayude a mantenerse erguido hasta que sus raíces puedan afianzarse.

  • Clava tres estacas en el suelo alrededor del árbol y sujeta el tronco a las estacas con cables de sujeción.
  • Parte por la mitad un trozo de manguera de jardín vieja o utiliza cámaras de aire desechables para amortiguar el contacto entre el árbol y los alambres.

7. Agrega abono a partir de la segunda temporada

Echar abono en el hoyo de plantación puede dañar la raíz de las especies jóvenes, así que dales una temporada para que se establezcan antes de empezar a fertilizarlos.

  • Fertiliza los árboles «adolescentes» con abono de liberación lenta específico para plantas arbustivas y árboles en primavera.
  • Haz agujeros en la tierra y llénalos de abono para asegurarte de que el abono va al árbol y no a la hierba circundante.

8. Practica la poda de formación o de mantenimiento.

Todos los árboles necesitan ser podados en mayor o menor medida. Esto incluyen tanto limpiar la madera muerta o enferma como hacer podas de formación. El mejor momento para hacerlo dependerá de las especies.

  • Las podas de formación comienzan nada mas al plantar, el objetivo es dar forma generalmente para que la copa se extienda en ancho y no en alto y promover la ramificación.
  • Las podas de mantenimiento se realizan una vez que los árboles se han establecido. Esto ayuda a preservar la forma, eliminar ramas muertas y fortalecer la salud del ejemplar.

A la hora de elegir un árbol para tu jardín, es importante que analices la ubicación que tendrá teniendo en cuenta las características de la especie que quieres, extensión de las raíces y la copa, tronco, altura, etc.

Mas consejos sobre el cuidado de los arboles

Scroll al inicio